Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

40.03

|

real

3.79

x

EN VIVO

07/02/2019 - 12:10

Economía

Bolivia recibe pocos ingresos por minería, a pesar de ser país productor

Bolivia registró ingresos en 2018 del continente asuiático por más de $2.300 millones, según las autoridades. Sin embargo, al Estado ingresa menos del 9%

Los minerales que se extraen de suelo boliviano llegan a más de 46 destinos en cuatro continentes, siendo los que más se comercializan el zinc, plata, estaño, plomo y oro. Sin embargo y a pesar de que hay buen mercado en EEUU, Japón y Corea del Sur, que generan el 54% de las transacciones, el Estado es el que menos se beneficia.

El exministro de ese sector, Dionisio Garzón, explicó que la no expansión a nuevos mercados es una de las causas para incrementar la producción minera. "Los inversores y compradores necesitan contar con políticas coherentes por parte del Estado para que se puedan abrir nuevas puertas", señaló.

Ya en noviembre de 2018, la venta de minerales al exterior había alcanzado los $3.693 millones, una de las cifras más elevadas que se había registrado en los últimos años, según el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

Empresas y mineros beneficiados

En relación a este tema, el expresidente de la  (Comibol), José Pimentel, señaló que el Estado solo recibe el 9% del valor exportado por concepto de regalías e impuestos. Quienes reciben mejores ganancias son los mineros y las empresas privadas.

El principal comprador de nuestros minerales sigue siendo Japón, que hasta noviembre de 2018 registró unos 407 millones de kilos adquiridos por un valor de $624 millones. Corea del Sur, por su parte, pagó $404 millones por la compra de 285 millones de kilos el año pasado.

“La gran frustración de la economía es que no se funde y no se industrializa. La mayor parte de la fundición y comercialización se realiza en el exterior”, señaló Pimentel, quien agregó que Bolivia, por ser un país exportador de materias primas, significa que los ingresos que le quedan a la nación no son los mejores.

En pocas palabras, el especialista hizo saber que para generar mayores ingresos se debe constituir una empresa minera estatal con capacidad de decisión y autonomía.

“Esta ausencia no le permite encarar proyectos autonómicamente sino está sujeta a la voluntad política de los actores mineros o los sectores sociales que finalmente no han posibilitado la industrialización de los minerales”, recalcó.

Del mismo modo. Pimentel dejó claro que la industrialización de minerales no surgirá como una idea del sector privado, puesto que estas tienen una relación con las empresas transnacionales por los negocios que manejan.

Por lo tanto una de las pocas posibilidades, según el especialista, es que el Estado conforme una empresa destinada también a la extracción y exportación de los principales minerales que se dan en Bolivia.