Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

55.10

|

real

4.07

x

EN VIVO

20/07/2019 - 00:28

Comunidad

Ximena Suárez, sobreviviente del accidente de LaMia, volvió a volar

La sobreviviente del accidente aéreo de LaMia, contó en el programa Que No Me Pierda porqué decidió volver a los cielos.

Santa Cruz, Bolivia

El brillo en su rostro es especial. Volvió a sonreír y demuestra que es una persona que no tiene miedo pese a haber vivido lo peor y estar al borde de la muerte hace tres años.

Nunca cerró las puertas para retomar a su verdadera pasión, a la que considera más que un trabajo. El milagro de Dios, sus hijos y el apoyo de su familia ha sido el ancla en su vida.

Ximena Suárez Otterburg, la azafata que sobrevivió al accidente del vuelo 2933 de LaMia en 2016, volvió a volar este viernes, esta vez bajo un entrenamiento con la aerolínea Amaszonas en la ruta Riberalta - Beni.

"Es algo que llevo en la sangre, tenía esa espina, quería sentir qué era estar como tripulante, me faltaba ponerme el uniforme. Me sentí como en mi casa", expresó Ximena en el programa Que No Me Pierda de Santa Cruz.

En la entrevista, la azafata contó que antes de ir a su nuevo trabajo derramó algunas lágrimas de emoción, pero que al ingresar por las puertas del aeropuerto Viru Viru para volar hacia Trinidad la tranquilidad volvió a su ser. Afirmó que retornó a su trabajo para mostrarse a la ciudadanía como un ejemplo de superación, como agradecida a Dios y para complementar esa parte de su vida que estaba vacía.

"Me siento una mujer fuerte, más segura de mí misma, con mis metas claras y a dónde quiero llegar. Todo lo que viví me ha hecho más fuerte, acercarme a Dios, siempre lo dije desde el momento que abrí mis ojos (en el accidente)", manifestó.

Ximena Suárez era azafata de la aerolínea LaMia cuando ocurrió el accidente del 28 de noviembre de 2016. En esa fecha, el avión de LaMia transportaba, desde Santa Cruz, a futbolistas y dirigentes del club de fútbol brasileño Chapecoense, periodistas y tripulantes a la final de la Copa Sudamericana frente al local Atlético Nacional. Sin embargo, el avión se estrelló cerca de la ciudad colombiana de Medellín tras quedarse sin combustible.

En el siniestro murieron 71 de los 77 pasajeros del avión, casi totalidad del plantel de futbolistas del club, y hubo seis sobrevivientes, entre ellos Suárez.

Al cumplirse un año del accidente, Suárez presentó el libro "Volver a los cielos", que dedicó a las víctimas y supervivientes del suceso.

 
 
 

 

El brillo en su rostro es especial. Volvió a sonreír y demuestra que es una persona que no tiene miedo pese a haber vivido lo peor y estar al borde de la muerte hace tres años.

Nunca cerró las puertas para retomar a su verdadera pasión, a la que considera más que un trabajo. El milagro de Dios, sus hijos y el apoyo de su familia ha sido el ancla en su vida.

Ximena Suárez Otterburg, la azafata que sobrevivió al accidente del vuelo 2933 de LaMia en 2016, volvió a volar este viernes, esta vez bajo un entrenamiento con la aerolínea Amaszonas en la ruta Riberalta - Beni.

"Es algo que llevo en la sangre, tenía esa espina, quería sentir qué era estar como tripulante, me faltaba ponerme el uniforme. Me sentí como en mi casa", expresó Ximena en el programa Que No Me Pierda de Santa Cruz.

En la entrevista, la azafata contó que antes de ir a su nuevo trabajo derramó algunas lágrimas de emoción, pero que al ingresar por las puertas del aeropuerto Viru Viru para volar hacia Trinidad la tranquilidad volvió a su ser. Afirmó que retornó a su trabajo para mostrarse a la ciudadanía como un ejemplo de superación, como agradecida a Dios y para complementar esa parte de su vida que estaba vacía.

"Me siento una mujer fuerte, más segura de mí misma, con mis metas claras y a dónde quiero llegar. Todo lo que viví me ha hecho más fuerte, acercarme a Dios, siempre lo dije desde el momento que abrí mis ojos (en el accidente)", manifestó.

Ximena Suárez era azafata de la aerolínea LaMia cuando ocurrió el accidente del 28 de noviembre de 2016. En esa fecha, el avión de LaMia transportaba, desde Santa Cruz, a futbolistas y dirigentes del club de fútbol brasileño Chapecoense, periodistas y tripulantes a la final de la Copa Sudamericana frente al local Atlético Nacional. Sin embargo, el avión se estrelló cerca de la ciudad colombiana de Medellín tras quedarse sin combustible.

En el siniestro murieron 71 de los 77 pasajeros del avión, casi totalidad del plantel de futbolistas del club, y hubo seis sobrevivientes, entre ellos Suárez.

Al cumplirse un año del accidente, Suárez presentó el libro "Volver a los cielos", que dedicó a las víctimas y supervivientes del suceso.