Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

58.35

|

real

4.16

x

EN VIVO

19/09/2019 - 21:05

Espectáculos

La oscura historia detrás del asesinato de Selena

La historia de la cantante volverá a la televisión, pero antes se repasarán las versiones que se manejan sobre su muerte

EE.UU.

Selena Quintanilla fue asesinada 16 días antes de que cumpliera 24 años. En 1995, la cantante estadounidense de tex-mex gozaba de una carrera cada vez más exitosa. Acababa de recibir un año antes el Grammy al Mejor álbum México-americano por "Selena Live" (1994) y sus proyecciones artísticas parecían no tener límites. Pero la mañana del 31 de marzo de ese mismo año, Yolanda Saldívar, amiga cercana y directora de su club de fans, terminó con su vida de un disparo en la espalda.

El 31 de marzo de 1995, Selena Quintanilla se dirigió en el auto de su esposo, Chris Pérez, al motel Days Inn en Corpus Christi, Texas, para encontrarse con Yolanda Saldívar. Esta le había dicho que había sido violada en México y necesitaba atención médica. La recogió y fueron a un hospital regional, donde los doctores descartaron que haya sido ultrajada. Ambas regresaron al motel discutiendo sobre la supuesta mentira, pues Selena había dejado de ir a su estudio de grabación para ayudar a su amiga.

Pronto, la discusión pasó a tratarse de los estados financieros de las boutiques que Yolanda administraba y que pertenecían a Selena. La cantante sospechaba que su amiga le robaba dinero y le reclamó al respecto. El altercado se prolongó hasta que llegaron a la habitación 158 del Days Inn, donde Yolanda se defendió afirmando que la familia de Selena estaba en su contra y era la artífice de esas acusaciones. "Me dijo que su papá le había dicho que yo era una lesbiana. Me enojé y le dije que ya no quería trabajar para ella", le dijo Saldívar a su abogado Douglas Tinker al ser detenida.

En ese momento, Selena Quintanilla decidió retirarse de la habitación, pero Yolanda Saldívar se lo impidió. "Tomé el revólver de mi cartera y Selena empezó a caminar hacia la puerta que estaba abierta. Le disparé mientras caminaba hacia la puerta", confesó. Aún con vida, la cantante salió corriendo a pedir ayuda. En su huida, dejó caer su cartera con su celular, sus llaves y documentos. Finalmente, Selena cayó en la alfombra del vestíbulo principal.

Fue encontrada por el paramédico Richard Fredrickson, quien aseguró en su declaración que encontró a Selena en el piso en posición fetal y ensangrentada del cuello a las rodillas. La intérprete de "Como una flor" falleció en el hospital. La bala provenía de un revólver Taurus modelo 85 y había traspasado la parte trasera de su hombro derecho, saliendo por su pecho. La autopsia confirmó que el transcurso de la bala cortó una arteria principal y quebró el lóbulo pulmonar derecho de Selena, lo que le causó hemorragias internas y externas.

Yolanda Saldívar tenía 34 años cuando asesinó a Selena Quintanilla. Había llegado a su vida solicitando abrir y dirigir un club de fans en su nombre. Sin embargo, acarreaba un pasado perturbador y delictivo. La mujer, también texana como Selena, había sido víctima de burlas por su aspecto físico durante su adolescencia. Este trauma la mantuvo aislada por muchos años y se enfocó en su carrera como enfermera.

Su estadía en hospitales empezó a traerle sus primeros problemas legales cuando la acusaron de incumplir el pago de un préstamo estudiantil y de robar dinero. Intentó, entonces, alejarse de ese entorno problemático acercándose a la música. Buscó suerte ofreciéndose a crear el club de fans de la cantante Shelly Lares. Al no conseguirlo, hizo lo mismo con Selena Quintanilla. 

Esta vez, las cosas parecían salirle mejor. Yolanda Saldívar aumentó el alcance musical de Selena en San Antonio, Texas, y diferentes partes de Estados Unidos. En menos de cuatro años, 5 mil personas integraban el club de fans. Se ganó así la confianza de la cantante y, con ella, la de su familia. Fue nombrada, entonces, administradora de las dos boutiques que Selena poseía.

Yolanda aseguró que citó a la cantante para decirle que temía que el padre de esta, Abraham Quintanilla, atentara contra su vida. Para ella, él era quien controlaba realmente la carrera de Selena y, al verse amenazado por la confianza que había ganado con su hija, quería eliminarla. La ex enfermera, incluso, manifestó que Selena respaldaba esta teoría y por ello le sugirió cuidarse. Ante esto, Yolanda compró por 232 dólares el revólver que finalmente le quitó la vida a la reina del mex-tex.

La cercana amistad entre ambas y las causas de la muerte de Selena Quintanilla ha generado diversas especulaciones a más de 20 años del suceso. Hoy dos series de televisión pretenden retratar el legado de la cantante, pero, al menos la primera, ya ha recibido el rechazo del público. "La verdad de Selena" es la telenovela basada en el libro de la periodista María Celeste Arrarás, quien es acusada por Abraham Quintanilla de ensuciar la imagen de su hija. La serie protagonizada por Maya Zapata y transmitida por FOX recrea la historia de la intérprete de "Amor prohibido" desde la perspectiva de Yolanda Saldívar, mas no de la versión de la familia Quintanilla.

 

 

Selena Quintanilla fue asesinada 16 días antes de que cumpliera 24 años. En 1995, la cantante estadounidense de tex-mex gozaba de una carrera cada vez más exitosa. Acababa de recibir un año antes el Grammy al Mejor álbum México-americano por "Selena Live" (1994) y sus proyecciones artísticas parecían no tener límites. Pero la mañana del 31 de marzo de ese mismo año, Yolanda Saldívar, amiga cercana y directora de su club de fans, terminó con su vida de un disparo en la espalda.

El 31 de marzo de 1995, Selena Quintanilla se dirigió en el auto de su esposo, Chris Pérez, al motel Days Inn en Corpus Christi, Texas, para encontrarse con Yolanda Saldívar. Esta le había dicho que había sido violada en México y necesitaba atención médica. La recogió y fueron a un hospital regional, donde los doctores descartaron que haya sido ultrajada. Ambas regresaron al motel discutiendo sobre la supuesta mentira, pues Selena había dejado de ir a su estudio de grabación para ayudar a su amiga.

Pronto, la discusión pasó a tratarse de los estados financieros de las boutiques que Yolanda administraba y que pertenecían a Selena. La cantante sospechaba que su amiga le robaba dinero y le reclamó al respecto. El altercado se prolongó hasta que llegaron a la habitación 158 del Days Inn, donde Yolanda se defendió afirmando que la familia de Selena estaba en su contra y era la artífice de esas acusaciones. "Me dijo que su papá le había dicho que yo era una lesbiana. Me enojé y le dije que ya no quería trabajar para ella", le dijo Saldívar a su abogado Douglas Tinker al ser detenida.

En ese momento, Selena Quintanilla decidió retirarse de la habitación, pero Yolanda Saldívar se lo impidió. "Tomé el revólver de mi cartera y Selena empezó a caminar hacia la puerta que estaba abierta. Le disparé mientras caminaba hacia la puerta", confesó. Aún con vida, la cantante salió corriendo a pedir ayuda. En su huida, dejó caer su cartera con su celular, sus llaves y documentos. Finalmente, Selena cayó en la alfombra del vestíbulo principal.

Fue encontrada por el paramédico Richard Fredrickson, quien aseguró en su declaración que encontró a Selena en el piso en posición fetal y ensangrentada del cuello a las rodillas. La intérprete de "Como una flor" falleció en el hospital. La bala provenía de un revólver Taurus modelo 85 y había traspasado la parte trasera de su hombro derecho, saliendo por su pecho. La autopsia confirmó que el transcurso de la bala cortó una arteria principal y quebró el lóbulo pulmonar derecho de Selena, lo que le causó hemorragias internas y externas.

Yolanda Saldívar tenía 34 años cuando asesinó a Selena Quintanilla. Había llegado a su vida solicitando abrir y dirigir un club de fans en su nombre. Sin embargo, acarreaba un pasado perturbador y delictivo. La mujer, también texana como Selena, había sido víctima de burlas por su aspecto físico durante su adolescencia. Este trauma la mantuvo aislada por muchos años y se enfocó en su carrera como enfermera.

Su estadía en hospitales empezó a traerle sus primeros problemas legales cuando la acusaron de incumplir el pago de un préstamo estudiantil y de robar dinero. Intentó, entonces, alejarse de ese entorno problemático acercándose a la música. Buscó suerte ofreciéndose a crear el club de fans de la cantante Shelly Lares. Al no conseguirlo, hizo lo mismo con Selena Quintanilla. 

Esta vez, las cosas parecían salirle mejor. Yolanda Saldívar aumentó el alcance musical de Selena en San Antonio, Texas, y diferentes partes de Estados Unidos. En menos de cuatro años, 5 mil personas integraban el club de fans. Se ganó así la confianza de la cantante y, con ella, la de su familia. Fue nombrada, entonces, administradora de las dos boutiques que Selena poseía.

Yolanda aseguró que citó a la cantante para decirle que temía que el padre de esta, Abraham Quintanilla, atentara contra su vida. Para ella, él era quien controlaba realmente la carrera de Selena y, al verse amenazado por la confianza que había ganado con su hija, quería eliminarla. La ex enfermera, incluso, manifestó que Selena respaldaba esta teoría y por ello le sugirió cuidarse. Ante esto, Yolanda compró por 232 dólares el revólver que finalmente le quitó la vida a la reina del mex-tex.

La cercana amistad entre ambas y las causas de la muerte de Selena Quintanilla ha generado diversas especulaciones a más de 20 años del suceso. Hoy dos series de televisión pretenden retratar el legado de la cantante, pero, al menos la primera, ya ha recibido el rechazo del público. "La verdad de Selena" es la telenovela basada en el libro de la periodista María Celeste Arrarás, quien es acusada por Abraham Quintanilla de ensuciar la imagen de su hija. La serie protagonizada por Maya Zapata y transmitida por FOX recrea la historia de la intérprete de "Amor prohibido" desde la perspectiva de Yolanda Saldívar, mas no de la versión de la familia Quintanilla.