TENDENCIAS.

Red Uno Bolivia.- Si sufrimos de estrés por tener una señal lenta en el Internet o en el peor de los casos, cuando se nos va por completo la conexión, tendemos a culpar directamente a la compañía que suministra este servicio. Sin embargo, esta causante puede estar lejos de esta sospechas, ya que en algunas ocasiones son los objetos cotidianos que tenemos en casa, los culpables de que se obstaculice la señal de wifi.

Te puede interesar: WiFi: Tecnología cara y poco accesible en los aviones

Uno de ellos es el espejo o vidrios blindados, que causan una barrera de interferencia que te deja el Internet colgado. Es muy sencillo, la señal rebota al acercarse a este tipo de materiales.

“Funciona como escudo”, asegura la tecnológica. “Es posible que experimentes velocidades de red más lentas o una intensidad más baja de señal, o que directamente no puedas conectarte a tu red wifi”.

Por eso, si tienes espejos cerca del router o sueles usar una mesa de cristal espejo o de metal como escritorio de tu computadora, lo mejor es que cambies de estrategias y los retires.

Compártelo en redes sociales