Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

59.69

|

real

4.20

x

EN VIVO

19/10/2019 - 16:45

Policial

Condenan a la pena máxima a los autores del asesinato del abogado Herrera

El violento crimen ocurrió el 24 de enero de 2018, cuando el sujeto atacó al reconocido jurista en su bufete. La amante del detenido planificó el asesinato.

Santa Cruz, Bolivia

El Tribunal Séptimo de Sentencia en lo Penal sentenció a 30 años de cárcel a Katherine Capobianco y Freddy Galarza Duarte (32), autores confesos del asesinato del abogado Julio César Herrera Bassta, condena que deberá cumplirse en el recinto penitenciario de Palmasola

Así lo dio a conocer este sábado el Ministerio Público de Santa Cruz mediante una nota de prensa en el que señala que ambos fueron condenados por el delito de asesinato.

"Se ha conseguido justicia en este caso, porque el Tribunal por unanimidad de votos sentenció a los acusados, toda vez que el Ministerio Público pudo acreditar la participación de ambos en el asesinato del abogado", informó el fiscal del caso Osman Arias, citado en un boletín de prensa.

Antecedentes

El sangriento hecho que conmocionó a la ciudadanía por las características violentas del crimen, se registró el 24 de enero de 2018 en el bufete de abogados de la víctima, en la Plaza Libertad ubicado entre la calle Libertad y Cañada Strongest de la capital cruceña al promediar las 17:00 horas, cuando Herrera llegó a su oficina y fue atacado por el hombre con un arma punzo cortante y un martillo.

El crimen ocurrió en tres minutos en el bufete. El hombre causó varias lesiones en el abdomen y tórax a la víctima, donde finalmente lo golpeó fatalmente con un martillo en el cráneo, para después apoderarse de los objetos y el celular del jurista. Las cámaras de seguridad en el lugar pudieron captar cuando el sujeto salió de la oficina.

Agentes del Departamento de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI), que comandaba Jorge Silva, lograron realizar el circuito criminal del matón mediante las cámaras públicas y privadas

Así capturaron al autor en 2018

 

De acuerdo al cuaderno de investigación los sentenciados, que eran amantes, planificaron matar al reconocido abogado con el objetivo de que deje de ejecutar una deuda e intereses que ascendía a 25.000 dólares que la mujer debía a una tercera persona de quien el abogado Herrera era representante legal.

Un días después de consumarse el asesinato, un memorial fue ingresado a un juzgado mixto civil y comercial del Palacio de Justicia donde el juez ya había dictado un fallo para ejecutar la deuda de $us 20.000 de la abogada Katherine Capobianco. Como la jurista no pagaba la deuda contraída con un particular desde hacía tres años, con los intereses la deuda ya llegaba a los $us 25.000.

El DACI detectó que el memorial elaborado el 24 de enero y recibido en el juzgado al día siguiente, llevaba la firma del abogado Herrera y era totalmente contradictorio

La parte demandante nunca aceptó que la deuda se pague en cuotas; sin embargo, el documento señalaba que se aceptaba la forma de pago en cuotas, que se renunciaba a los intereses y que se dejaba sin efecto la hipoteca de la casa que dejó como garantía la abogada Capobianco. 
Este memorial fue observado por la acreedora. Además, se detectó que la firma de Herrera estaba escrita en cursiva cuando él siempre usaba letra recta. La acreedora aseguró que jamás se elaboró ese memorial, que Herrera nunca firmó y que todo era falso, por lo que la Felcc y la Fiscalía convocaron a declarar a Katherine Capobianco, quien terminó confesando que su pareja, a quien ella mantenía escondido, fue quien ejecutó a Herrera.

 

El 28 de enero, cuatro días después del crimen, Capobianco que era abogada y colega de la víctima, alquiló una casa en la calle 3 del barrio Porvenir de la Villa Primero de Mayo. Hasta allí llevó a su pareja para ocultarlo y todos los días le llevaba alimento.

El asesino, que era un ex policía paraguayo dado de baja en su país por una serie de indisciplina, vivió en ese inmueble hasta que la Felcc realizó un allanamiento y lo capturó.

 

 

Programación
Gumus

15:00

Gumus

Tarde lo conocí

16:00

Tarde lo conocí

dragón ball z

17:00

Dragón ball z

No Pierdas El Dinero

17:30

No pierdas el dinero

notivisión

19:30

Notivisión

factor x

20:55

Factor x

El Tribunal Séptimo de Sentencia en lo Penal sentenció a 30 años de cárcel a Katherine Capobianco y Freddy Galarza Duarte (32), autores confesos del asesinato del abogado Julio César Herrera Bassta, condena que deberá cumplirse en el recinto penitenciario de Palmasola

Así lo dio a conocer este sábado el Ministerio Público de Santa Cruz mediante una nota de prensa en el que señala que ambos fueron condenados por el delito de asesinato.

"Se ha conseguido justicia en este caso, porque el Tribunal por unanimidad de votos sentenció a los acusados, toda vez que el Ministerio Público pudo acreditar la participación de ambos en el asesinato del abogado", informó el fiscal del caso Osman Arias, citado en un boletín de prensa.

Antecedentes

El sangriento hecho que conmocionó a la ciudadanía por las características violentas del crimen, se registró el 24 de enero de 2018 en el bufete de abogados de la víctima, en la Plaza Libertad ubicado entre la calle Libertad y Cañada Strongest de la capital cruceña al promediar las 17:00 horas, cuando Herrera llegó a su oficina y fue atacado por el hombre con un arma punzo cortante y un martillo.

El crimen ocurrió en tres minutos en el bufete. El hombre causó varias lesiones en el abdomen y tórax a la víctima, donde finalmente lo golpeó fatalmente con un martillo en el cráneo, para después apoderarse de los objetos y el celular del jurista. Las cámaras de seguridad en el lugar pudieron captar cuando el sujeto salió de la oficina.

Agentes del Departamento de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI), que comandaba Jorge Silva, lograron realizar el circuito criminal del matón mediante las cámaras públicas y privadas

Así capturaron al autor en 2018

 

De acuerdo al cuaderno de investigación los sentenciados, que eran amantes, planificaron matar al reconocido abogado con el objetivo de que deje de ejecutar una deuda e intereses que ascendía a 25.000 dólares que la mujer debía a una tercera persona de quien el abogado Herrera era representante legal.

Un días después de consumarse el asesinato, un memorial fue ingresado a un juzgado mixto civil y comercial del Palacio de Justicia donde el juez ya había dictado un fallo para ejecutar la deuda de $us 20.000 de la abogada Katherine Capobianco. Como la jurista no pagaba la deuda contraída con un particular desde hacía tres años, con los intereses la deuda ya llegaba a los $us 25.000.

El DACI detectó que el memorial elaborado el 24 de enero y recibido en el juzgado al día siguiente, llevaba la firma del abogado Herrera y era totalmente contradictorio

La parte demandante nunca aceptó que la deuda se pague en cuotas; sin embargo, el documento señalaba que se aceptaba la forma de pago en cuotas, que se renunciaba a los intereses y que se dejaba sin efecto la hipoteca de la casa que dejó como garantía la abogada Capobianco. 
Este memorial fue observado por la acreedora. Además, se detectó que la firma de Herrera estaba escrita en cursiva cuando él siempre usaba letra recta. La acreedora aseguró que jamás se elaboró ese memorial, que Herrera nunca firmó y que todo era falso, por lo que la Felcc y la Fiscalía convocaron a declarar a Katherine Capobianco, quien terminó confesando que su pareja, a quien ella mantenía escondido, fue quien ejecutó a Herrera.

 

El 28 de enero, cuatro días después del crimen, Capobianco que era abogada y colega de la víctima, alquiló una casa en la calle 3 del barrio Porvenir de la Villa Primero de Mayo. Hasta allí llevó a su pareja para ocultarlo y todos los días le llevaba alimento.

El asesino, que era un ex policía paraguayo dado de baja en su país por una serie de indisciplina, vivió en ese inmueble hasta que la Felcc realizó un allanamiento y lo capturó.