TENDENCIAS.-

Red Uno Bolivia.- Para aquellos que aún no podían asimilarlo, el informe difícilmente podría haber sido más atemorizante: para 2040, dentro de 22 años, el mundo estará en graves problemas, según la experiencia incuestionable de los expertos de las Naciones Unidas. La escasez de alimentos, los incendios forestales y la muerte masiva de los arrecifes de coral son sólo algunos de los peligros.

Realizar un mínimo control sobre el calentamiento del planeta requiere una “transformación rápida de la civilización humana en una magnitud que nunca ha ocurrido antes”, informó The Washington Post.

Esa noticia fue la más destacada en la página principal del diario, al igual que lo fue en The New York Times. También se destacó en la televisión.

Pero esa información necesitará un énfasis permanente y duradero, tanto por parte de los medios de comunicación como del público, y así poder mantener un planeta habitable.

“Un recordatorio: todos los temas que estén relacionados con el cambio climático serán algo secundario”, escribió Philip Gourevitch, autor y redactor de The New Yorker.

The Washington Post citó a Erik Solheim, director ejecutivo del Programa de Medio Ambiente de Estados Unidos: “Es como una alarma de humo desgarradora y penetrante que se dispara en la cocina. Tenemos que apagar el fuego”.

Eso va a ir muy en contra de los medios que son propensos a la distracción. También del público que ya está cansado de las noticias.

En los tres debates presidenciales de Estados Unidos, previos a la elección a Trump, no se hizo ni una sola pregunta sobre el cambio climático. Tampoco se planteó en el debate vicepresidencial.

Desde su elección, el presidente Donald Trump le ha dado la espalda a los esfuerzos nacionales y mundiales para controlar el problema, esencialmente diciendo que va a suceder de todos modos. ¿Por qué molestarse en intentar detenerlo?

También le puede interesar: El ave que inspiró a la película “Río” ya no existe en el planeta

Compártelo en redes sociales