Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

38.78

|

real

3.73

x

EN VIVO

10/02/2019 - 20:00

Salud y belleza

Conozca algunos tipos de insomnio que existen y cómo los puede curar

¿Padece de insomnio y no sabe por qué? Aunque es una de las enfermedades más comunes respecto al sueño, aprenda a saber a diferenciar por qué se origina

El insomnio puede resultar un inconveniente a la hora de recuperar fuerzas con un sueño reparador. La mayoría de los casos están relacionados con hábitos inadecuados del sueño, ansiedad, falta de ejercicio, depresión, enfermedades crónicas o ciertos medicamentos que llega a afectar a millones de personas en todo el mundo.

Los síntomas incluyen como resultado dormir poco y tener un sueño de poca calidad. Esto se puede manifestar de diversos modos que dan lugar a diferentes tipos de insomnio con causas muy distintas.

Para mejorar el trastorno del sueño, es necesario que el paciente pueda mejorar sus hábitos a la hora de dormir. Trate de identificar y trabajar las causas subyacentes que le impidan conciliar el dormir, así como hacer terapias conductuales.

También se pueden utilizar píldoras para dormir, pero se recomienda prestar atención a los efectos secundarios.

Conozca a continuación los cinco tipos de insomnio más comunes y algunos consejos para poder solucionarlo.

-Insomnio por ansiedad:  Se registra cuando se tiene problemas para dormir y se inhibe el sueño inconscientemente. Una solución es poner en práctica alternativas de relajación como practicar yoga, meditación o Tai Chi.

Un análisis realizado por el Dr. Robert Rosenberg, certificado en medicina del sueño, señala que estas opciones cambian el funcionamiento del cerebro y ayudan al descanso de forma natural.

-Insomnio rebote: Se manifiesta cuando se ingieren pastillas para dormir durante más de un mes, lo que lo convierte en un hábito. Aproximadamente el 80% de los casos de insomnio pueden solucionarse sin medicamentos. Se recomienda probar algunas técnicas de relajación antes de tomar algún ansiolítico para dormir.

-Insomnio inducido: Se presenta cuando usted mismo podría estar causando su propio insomnio, tratando de dormir por mucho tiempo. Pasar más tiempo en la cama se puede convertir en un episodio de insomnio de corta duración en algo crónico.

Intente conciliar el sueño con algunas técnicas de respiración lenta, profunda y conscientes.

-Falso insomnio: Es la sensación que se origina en el cerebro y que impide mantenernos despiertos. Distinguirlo es importante ya que si se encuentra sin energía, tal vez haya alguna deficiencia de vitaminas o deshidratación. Pero si siente mucho sueño, el problema es el insomnio.

-Insomnio por horario inconsistente: La persona lo padece cuando no duerme a la misma hora. El cerebro no puede mantener el hábito y comenzarán los problemas para dormir. Lo más recomendable es tratar de mantener una rutina, el cerebro sabrá qué hacer para comer, hacer ejercicios, ir dormir y despertar.

Otro método que se recomienda es hacer ejercicio durante la mañana, ya que regula el ritmo circadiano, eleva la temperatura del cuerpo y mejora la producción de melatonina, la hormona que regula el sueño.

Trate de conseguir el control voluntario de su activación fisiológica, aprendiendo a relajar su cuerpo y su mente siempre que lo necesite, pero sobretodo a la hora de ir a dormir.

Especialistas aseguran que está suficientemente comprobado que la activación emocional dificulta e impide el sueño, además de comprometer su bienestar y calidad de vida.

Si su problema de insomnio sigue sin resolverse, tal vez sea momento de visitar a un especialista del sueño.