Cargando...
Cargando...
Cargando...

23/10/2021 - 18:39

Entrevista

Iglesia Católica reprocha violación a menor de 11 años, pero pide que embarazo continúe

Desde la Maternidad, señalaron que la menor tiene 21 semanas de embarazo y que de continuar sería de alto riesgo. La Iglesia pide salvar las dos vidas y otorgar cuidado psicológico, espiritual y económico

Cargando...
Santa Cruz, Bolivia

La Iglesia Católica en Santa Cruz expresó su rechazo a la violación que sufrió una menor de 11 años por parte del padre de su padrastro en el municipio de Yapacaní. Clamó para que el embarazo de la niña continúe otorgando garantías a fin de preservar la vida de ambos. 

Víctor Hugo Valda, delegado Episcopal de Salud de la Iglesia Católica, afirmó que "la Iglesia no solo defiende a la niña y al feto en su vientre", sino ofrece el cuidado psicológico humano, espiritual y económico, concretamente en el Centro de Madres Adolescentes Madre María, antes y post-maternidad", esto en defensa de la vida. 

"Rechaza el atroz y vil de la violación cometido contra la niña de 11 años, pero también rechaza totalmente el posible asesinato de un feto de cinco meses. No se puede solucionar este hecho con el asesinato de un bebé en el vientre de una madre", afirmó Valda en contacto telefónico la noche del viernes en el programa Que No Me Pierda (QNMP) de La Red Uno de Bolivia. 

La postura se da después que autoridades de la Defensoría de la Niñez y una junta médica de la Maternidad Percy Boland activaran mecanismos para proceder con una intervención que no ponga en peligro la vida de la menor, tomando en cuenta que tiene cinco meses de gestación.

Cargando...

Mario Herbas, director de la Maternidad en Santa Cruz, confirmó en el programa QNMP que la menor tiene 21 semanas de embarazo y que se encuentra con todos sus signos vitales estable, aunque aseguró que el embarazo de la niña es de alto riesgo debido a su temprana edad. 

Consultado sobre la valoración psicológica que se realizó a la menor, el galeno respondió que la víctima tiene temor, miedo y está impresionada por estar en el hospital, atendida por el personal ante sus semanas de gestación. Señaló también que se le ofreció atención en piscología y servicio social. 

"Es una situación muy triste, delicada, tendríamos que estar en su lugar (de la menor) para saber, ella no se imagina la magnitud (del embarazo), necesita el apoyo psicológico permanente que se le realizará", expresó Herbas. 

Cargando...

El fiscal asignado al caso, Julio César Bustos, explicó que ante este tipo de situación, con un caso de violación seguido de embarazo, si la víctima decide no continuar con el embarazo previo a la denuncia, se procede a la intervención, pues la ley lo respalda. 

En tanto, Herbas mencionó la sentencia constitucional referida, 206/2014 del Tribunal Constitucional Plurinacional, que establece que los requisitos para acceder a la interrupción legal del embarazo son: la presentación de una copia de la denuncia de violación y el consentimiento de la mujer (niña, adolescente, joven o adulta) para acceder al procedimiento, entre otros aspectos.

Finalmente, Mayra Oña, psicóloga de la Defensoría de la Niñez del municipio de Yapacaní, indicó que de acuerdo al relato de la víctima, ella no quiere continuar con el embarazo, para dedicarse a su estudio. 

"Considero que la decisión (interrupción) es de la niña, la sentencia no dice que nosotros no debemos inducir, nosotros solo informamos y le decimos cuáles son sus opciones, no solo se dice a que realice la interrupción", aseveró. 

A la cárcel

Luego que se conoció el desgarrador relato de la niña de 11 años, Gilberto S. R. (61), padre del padrastro de la menor, fue enviado a la carceleta de Montero con detención preventiva por el lapso de 180 días mientras dura la investigación, por la presunta comisión de violación contra una menor de edad.

Cargando...
Comentarios
Cargando...
Cargando...