Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

59.95

|

real

4.13

x

EN VIVO

04/12/2019 - 18:11

Deportes

Ex futbolista del Barcelona denunció racismo en el vestuario

Le exigían aprender catalán en lugar de español.

El ex futbolista Emmanuel Petit que paseó su futbol por el Barcelona FC, vivió algunas situaciones difíciles durante el año que estuvo en el equipo, en el  tiempo en que era dirigido por Llorenc Serra Ferrer y contaba con futbolistas de la talla de Josep Guardiola, Patrick Kluivert, Frank de Boer y Rivaldo, entre otros.

 “Llegué en un muy mal momento. Había una guerra en el vestuario entre jugadores catalanes y holandeses. Y encima de todos teníamos a un entrenador que no tenía la suficiente fuerza o el carisma necesario para manejar el equipo", explicó Petit.

El Petit también criticó la semana pasada al brasileño Neymar: “Juega para él y solo para él. Te pones en el lugar de los chicos en el vestuario, que viven durante meses los caprichos de este tipo que se caga en el club y sus socios. No tiene respeto alguno”.

“El nacionalismo catalán está muy cerca del racismo. Tan pronto como llegué la gente me dijo que no intentara aprender español, que tenía que aprender catalán. Y yo les decía: ‘¿Estoy en España, ¿no?’. Y ellos respondían: ‘No. Estás en Catalunya’. Me harté de ese tipo de cosas. Entiendo que se identifiquen, pero cuando es en exceso, se acerca mucho al racismo”.

 

El ex futbolista Emmanuel Petit que paseó su futbol por el Barcelona FC, vivió algunas situaciones difíciles durante el año que estuvo en el equipo, en el  tiempo en que era dirigido por Llorenc Serra Ferrer y contaba con futbolistas de la talla de Josep Guardiola, Patrick Kluivert, Frank de Boer y Rivaldo, entre otros.

 “Llegué en un muy mal momento. Había una guerra en el vestuario entre jugadores catalanes y holandeses. Y encima de todos teníamos a un entrenador que no tenía la suficiente fuerza o el carisma necesario para manejar el equipo", explicó Petit.

El Petit también criticó la semana pasada al brasileño Neymar: “Juega para él y solo para él. Te pones en el lugar de los chicos en el vestuario, que viven durante meses los caprichos de este tipo que se caga en el club y sus socios. No tiene respeto alguno”.

“El nacionalismo catalán está muy cerca del racismo. Tan pronto como llegué la gente me dijo que no intentara aprender español, que tenía que aprender catalán. Y yo les decía: ‘¿Estoy en España, ¿no?’. Y ellos respondían: ‘No. Estás en Catalunya’. Me harté de ese tipo de cosas. Entiendo que se identifiquen, pero cuando es en exceso, se acerca mucho al racismo”.