TENDENCIAS.

Red Uno Bolivia.- La supermodelo rusa Natalia Vodianova iluminó el estadio de Luzhniki y se robó miradas al presentar el trofeo de la Copa Mundial de la FIFA. Acompañada del legendario arquero español Iker Casillas, ingresó al campo de juego con el imponente cofre.

La rusa de 36 años, por su trayectoria profesional e historia de vida, fue nombrada embajadora de su ciudad natal para la Copa del Mundo, Nizhny Novgorod, ubicada al oeste de Rusia.

Su historia de vida también resultó interesante ya que se crió en la pobreza y se dedicó a vender frutas en la calle junto a su madre, quién tenía tres hijas a su cargo. Una de ellas, Oxana, con parálisis cerebral y autismo.

A los 15 años, Vodianova, con mucho esfuerzo, ingresó a la agencia de modelos de su ciudad y dos años después la empresa Viva Models de París se fijó en ella por su belleza natural.

Desde los 17 años trabajó junto a fotógrafos de renombre como Mario Testino, Annie Leibovitz y Steven Meisel, entre otros. Participó de incontables campañas fotográficas y fue tapa de portadas de exitosas revistas como Vaniti Fair y Cosmopólitan.

“Supernova”, como se la conoce en el ambiente, es ahora una súper modelo internacional y entre sus palmarés deportivos, además del Mundial de Rusia 2018, también figuran los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi 2014. También formó parte del evento Eurovisión 2009.

Te puede interesar: Mira las razones por las que no te puedes perder El Mundial Rusia 2018

“La gente de Rusia está muy emocionada por dar la bienvenida a la Copa Mundial de la FIFA. Me enorgullece representar a mi país hoy y saber el sueño que representa el Trofeo Original de la Copa Mundial de la FIFA”, reconoció Natalia Vodianova, quien está en pareja con Antoine Arnault, CEO de Berluti, desde el 2011 y tiene cinco hijos.

Red Uno desde este 14 de junio pasa a la historia por llevar por primera vez un evento de estas características en vivo y en directo con 32 partidos transmitidos en HD.

Compártelo en redes sociales