Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

61.83

|

real

4.39

x

EN VIVO

29/11/2019 - 04:46

Entrevista

Óscar Serrate: "El afecto mutuo es necesario para la diplomacia moderna"

El embajador de Bolivia en Estados Unidos expresó que lo conmovió el cabildo en Santa Cruz, las marchas y la carta de renuncia que llevó Luis Fernando Camacho a Palacio de Gobierno. 

Santa Cruz, Bolivia

El nuevo embajador de Bolivia en Estados Unidos, Óscar Serrate, estuvo en el programa Que No Me Pierda (QNMP) la noche del jueves, en el que se refirió a su designación realizada por la presidenta Jeanine Áñez, el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y el trabajo que encarará en este breve tiempo de gobierno de transición.

"Debemos ser buenos vecinos con todos". Bajo esa línea simple, el experimentado diplomático manifestó que el afecto mutuo es necesario para la diplomacia moderna, que para mostrar la unidad del país al exterior los ciudadanos bolivianos deben aceptar su diversidad e incrementar su autoestima para proponer socios. 

"Cuando uno comienza con amor y dedicación, lo concreto sale como derivado de eso. No es pensar en acuerdos, rangos, la jurisdiccionalidad. La unidad permite hablar con el otro y proponer socios (...) La chispa del comercio es ser buen vecino, el estado juega un rol catalítico", recalcó. 

Consideró que las relaciones diplomáticas van más allá de los acuerdos entre estados, sino en los alcances que se llegan entre una sociedad y otra, empresa y empresa, entre otros sectores.

 

En la entrevista con la presentadora Cecilia Bellido, Serrate expresó que lo conmovió el cabildo en Santa Cruz, las marchas a nivel nacional y el hecho que el presidente del Comité Cívico cruceño, Luis Fernando Camacho, arriesgó su vida viajando hasta La Paz para entregar la carta de renuncia hacia Evo Morales. 

Ante ese panormada, el embajador dijo que se ofreció a trabajar en cualquier cargo para contribuir en el país, y no precisamente por un llamado de la mandataria. Señaló que será un gran desafío ocupar la cartera de Estado, por lo que espera ver los resultados en los determinados procesos. 

"Yo sirvo en el cargo que sea, pero creo que es el momento de contribuir. Lo que yo sé es principalmente hacer amigos, llevar el brazo y no dedo acusador. Iría hasta sin sueldo", dijo, 

 

Señaló que México siempre fue un buen vecino, pese a que en el último tiempo el gobierno de Andrés Manuel López Obrador brindó asilo político Morales. 

Anunció que a su arribo este viernes en los Estados Unidos, repartirá "pititas" a los ciudadanos estadounidenses y residentes bolivianos.

Dejó en claro que no le gustaría ocupar el cargo cuando termine su periodo de transición, porque que no mantiene compromisos políticos ni empresariales. 

"Yo me vinculo con gente de valor, así como la presidenta y la canciller. Yo soy un decepcionado de los partidos políticos, así que si después me ofrecen un cargo yo diré no", indicó. 

 

Comentarios

El nuevo embajador de Bolivia en Estados Unidos, Óscar Serrate, estuvo en el programa Que No Me Pierda (QNMP) la noche del jueves, en el que se refirió a su designación realizada por la presidenta Jeanine Áñez, el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y el trabajo que encarará en este breve tiempo de gobierno de transición.

"Debemos ser buenos vecinos con todos". Bajo esa línea simple, el experimentado diplomático manifestó que el afecto mutuo es necesario para la diplomacia moderna, que para mostrar la unidad del país al exterior los ciudadanos bolivianos deben aceptar su diversidad e incrementar su autoestima para proponer socios. 

"Cuando uno comienza con amor y dedicación, lo concreto sale como derivado de eso. No es pensar en acuerdos, rangos, la jurisdiccionalidad. La unidad permite hablar con el otro y proponer socios (...) La chispa del comercio es ser buen vecino, el estado juega un rol catalítico", recalcó. 

Consideró que las relaciones diplomáticas van más allá de los acuerdos entre estados, sino en los alcances que se llegan entre una sociedad y otra, empresa y empresa, entre otros sectores.

 

En la entrevista con la presentadora Cecilia Bellido, Serrate expresó que lo conmovió el cabildo en Santa Cruz, las marchas a nivel nacional y el hecho que el presidente del Comité Cívico cruceño, Luis Fernando Camacho, arriesgó su vida viajando hasta La Paz para entregar la carta de renuncia hacia Evo Morales. 

Ante ese panormada, el embajador dijo que se ofreció a trabajar en cualquier cargo para contribuir en el país, y no precisamente por un llamado de la mandataria. Señaló que será un gran desafío ocupar la cartera de Estado, por lo que espera ver los resultados en los determinados procesos. 

"Yo sirvo en el cargo que sea, pero creo que es el momento de contribuir. Lo que yo sé es principalmente hacer amigos, llevar el brazo y no dedo acusador. Iría hasta sin sueldo", dijo, 

 

Señaló que México siempre fue un buen vecino, pese a que en el último tiempo el gobierno de Andrés Manuel López Obrador brindó asilo político Morales. 

Anunció que a su arribo este viernes en los Estados Unidos, repartirá "pititas" a los ciudadanos estadounidenses y residentes bolivianos.

Dejó en claro que no le gustaría ocupar el cargo cuando termine su periodo de transición, porque que no mantiene compromisos políticos ni empresariales. 

"Yo me vinculo con gente de valor, así como la presidenta y la canciller. Yo soy un decepcionado de los partidos políticos, así que si después me ofrecen un cargo yo diré no", indicó.