TENDENCIAS.

Red Uno Bolivia.- El inusual caso sucedió en el Reino Unido, cuando una pareja perdió a su único hijo en un accidente de moto, pero la idea de ser abuelos los llevó a tomar la decisión de extraer su esperma y dar a luz a su nieto.

La historia levantó una fuerte polémica en la sociedad británica porque en el Reino Unido no está permitida la extracción de semen si no hay un consentimiento explícito del donante, lo que aquí no sucedió, lógicamente, porque el joven había muerto.

El destino del esperma fue la famosa clínica de fertilidad de La Joya, en California, del doctor David Smotrich, uno de los mayores especialistas del mundo en reproducción asistida. El propio doctor confirmó los hechos al portal de noticias Mail On Sunday.

Además, la pareja que supera los 50 años, congeló y transportó el semen hasta los Estados Unidos para proceder a un tratamiento de fertilidad eligiendo el sexo, ya que buscaban a un heredero varón. Algo que también está prohibido terminantemente en las islas.

Te puede interesar: Conoce la tocofobia un temor irracional al embarazo

Ahora, se enfrentan a una posible demanda por saltarse varias leyes británicas. No sólo ellos, sino todos los que participaron en la operación: desde el urólogo que extrajo el semen al hijo fallecido, hasta la empresa de transporte especializada en traslados médicos y quienes se encargaron de congelar el esperma hasta que fue exportado a Estados Unidos, pasando por los propios padres que no tenían autorización expresa de su hijo.

Lo cierto es que los abuelos buscaban un heredero a cualquier precio y lo consiguieron. El niño ya tiene hoy 3 años y vive felizmente en Inglaterra con sus padres-abuelos.

Compártelo en redes sociales