POLICIAL

Red Uno Bolivia.- La Fuerza Especial de la Lucha Contra el Crimen de Cotoca (FELCC), el Ministerio Público, la Gobernación de Santa Cruz realizaron un operativo conjunto en el que  intervinieron por segunda vez, un centro de rehabilitación de drogodependientes para mayores de 18 años, ubicado en la zona de Cotoca y Pailón, y donde se registró un insólito hallazgo que demostró las condiciones infrahumanas en las que se encontraban los internos. Red Uno Bolivia estuvo en el momento en exclusiva.

Internos encadenados en condiciones lamentables, e incluso una jaula para recluir a los que deben ser “castigados” son parte de los vejámenes que sufrían los internos del centro. El administrador y su esposa fueron detenidos por las autoridades.

Sin embargo, la realidad es muy diferente a lo que se espera de un centro de rehabilitación según lo que pudo evidenciar Red Uno, el lugar no cuenta con una infraestructura adecuada, que no los protegía del frío ni la lluvia, y aunque es una casa quinta, no tiene la capacidad para albergar a los 70 internos que incluyen a mujeres y hombres. Lo cual es una irregularidad ya que no deberían convivir personas de ambos sexo bajo esas condiciones, incluso una de las internas acusa al esposo de una de las cocineras de haberla abusado sexualmente.

Las condiciones en las que tienen a los internos son crueles, aun cuando los familiares aportan un monto que oscila entre 400 y 500 bolivianos los colchones se encuentran rotos y llenos de deshechos y la comida que reciben no es apta para el consumo humano. Red Uno constató que les dan a ingerir vitaminas para animales.

También le puede interesar: Operativo contra el microtráfico: Hallan marihuana en pleno paseo de El Prado

Compártelo en redes sociales