Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

64.89

|

real

5.32

x

EN VIVO

21/02/2020 - 18:27

Tendencias

Mujer muere luego de casarse con su novio de toda la vida

La pareja llevaba 27 años en unión libre pero la mujer nunca se había querido casar con el hombre

Londres

Una mujer decidió darle el sí a su novio de toda la vida, más precisamente después de vivir 27 años con él, sólo que lo hizo dos semanas antes de morir. La historia de Sarah Obanya y Chuks, una pareja originaria de Londres conmovió al mundo. Sarah nunca imaginó que después de casarse con el amor de su vida, dos semanas después moriría a causa de un cáncer de ovario terminal.

"Sarah tristemente falleció el jueves pasado. Gracias a todos los que ayudaron a hacer su último deseo realidad. Me quedan 10 días en el crowdfunding y me gustaría usar este tiempo para proporcionar una contribución a la familia para ayudar a aliviar la carga del funeral y las facturas a los que se enfrentan ya que no pudieron trabajar mientras cuidaban a Sarah en sus últimas semanas No te pierdas! Por favor, puedes compartir todo lo que puedas para ayudar a apoyar a esta familia en su tiempo de necesidad. Mucho amor a todos los que ya han ayudado. Lizzie x", fue el mensaje de una mujer en las redes sociales.

La historia de Sarah Obanya y Chuks comenzó cuando él tenía  25 años y ella 18 años. Desde entonces quedaron flechados y rápidamente se volvieron pareja y tuvieron un hijo llamado Ethan, el cual actualmente tiene 22 años. 

Como muy pocas parejas, Sarah Obanya y Chuks quisieron que su amor quedara plasmado en imágenes por lo que a diario guardaban recuerdos,  fotografías y escritos y lo colocaban en un diario. Su felicidad se vio opacada en el 2019 cuando por primera vez a Sarah Obanya le diagnosticaron la terrible enfermedad. Fue en ese año que la mujer sufrió algunos dolores, sin embargo, se los atribuyó a los síntomas de la menopausia, su enfermedad se agravó y se tuvo que someter a una histerectomía.

Y cuando Sarah creyó que había vencido la enfermedad, en enero nuevamente la familia recibió una noticia desgarradora, el cáncer había regresado y se había extendido por todo el cuerpo. Tras recibir está triste noticia, la mujer  hizo un balance de su vida y se dio cuenta que si había cosas de las que se arrepentía como el no haberse casado antes con el amor de su vida.

Ambos estábamos en estado de shock. Todavía no lo creo, simplemente no lo entiendo. Estaba sana, y de repente me diagnosticaron cáncer. Puedes pensar que te quitará años de vida que y tal vez no llegues hasta los 85 años, pero que te digan que solo tienes algo más de dos semanas es muy fuerte”, confesó Chuks.

Fue entonces que familiares y amigos se apresuraron a organizar todo para la boda, pues los médicos le daban pocos días de vida a Sarah y sus seres queridos querían cumplir su último deseo. Sarah se encontraba ya en el Hospital de Londres por lo que la familia y amigos organizó la ceremonia en el nosocomio.

Sarah confesó a su familia que siempre tuvo el deseo de casarse y que lamentaba profundamente no haberlo hecho antes. “Siempre quise casarme, así que lamentaba no haberlo hecho. Ahora, nunca me quitaré el anillo”, dijo Sarah a The Mirror.

La amiga de la infancia de Sarah, Lizzie Cooper, de 44 años, fue la principal encargada de organizar lo de la ceremonia y en honor a su amiga  escribió un libro dedicado a Sarah sobre su amistad, Sin filtro.

Sarah murió el pasado 6 de febrero en su casa y fue a través de Facebook que comenzó a pedir apoyo para la recaudación de fondos y  ayudar a la familia con los gastos del funeral.

 

Una mujer decidió darle el sí a su novio de toda la vida, más precisamente después de vivir 27 años con él, sólo que lo hizo dos semanas antes de morir. La historia de Sarah Obanya y Chuks, una pareja originaria de Londres conmovió al mundo. Sarah nunca imaginó que después de casarse con el amor de su vida, dos semanas después moriría a causa de un cáncer de ovario terminal.

"Sarah tristemente falleció el jueves pasado. Gracias a todos los que ayudaron a hacer su último deseo realidad. Me quedan 10 días en el crowdfunding y me gustaría usar este tiempo para proporcionar una contribución a la familia para ayudar a aliviar la carga del funeral y las facturas a los que se enfrentan ya que no pudieron trabajar mientras cuidaban a Sarah en sus últimas semanas No te pierdas! Por favor, puedes compartir todo lo que puedas para ayudar a apoyar a esta familia en su tiempo de necesidad. Mucho amor a todos los que ya han ayudado. Lizzie x", fue el mensaje de una mujer en las redes sociales.

La historia de Sarah Obanya y Chuks comenzó cuando él tenía  25 años y ella 18 años. Desde entonces quedaron flechados y rápidamente se volvieron pareja y tuvieron un hijo llamado Ethan, el cual actualmente tiene 22 años. 

Como muy pocas parejas, Sarah Obanya y Chuks quisieron que su amor quedara plasmado en imágenes por lo que a diario guardaban recuerdos,  fotografías y escritos y lo colocaban en un diario. Su felicidad se vio opacada en el 2019 cuando por primera vez a Sarah Obanya le diagnosticaron la terrible enfermedad. Fue en ese año que la mujer sufrió algunos dolores, sin embargo, se los atribuyó a los síntomas de la menopausia, su enfermedad se agravó y se tuvo que someter a una histerectomía.

Y cuando Sarah creyó que había vencido la enfermedad, en enero nuevamente la familia recibió una noticia desgarradora, el cáncer había regresado y se había extendido por todo el cuerpo. Tras recibir está triste noticia, la mujer  hizo un balance de su vida y se dio cuenta que si había cosas de las que se arrepentía como el no haberse casado antes con el amor de su vida.

Ambos estábamos en estado de shock. Todavía no lo creo, simplemente no lo entiendo. Estaba sana, y de repente me diagnosticaron cáncer. Puedes pensar que te quitará años de vida que y tal vez no llegues hasta los 85 años, pero que te digan que solo tienes algo más de dos semanas es muy fuerte”, confesó Chuks.

Fue entonces que familiares y amigos se apresuraron a organizar todo para la boda, pues los médicos le daban pocos días de vida a Sarah y sus seres queridos querían cumplir su último deseo. Sarah se encontraba ya en el Hospital de Londres por lo que la familia y amigos organizó la ceremonia en el nosocomio.

Sarah confesó a su familia que siempre tuvo el deseo de casarse y que lamentaba profundamente no haberlo hecho antes. “Siempre quise casarme, así que lamentaba no haberlo hecho. Ahora, nunca me quitaré el anillo”, dijo Sarah a The Mirror.

La amiga de la infancia de Sarah, Lizzie Cooper, de 44 años, fue la principal encargada de organizar lo de la ceremonia y en honor a su amiga  escribió un libro dedicado a Sarah sobre su amistad, Sin filtro.

Sarah murió el pasado 6 de febrero en su casa y fue a través de Facebook que comenzó a pedir apoyo para la recaudación de fondos y  ayudar a la familia con los gastos del funeral.