Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

43.99

|

real

3.90

x

EN VIVO

19/03/2019 - 12:25

Salud y belleza

El cáncer de mama, un padecimiento que involucra al género masculino

Al menos el 1% de la población masculina en el mundo es afectada por el cáncer de mama, siendo esta patología detectada solo en etapa avanzada.

El cáncer de mama, por lo general, siempre se ha relacionado con las mujeres. Sin embargo, esta es una patología que afecta también a los hombres.

Aunque resulte un poco extraño, el género masculino podría sufrir la pérdida de uno de sus pechos, siendo esto más común en los adultos mayores. Específicamente en aquellos que están entre la séptima y octava etapa de su vida.

Se estima que solo el 1% de la población masculina se vea afectado por esta enfermedad. Y aunque tiene un bajo índice, este padecimiento se detecta cuando ya está en etapa avanzada por su mismo desconocimiento.

Este es el caso del Reino Unido, donde al menos 400 hombres son diagnosticados de cáncer mamario por año. Cifra mínima si es comparada con la de los casos femeninos que alcanzan los 54.800.

Factores de riesgo

Los factores de riesgos de los hombres son varios, pero conozcamos algunos de ellos:

  • Edad avanzada.
  • Exposición al estrógeno, es decir, si tomas medicamentos relacionados con esta hormona que –usualmente- se utilizan para el cáncer de próstata, tienes una alta probabilidad de padecer cáncer de mama
  • Antecedentes familiares
  • Síndrome de Klinefelter, el cual causa un desarrollo anormal de los testículos debido a las copias desmesuradas del cromosoma “X” durante la gestación de un bebé.
  • Obesidad.

¿Cómo saber si eres víctima del cáncer mamario?

Suele presentarse como una masa firme y mal delimitada. Pero no actúa solo ya que pueden visualizarse junto a otros signos indicativos como un bulto o hinchazón (doloroso), arrugas en la piel de la zona en cuestión, retracción del pezón, secreción del mismo y el enrojecimiento de la piel del pezón.

Además de lo anteriormente ya expuesto, el cáncer puede expandirse en zonas adyacentes como lo son los ganglios linfáticos axilares o los circundantes a la clavícula.

Existen al menos tres tipos de esta patología: el Carcinoma ductal in situ, Carcinoma ductal invasivo y el Carcinoma lobular invasivo, siendo este primer modelo el “no invasivo o preinvasivo”. Es decir, el que es casi siempre curable mediante una intervención quirúrgica. Recordemos que según estadísticas al menos uno de cada 10 hombres acarrea esta fase.

Al igual que en el sexo opuesto, los tratamientos a seguir son los mismos, así explica el médico especialista, Álvaro Rodríguez.

“Cirugía, biopsia selectiva del ganglio centinela, si procede, y radioterapia (…) se plantean igualmente la quimioterapia y las terapias dirigidas oportunas: hormonoterapia y terapia antiHER2”.