TENDENCIAS.

Red Uno Bolivia.- Andrew Wardle, un hombre que nació sin pene, recurrió a la ciencia para que le fuera implantado un aparato biónico, sin embargo, al tener relaciones por primera vez, cayó en coma durante cinco días.

El británico, de 45 años, se sometió a una operación intensiva en el Hospital Universitario de Londres, que costó más de 65.000 de dólares y duró 10 horas, para que le fuera implantado un pene biónico, que después describió como “ridículamente grande”.

Según los médicos, la operación fue todo un éxito y seis semanas después Wardle pudo perder su virginidad con su novia Fedra. No obstante, después empezó a tener fiebre y vomitar, pero ni él ni su pareja se alarmaron, pensando que tenía un virus.

Te puede interesar:Romeo Santos y Julio Iglesias unen sus voces para cantarle al pene

Una semana después, Fedra encontró a su novio colapsado en el suelo y lo llevó al hospital, donde permaneció inconsciente durante cinco días.

Pero, no fue a causa del pene biónico, sino a un problema con la vesícula biliar explicaron los doctores al portal Mail Online.

Compártelo en redes sociales