EN VIVO

08/10/2019 - 20:30

Salud y belleza

Advierten escenario epidémico por dengue en Argentina

El informe de la Situación Epidemiológica según la Fundación Mundo Sano, destaca la cifras oficiales sobre el crecimiento de la enfermedad en el país

Argentina

En 2017 y 2018 se manifestó una reducción significativa de los casos de dengue en todas las regiones. Ahora en las primeras 37 semanas de 2019, ha mostrado un repunte preocupante que debiera priorizar la agenda de salud de los países de la Región del Cono Sur.

Así de contundente es el informe “Dengue – Situación Epidemiológica en las Américas 2019” que la Fundación Mundo Sano elaboró luego de estudiar las cifras oficiales de los ministerios de Salud de la región, en coordinación con datos de la OMS.

El dengue es la arbovirosis con mayor frecuencia e impacto en la salud pública en el mundo y se estima que el 40% de la población mundial vive en zonas de riesgo de infección.

Desde Mundo Sano consideramos imprescindible comenzar a planificar las acciones de prevención y reducción de la carga ambiental de potenciales criaderos y control del mosquito. Y recomendamos reforzar las tareas de limpieza y control de patios y fondos de las casas, que suelen estar llenos de recipientes con huevos, que cuando empieza la temporada se transforman en criaderos”, destacaron a Infobae los responsables del contenido.

Según cifras oficiales, se producen alrededor de 90 millones de infecciones sintomáticas y 20.000 muertes por dengue cada año en más de 125 países endémicos. El responsable de la transmisión Aedes aegypti, un mosquito típicamente urbano presente en todos los países y territorios de las Américas, excepto Canadá y Chile continental. Como resultado de esta amplia dispersión se registra transmisión autóctona de dengue en la mayoría de los países.

Entre el 2010 y el 2017 se han registrado 12,72 millones de casos de dengue, lo que marcaba una clara tendencia a un aumento del número de casos de la enfermedad en las Américas.

A nivel de país, el 81,59% de los casos totales los notificó Brasil junto con el 62,99% de las muertes, en la región del Cono Sur, mientras que el 80,68% de los casos graves se produjeron en Honduras. Los 4 serotipos de dengue se han identificado en todas las regiones, siendo el serotipo 2 el que pareciera estar asociado con el aumento de casos graves y una mayor mortalidad.

Las provincias de Jujuy y Misiones registraron circulación de los serotipos 1 y 4, mientras que en el resto del país solo se identificó el serotipo 1. Si bien Aedes aegypti está presente todo el año en las provincias del centro y norte de Argentina, tiene una dinámica marcadamente estacional, aumentando sus índices de infestación entre los meses de octubre a mayo, coincidiendo con el período de circulación viral de dengue.

Es por ello, que ante el escenario de riesgo descrito anteriormente que se está registrando en Centroamérica, México y los Estados del Norte de Brasil, es imprescindible comenzar a planificar las acciones de prevención, reducción de la carga ambiental de potenciales criaderos y control del mosquito, así como establecer las pautas comunicacionales y mensajes dirigidos a la población a fin de lograr la mayor participación de la comunidad.

Se sabe que, a nivel global, más de 3.900 millones de personas en más de 140 países están en riesgo de contraer dengue y que la malaria causa 400 mil defunciones cada año, en especial en niños menores de cinco años, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

En 2017 y 2018 se manifestó una reducción significativa de los casos de dengue en todas las regiones. Ahora en las primeras 37 semanas de 2019, ha mostrado un repunte preocupante que debiera priorizar la agenda de salud de los países de la Región del Cono Sur.

Así de contundente es el informe “Dengue – Situación Epidemiológica en las Américas 2019” que la Fundación Mundo Sano elaboró luego de estudiar las cifras oficiales de los ministerios de Salud de la región, en coordinación con datos de la OMS.

El dengue es la arbovirosis con mayor frecuencia e impacto en la salud pública en el mundo y se estima que el 40% de la población mundial vive en zonas de riesgo de infección.

Desde Mundo Sano consideramos imprescindible comenzar a planificar las acciones de prevención y reducción de la carga ambiental de potenciales criaderos y control del mosquito. Y recomendamos reforzar las tareas de limpieza y control de patios y fondos de las casas, que suelen estar llenos de recipientes con huevos, que cuando empieza la temporada se transforman en criaderos”, destacaron a Infobae los responsables del contenido.

Según cifras oficiales, se producen alrededor de 90 millones de infecciones sintomáticas y 20.000 muertes por dengue cada año en más de 125 países endémicos. El responsable de la transmisión Aedes aegypti, un mosquito típicamente urbano presente en todos los países y territorios de las Américas, excepto Canadá y Chile continental. Como resultado de esta amplia dispersión se registra transmisión autóctona de dengue en la mayoría de los países.

Entre el 2010 y el 2017 se han registrado 12,72 millones de casos de dengue, lo que marcaba una clara tendencia a un aumento del número de casos de la enfermedad en las Américas.

A nivel de país, el 81,59% de los casos totales los notificó Brasil junto con el 62,99% de las muertes, en la región del Cono Sur, mientras que el 80,68% de los casos graves se produjeron en Honduras. Los 4 serotipos de dengue se han identificado en todas las regiones, siendo el serotipo 2 el que pareciera estar asociado con el aumento de casos graves y una mayor mortalidad.

Las provincias de Jujuy y Misiones registraron circulación de los serotipos 1 y 4, mientras que en el resto del país solo se identificó el serotipo 1. Si bien Aedes aegypti está presente todo el año en las provincias del centro y norte de Argentina, tiene una dinámica marcadamente estacional, aumentando sus índices de infestación entre los meses de octubre a mayo, coincidiendo con el período de circulación viral de dengue.

Es por ello, que ante el escenario de riesgo descrito anteriormente que se está registrando en Centroamérica, México y los Estados del Norte de Brasil, es imprescindible comenzar a planificar las acciones de prevención, reducción de la carga ambiental de potenciales criaderos y control del mosquito, así como establecer las pautas comunicacionales y mensajes dirigidos a la población a fin de lograr la mayor participación de la comunidad.

Se sabe que, a nivel global, más de 3.900 millones de personas en más de 140 países están en riesgo de contraer dengue y que la malaria causa 400 mil defunciones cada año, en especial en niños menores de cinco años, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).