Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

58.35

|

real

4.16

x

EN VIVO

19/09/2019 - 19:00

Notivisión

Celular mata a una joven mientras se bañaba

Su madre halló el cuerpo sin vida de la joven de 26 años, que se encontraba sola en su departamento

Rusia

Evgenia Shulyatyeva se fue a bañar como cada noche. Abrió la canilla, preparó su ropa, agarró la toalla, las ojotas y su celular. Le quedaba poca batería, así que también tomó el cargador y enchufó su teléfono. Nunca pensó que estaba a punto de cometer un error que le costaría la vida.

La joven de 26 años murió electrocutada cuando su smartphone, todavía enchufado a la corriente para recargar su batería, cayó al agua en la que se estaba bañando. Un drama del que todavía sus amigos y familiares no logran recuperarse.

Shulyatyeva vivía en un departamento en la ciudad de Kirovo-Chepetsk, a 800 kilómetros de Moscú. Su cuerpo fue encontrado sin vida por su mamá, Vera, de 53 años, quien fue hasta allí para ver qué ocurría tras llamarla insistentemente y no encontrar respuestas.

Los investigadores del caso explicaron que la joven rusa "perdió la vida al instante" cuando su teléfono tocó el agua. Los medios locales informaron que un comité de investigación de aquel país está examinando cuidadosamente los hechos, ya que no está claro que ella haya estado usando su teléfono antes de morir.

Incrédula ante semejante tragedia, Elena Shakleina, amiga de la joven afirmó: "Descansá en paz, dormí bien. Vas a estar para siempre en nuestros corazones. Llamame mañana, decime que esto fue solamente un sueño y que todo esto no es verdad".

Anyuta Buyanova, otra amiga de la joven, también escribió un mensaje para despedirla ante la inesperada muerte de la chica de 26 años. "Eras tan brillante. Descansá en paz", posteó. Este miércoles se realizó el velorio en la ciudad en la que Shulyatyeva residía.

Las autoridades de Rusia informaron su preocupación sobre la temática, ya que no es la primera muerte que ocurre en el país. Evgenia fue la octava muerte por estos motivos que sucede en el último año. Es por eso que se inició una fuerte campaña para advertir sobre el riesgo que implica cargar el celular en el baño.

Al parecer no todos conocen o hacen de oído sordo que el agua es un buen conductor de energía. "Es por eso que hubo un corto circuito cuando el teléfono cayó al agua. Si el teléfono no hubiera sido enchufado a 220 voltios, la tragedia no habría sucedido" sentenció Yury Agrafonov, jefe del departamento de radioelectrónica de la Universidad Estatal de Irkutsk.

 

 

Evgenia Shulyatyeva se fue a bañar como cada noche. Abrió la canilla, preparó su ropa, agarró la toalla, las ojotas y su celular. Le quedaba poca batería, así que también tomó el cargador y enchufó su teléfono. Nunca pensó que estaba a punto de cometer un error que le costaría la vida.

La joven de 26 años murió electrocutada cuando su smartphone, todavía enchufado a la corriente para recargar su batería, cayó al agua en la que se estaba bañando. Un drama del que todavía sus amigos y familiares no logran recuperarse.

Shulyatyeva vivía en un departamento en la ciudad de Kirovo-Chepetsk, a 800 kilómetros de Moscú. Su cuerpo fue encontrado sin vida por su mamá, Vera, de 53 años, quien fue hasta allí para ver qué ocurría tras llamarla insistentemente y no encontrar respuestas.

Los investigadores del caso explicaron que la joven rusa "perdió la vida al instante" cuando su teléfono tocó el agua. Los medios locales informaron que un comité de investigación de aquel país está examinando cuidadosamente los hechos, ya que no está claro que ella haya estado usando su teléfono antes de morir.

Incrédula ante semejante tragedia, Elena Shakleina, amiga de la joven afirmó: "Descansá en paz, dormí bien. Vas a estar para siempre en nuestros corazones. Llamame mañana, decime que esto fue solamente un sueño y que todo esto no es verdad".

Anyuta Buyanova, otra amiga de la joven, también escribió un mensaje para despedirla ante la inesperada muerte de la chica de 26 años. "Eras tan brillante. Descansá en paz", posteó. Este miércoles se realizó el velorio en la ciudad en la que Shulyatyeva residía.

Las autoridades de Rusia informaron su preocupación sobre la temática, ya que no es la primera muerte que ocurre en el país. Evgenia fue la octava muerte por estos motivos que sucede en el último año. Es por eso que se inició una fuerte campaña para advertir sobre el riesgo que implica cargar el celular en el baño.

Al parecer no todos conocen o hacen de oído sordo que el agua es un buen conductor de energía. "Es por eso que hubo un corto circuito cuando el teléfono cayó al agua. Si el teléfono no hubiera sido enchufado a 220 voltios, la tragedia no habría sucedido" sentenció Yury Agrafonov, jefe del departamento de radioelectrónica de la Universidad Estatal de Irkutsk.