Cargando...
Cargando...
Cargando...

20/06/2023 - 13:47

¿Cómo evitar la violencia en los colegios?

Un psicopedagogo analiza la escalada de violencia en espacios educativos que han derivado en lesiones graves e incluso la muerte de una niña de 6 años.

Redacción

Red Uno de Bolivia

¿Cómo evitar la violencia en los colegios?
Cargando...
Santa Cruz, Bolivia

 

¿Qué sucede con los niños, adolescentes y la sociedad en general para tener una escalada de violencia en los colegios del país? En las últimas semanas se han denunciando casos de bullying extremo (hasta causar que una menor se quite la vida), golpes en el recreo, abuso sexual y hasta el asesinato de una niña de 6 años.

Al respecto, el psicopedagogo Álvaro Puente analiza que la escuela es parte del problema porque también educa, porque ahí están la mitad del tiempo de su vida los chicos. Sin embargo, es más importante es el tema de la familia.

"Un niño de 10 años clava un puñal a una niña de 6 años. Ese niño jamás le han marcado límites, jamás le han hecho limitarse ante el hermano, ante el vecino, no ha captado lo importante que es una persona en toda su vida. Hasta los tres años nuestros niños captan los límites, no es esperar a que sea mayor de edad", afirmó.

Indicó que desde que nacen hay que educar a los niños, marcándole tiempos, disciplina ya que los valores se transmiten durante toda la vida, no como una lección teórica en un solo momento.

Cargando...

"La familia tiene que ser la que le haga respetar al chico, que no se toca un cuchillo, que no se toca a nadie, que preste los juguetes, que comparta, que quiera, que disfruten cuando lo quieren. En infinidad de casos, las familias no hacen eso y a la escuela le toca suplir. No es fácil porque ya están grandes, pero lo tiene que hacer. Los maestros tienen que enseñar a convivir, despertar la inteligencia y la sociabilidad", detalló Puente.

 

 

En ese sentido, apuntó que los niños ahora son muy consentidos o, por el contrario, abandonados. "Esto es prepararlo para que acabe en Palmasola", afirmó.

"Los padres de familia tienen que preparar a los niños para la vida, no para vivir aplastando a los demás, porque la sociedad se va a defender de ellos. Tienen que prepararlos para ser parte positiva de la vida, para que la gente los quiera, no para que les tengan miedo; para que la gente los respete, los admire y los quiera. No es proteger al chico que no le pase nada y matar a todo el que se acerca. Tampoco ser el tipo importante o tener dinero", remarcó.

Asimismo, los maestros de niveles iniciales también tienen mucha influencia en los niños. Los pequeños los imitan y aprenden valores de cómo comportarse en la vida. Por eso, los chicos deberían estar orgullosos de sus profesores.

"Enseñar no es repetir tonterías, cumplir un horario y cobrar un sueldo. Educar es una relación personal entre un maestro y un alumno, dos personas donde uno lo está metiendo en la vida al otro. Ser maestro es acompañar el crecimiento del niño en su inteligencia, su corazón, su capacidad de decisión y todo lo que lo hace persona", explicó.

Por otro lado, dijo que en el caso de los niños que ya han tenido actitudes violentas es más difícil el proceso, pero es necesario iniciarlo inmediatamente.

"A los 10 años ya ha pasado la edad clave para poner límites, pero esto puede convertirse en un golpe tan fuerte que ayude a que entienda la gravedad de lo que ha hecho porque está marcado por todos. Es difícil, pero se puede empezar a hacer lo que no lo hicimos antes. Lo justo no es decir: 'pobre chico, no tiene responsabilidad, es inmaduro, no hay sanción'. La familia debiera tener sanción y no puede arreglarlo pagando al otro para que se calle, ni cumpliendo con los gastos de la clínica", comentó.

Del mismo modo, enfatizó la necesidad de reconstruir a los agresores, aunque es difícil, se debe buscar la ayuda de un psicólogo, un psiquiatra o un pedagogo.

Cargando...

"Nos ha mostrado que está mal. Ha mostrado todo lo que le falta para ser una persona positiva en la sociedad. Entonces, empecemos ahora. Eso se aplica no sólo al que ha clava un puñal, sino a todos, a la chica que patea en el estómago a la otra. Todo eso hay que arreglarlo. El chico tajeándose el brazo es señal de que necesita ser mirado, está queriendo atención y es lo primero que no les damos", complementó el especialista.

 

 

whatsapp

Mira la programación en Red Uno Play

Cargando...
Comentarios
Cargando...
Cargando...