Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

56.12

|

real

4.08

x

EN VIVO

24/08/2019 - 16:47

Internacionales

El Amazonas muere lentamente a la vista de todos

El Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE) de Brasil ha detectado más de 76.620 focos en lo que va de año

La selva amazónica es nuestra casa natural y las llamas la están consumiendo, los pulmones que producen el 20% del oxígeno de nuestro planeta están pidiendo auxilio. Sin duda alguna se trata de una crisis internacional.

La intensidad diaria de incendios por encima de la media en algunas partes de la Amazonia durante las dos primeras semanas de agosto han terminado con miles de hectáreas. perdiéndose muchas especies de animales y aldeas o pueblos indígenas.

El Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE) de Brasil ha detectado más de 76.620 focos en lo que va de año, casi el doble que en el mismo periodo de 2018 (41.400), pero una cifra no tan alejada de los 70.625 registrados en 2016. “El número de incendios ha aumentado con respecto a los últimos años y está cerca del promedio a largo plazo”, explica Alberto Setzer, investigador del INPE. 

La NASA también es cautelosa. No es inusual ver incendios en Brasil en esta época del año, debido a las altas temperaturas y a la baja humedad. El tiempo dirá si este año es un récord o simplemente está dentro de los límites normales, tranquiliza la agencia espacial estadounidense en su web. En la imagen, una casa rodeada de tierra arrasada por los incendios cerca de Porto Velho (Brasil), el 23 de agosto.

Es importante aclarar, que en el momento que hay deforestación, es más factible que los puntos de incendios aumenten y sea más difícil acabar con ellos. Según los análisis efectuados se ha encontrado que el aumento en el número de incendios está relacionado con las deforestaciones que ocurrieron meses atrás. A estas alturas se cree que en lugar de buscar un culpable, se deben buscar soluciones, este tema es muy malo para la salud. No hay tiempo para buscar culpables .

La selva amazónica es nuestra casa natural y las llamas la están consumiendo, los pulmones que producen el 20% del oxígeno de nuestro planeta están pidiendo auxilio. Sin duda alguna se trata de una crisis internacional.

La intensidad diaria de incendios por encima de la media en algunas partes de la Amazonia durante las dos primeras semanas de agosto han terminado con miles de hectáreas. perdiéndose muchas especies de animales y aldeas o pueblos indígenas.

El Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE) de Brasil ha detectado más de 76.620 focos en lo que va de año, casi el doble que en el mismo periodo de 2018 (41.400), pero una cifra no tan alejada de los 70.625 registrados en 2016. “El número de incendios ha aumentado con respecto a los últimos años y está cerca del promedio a largo plazo”, explica Alberto Setzer, investigador del INPE. 

La NASA también es cautelosa. No es inusual ver incendios en Brasil en esta época del año, debido a las altas temperaturas y a la baja humedad. El tiempo dirá si este año es un récord o simplemente está dentro de los límites normales, tranquiliza la agencia espacial estadounidense en su web. En la imagen, una casa rodeada de tierra arrasada por los incendios cerca de Porto Velho (Brasil), el 23 de agosto.

Es importante aclarar, que en el momento que hay deforestación, es más factible que los puntos de incendios aumenten y sea más difícil acabar con ellos. Según los análisis efectuados se ha encontrado que el aumento en el número de incendios está relacionado con las deforestaciones que ocurrieron meses atrás. A estas alturas se cree que en lugar de buscar un culpable, se deben buscar soluciones, este tema es muy malo para la salud. No hay tiempo para buscar culpables .