22/05/2022 - 08:38

Nacionales

“Estudiantes Dinosaurios”: ¿Profesional o dirigente? ¿Cuál es la prioridad?

Más de 400 millones de bolivianos por semestre, le cuesta a cuatro universidades estatales los más de 30.000 casos de “estudiantes dinosaurios”, que se han registrado y que han permanecido inscritos desde su matriculación hace más de una década, con la finalidad de conservar cargos dirigenciales.

21/05/2022 - 15:26

Bolivia

¿Cuántos años puede permanecer un estudiante en una Universidad Pública? El tema volvió a la palestra después de la tragedia ocurrida el pasado 9 de mayo en Potosí, donde se registró la muerte de cuatro universitarias, más de 80 heridos y cinco personas que aún están en terapia intensiva.

El hecho se registró cuando una granada de gas lacrimógeno hizo explosión en el coliseo de la Universidad Tomás Frías durante una asamblea estudiantil, ocasionando una estampida humana.

Esta situación desveló que hay dirigentes estudiantiles que llevan más de 30 años en las casas superiores de estudios, con el propósito de permanecer en la próxima gestión de la Federación Universitaria Local (FUL), para perpetuarse en sus cargos, sin culminar sus estudios universitarios.

 

¿Por qué perpetuarse?

La respuesta a esta cuestionante es debido a los privilegios como el acceso a becas internacionales, beca comedor, además de administrar aportes universitarios o de distintas actividades que no son fiscalizadas.

 

Autonomías universitarias ‘bajo acecho’

El caso también abrió nuevamente el debate sobre cuán pertinente es mantener vigente la autonomía universitaria en el país, ya que muchos de estos dirigentes son considerados estudiantes ‘dinosaurios’, por la cantidad de años que llevan matriculados en estas universidades estatales, donde incluso muchos acumulan hasta 30 años como alumnos en diferentes carreras, sin poder avanzar en su proceso profesional. Jorge Ritcher, vocero presidencial propone que las mismas Universidades en el marco de sus autonomías revisen sus manejos y el Co - Gobierno (autoridades - estudiantes) en estas casas estudiantiles.

Autonomía universitaria y Federación universitaria Local

La sugerencia de revisar la Autonomía Universitaria implica que se haga una auditoría de los recursos millonarios que reciben las universidades públicas de parte del Estado, con el fin de verificar si estos recursos son invertidos correctamente. El presidente de la Cámara de Senadores, Andrónico Rodríguez, afirmó el pasado jueves 12 de mayo, que un estudiante que se queda más de 10 años en la Universidad no sólo para estudiar sino para vivir de los recursos como dirigente, representa un gasto insulso para el Estado boliviano.

Andrónico Rodriguez, Presidente de la Cámara de Senadores

Rodríguez recordó que las universidades son autónomas y que tienen su propios reglamentos y estatutos. Sin embargo, resaltó que las mismas autoridades de las casas superiores estudiantiles deben encontrar una solución inmediata a este problema.

Los espacios en las Federaciones Universitarias Locales (FUL), en la Confederación Universitaria Boliviana (CUB) e incluso en el Comité Ejecutivo de las Universidades de Bolivia (CEUB), han derivado en la ambición de estudiantes que aspiran a cargos dirigenciales, para percibir remuneraciones altas manteniéndose en esos cargos, incluso por décadas.

Por su parte, quienes defienden esta autonomía universitaria, señalan la importancia de mantenerla vigente para evitar que el Estado, a través del Gobierno, se involucre en los asuntos internos de estas casas estudiantiles, especialmente en lo que se refiere a la actividad académica y en la elección de sus autoridades.

Mientras tanto, las universidades del eje central del país; La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y Chuquisaca, están bajo la mira nacional, debido al incumplimiento de los requisitos para formar parte de esta federación y por la llamativa cantidad de “estudiantes dinosaurios” que se encuentran inscritos en estas casas estudiantiles.

Reinerio Vargas, vicerrector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm), bajo la crítica de todos, negó que en Santa Cruz existieran los casos de “estudiantes dinosaurios” como dirigentes, sin embargo, reconoció que existen 5.600 estudiantes que llevan más de 10 años desde su matriculación.

“En Santa Cruz no se da ese caso de los dirigentes dinosaurios porque las resoluciones y convocatorias ponen reglamentos que no pueden ser estudiantes de más de ocho años en la universidad para ser dirigentes (…), lo que no se tiene en reglamento todavía es la permanencia para ser estudiantes, evidentemente eso es un trabajo que hay que hablarlo en un ilustre Concejo Universitario”, afirmó Vargas.

Por otro lado, Julio César Medina, rector de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) de Cochabamba, habló también sobre la permanencia estudiantil en dicha casa superior de estudios, asegurando que existen muchos vacíos en la norma.

Julio Cesar Medina, rector de la Universidad Mayor de San Simón

Con estas declaraciones, ambas partes dejaron entrever que poner un límite a la permanencia estudiantil es imposible por el momento, ya que debe ser consensuado en un Congreso con la aprobación de docentes y estudiantes.

 

Referéndum en la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm) sobre la reelección de autoridades.

1.565 docentes y 86.641 estudiantes fueron los habilitados para votar en el referéndum que se llevó a cabo el pasado lunes 16 de mayo de 2022, en la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno. El rector de la universidad, Vicente Cuéllar, fue quien confirmó la fecha de esta encuesta que ya había sido suspendida en dos ocasiones y que los estudiantes la realizaron de manera obligatoria.

“Esto nos deja tranquilos como autoridades, porque creo que este referéndum viene a fortalecer la democracia interna”, declaró Cuéllar.

En este proceso, docentes y estudiantes respondieron siete preguntas, entre las que destacaron si había o no reelección de autoridades, además si el rector continuaba como presidente del Ilustre Consejo Universitario (ICU).

Durante esos días, en los predios universitarios se intensificó la campaña por el “no” a la reelección, luego de conocerse que Max Mendoza de 52 años, se encontraba más de una década siendo dirigente estudiantil y percibiendo un salario de Bs. 21.870.

 

¿Por qué estudiantes pretenden ser dirigentes si no reciben sueldo, ni ninguna remuneración económica?

Se ha puesto en la mesa de debate la permanencia de algunos estudiantes en cargos dirigenciales, que por muchos años han estado repitiendo materias o semestres casi de forma indefinida.

 

¿Quién es Max Mendoza?

El caso del dirigente universitario Max Mendoza salió a la luz tras darse a conocer la sentencia de los cuatro involucrados en el trágico suceso de Potosí (9 de mayo), quien a sus 52 años figura como estudiante de una carrera de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS, Cochabamba) desde hace más de 32 años, fungiendo también como Secretario Nacional del Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB) desde hace cuatro años, percibiendo un salario de 21.870 Bs, incluso más que un profesional o catedrático de la Universidad, beneficiándose también de viajes al exterior.

Max Mendoza, dirigente universitario

Sobre este asunto, el analista político y también docente de la UMSA, Franklin Pareja, explicó que el conflicto no es la autonomía si no el Cogobierno, compuesto por docentes y estudiantes.

“Esta forma y este círculo vicioso entre docentes y estudiantes por problemas de reelección, por ambiciones personales, ha desvirtuado completamente lo que es una casa superior de estudios, que debería dedicarse a la calidad académica. No podemos seguir soportando que haya dirigentes mafiosos, que encima de ser dirigentes que viven de la universidad, medran de los recursos públicos y no aportan absolutamente nada”, opinó el analista.

Según se conoció en estos últimos días, existen en todo el país estudiantes ‘dinosaurios’ con similares características que Max Mendoza, los cuales le cuesta a las universidades estatales alrededor de 400 millones de bolivianos por semestre, según el rectorado. A continuación, te compartimos los datos:

Número de estudiantes dinosaurios por Departamentos

La cantidad expuesta de estudiantes observados por rectores universitarios suman un total de 33.911 “dinosaurios”, que llevan inscritos por más de 10 años en las diferentes universidades estatales del país.

 

Entre la permanencia estudiantil y el costo para las universidades

Por su parte, el exrector de la Uagrm, Alfredo Jaldín, expresó que un 30% del presupuesto universitario está destinado a financiar a aquellos estudiantes que están por encima del límite de su carrera, lo cual significan varios millones de inversión cada semestre.

“Hay gente que quiere ingresar (a la universidad estatal) y no puede porque no hay campo. Yo conozco un grupo de estudiantes desde hace 10 y 15 años que son los que están metidos en elecciones de la FUL y los centros internos, precisamente legislando no para el mejor alumno, si no para los que se aplazan, para los malos estudiantes”, manifestó Jaldín.

El exrector dejó entrever que estos grupos universitarios llamados “dinosaurios”, ganan elecciones para aprovecharse del dinero de las becas, que le corresponde a cada universidad estatal, logrando así tener un estilo de vida que llama la atención de muchos, a costa del dinero público.

Estas razones han generado la desconfianza del uso de los recursos, por eso, la UMSA suspendió la entrega de dinero por matrículas a la Confederación Universitaria Boliviana (CUB), hasta que se regularice la institucionalización de esa organización, de igual manera, Santa Cruz y Chuquisaca exigieron inmediatamente la expulsión de su presidente, Max Mendoza.

“Es fundamental que la universidad de manera seria, profunda y durante la realización del congreso (...) analice una reforma que permita establecer determinados límites respecto a la permanencia de los estudiantes, dirigentes y de las propias autoridades”, explicó Padilla, rector de la Universidad de Chuquisaca.

Durante estos últimos años, las elecciones universitarias internas fueron el principal escenario para los enfrentamientos entre estudiantes, donde al menos en cuatro universidades públicas del país se registraron conflictos que terminaron en muertes y heridos.

 

Trágicas elecciones en Potosí

El pasado lunes 9 de mayo, se registró una estampida humana en la Universidad Tomás Frías de Potosí, donde un grupo rival habría arrojado gas lacrimógeno generando el caos entre los asistentes, quienes salieron despavoridos del lugar provocando una avalancha humana en la puerta de las instalaciones. 

Más de una treintena de estudiantes fueron aplastados, heridos e incluso cuatro llegaron a fallecer en su intento por salir del coliseo. Todos los heridos fueron trasladados hasta el hospital Bracamonte de la ciudad de Potosí, mientras que el rector de la universidad afectada, Pedro López, decretó un duelo de 30 días en memoria de las cuatro víctimas de este terrible hecho.

Asimismo, los cuatro principales responsables de la tragedia fueron identificados ese mismo día y trasladados hasta el penal Cantumarca, donde la Fiscalía pidió la detención preventiva por el lapso de seis meses mientras dura la investigación, manifestándose de la siguiente manera la fiscal departamental, Roxana Choque:

Roxana Choque, Fiscal Departamental de Potosí

Tres días después de lo ocurrido en Potosí, se llevó a cabo la elección de dirigentes de la Federación Universitaria Local (FUL), en la Universidad Autónoma José Ballivián (Uabjb), de Riberalta (Beni), que terminó en enfrentamientos y denuncias por falta de transparencia en el proceso, donde algunos estudiantes procedieron a quemar las ánforas y papeletas de sufragio, lo que provocó la molestia de otro grupo de universitarios que apoyaban a sus candidatos.

Esa situación se vio envuelta con el uso indebido de petardos y cohetes que, según reportes de medios locales, algunos estudiantes resultaron heridos en el altercado.

El Comité Cívico Regional de Riberalta, al mando de Cintya Miranda, solicitó al rector Tigo Éguez, que anule las elecciones ante las numerosas denuncias de irregularidades hechas por los estudiantes. Además, dijo que Max Mendoza, dirigente universitario de la UMSA, afín al Movimiento Al Socialismo (MAS), estaría implicado en las irregularidades, ya que se encontraba en territorio beniano.

 

Mendoza le costó casi Bs 2 millones al Estado

Mendoza, de 52 años, que continúa figurando como estudiante de la universidad paceña desde hace 30 años y gana casi Bs 22.000 como representante estudiantil, permaneció en la clandestinidad negando cualquier tipo de declaración al respecto de las denuncias que se le hacia a su persona, cuando explotó la polémica.

El dirigente fue denunciado ante el Ministerio Público por daño económico al Estado de 1,8 millones de bolivianos, por lo que se pidió su encarcelamiento inmediato.

"La presente denuncia identifica como presunto autor de delitos de corrupción pública a Max Fernando Mendoza Parra, boliviano, mayor de edad, con domicilio laboral en el edificio del Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana CUB", se lee en el formulario de la denuncia presentada por el docente universitario V. C.

El dirigente está acusado por los delitos de conducta antieconómica, enriquecimiento ilícito y peculado, y se identifica el periodo en el que cometió los supuestos ilícitos desde el 24 de mayo de 2018 hasta la fecha.

Linea de tiempo del caso estudiantes dinosaurios

Antecedentes de elecciones que dejaron estudiantes fallecidos

Siguiendo la línea, en marzo de 2021ocho estudiantes cayeron desde el cuarto piso de la Facultad de Ciencias Económicas y Financieras de la Universidad Pública de El Alto (UPEA), después de que el barandal de seguridad se rompiera, mientras estaban teniendo enfrentamientos durante una asamblea estudiantil. Producto de ese accidente, tres jóvenes fallecieron instantáneamente y otros cuatro mientras estaban internados en el hospital.

En julio del año 2021, se registró también una batalla campal en las elecciones del Centro de Estudiantes de Economía de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), donde hubo petardos, gritos y hasta amenazas. La convocatoria se llevó a cabo señalando que "terminada la cuarentena rígida y el rebrote del Covid”, los centros de estudiantes deberían renovar sus directivas. En esa oportunidad, las elecciones fueron suspendidas debido a los conflictos.  

Asimismo, el pasado mes se registraron enfrentamientos en la Universidad San Francisco Xavier (USFX), en Sucre, durante las elecciones de la nueva Federación Universitaria Local (FUL). Peleas y momentos de tensión se produjeron en inmediaciones de diferentes unidades facultativas, donde los universitarios acudieron a las urnas para elegir a sus nuevos representantes, pero en horas de la tarde comenzaron los ataques, principalmente, con petardos.

Estos casos han provocado una serie de opiniones que han aportado en la aclaración de los hechos, entre ellos se encuentra el especialista en educación Álvaro Puente, señalando que el tema de los “dinosaurios” no es un asunto reciente, ya que siempre ha existido y específicamente en la Federación Universitaria Local (FUL) de las universidades públicas del país.

Especialista en educación de Bolivia, Alvaro Puente

 

¿Estudiantes “dinosaurios” tendrían apoyo político?

Las universidades estatales, al igual que en municipios y gobernaciones, tienen oficialismo y oposición, que se desarrollan normalmente en un escenario democrático, pero es diferente en el ámbito universitario. El caso de Mendoza es particular debido a su afinidad con el partido oficialista.

“Max Mendoza es un operador político del MAS que organiza a través de la Confederación Universitaria Boliviana (CUB) las dirigencias en las diferentes universidades del sistema. Lo que ha pasado en Potosí es una evidencia de esa intervención política de la CUB del Gobierno, de los grupos que están en pugna”, aseguró el exdirigente de la UMSS y abogado, Jarlin Coca.

Desde que las acusaciones hacia el ahora llamado “eterno dirigente” o “abuelo” Max Mendoza se hicieran públicas, en las últimas jornadas del miércoles 17 de mayo, el hombre perdió el respaldo del Movimiento Al Socialismo (MAS), siendo criticado igualmente por representantes del partido azul. Por su parte, el parlamentario del MAS, Héctor Arce, también expresó su preocupación e indignación sobre la actitud delincuencial y criminal que realizan algunos “malos dirigentes” universitarios, dejando claro que se tiene investigar y sentar precedencias a los “estudiantes dinosaurios” que viven de los cuantiosos recursos.

“Es hora de que el sistema universitario nacional revise sus normas y reglamentos, que estén orientados a transparentar el uso de estos recursos (…) Estos dirigentes que están años y años en las universidades es porque viven de eso. Estudiante que esté más de un promedio normal que se sale, ya no debería ser recibido en la universidad”, afirmó el parlamentario.

Por otro lado, mediante un sondeo que se realizó en el programa “Que no me pierda” de Cecilia Bellido, con la incógnita de: ¿Se deben revisar los procesos universitarios y con ello poner un límite al tiempo para obtener una carrera profesional? Si o No, y ¿por qué? Muchos usuarios interactuaron respondiendo desde su punto de vista acerca de este polémico caso, entre ellos se destacó el siguiente comentario:

“Sí, porque el Estado utiliza recursos públicos para cada estudiante, y no sólo se trata de derechos, también de obligaciones, los estudiantes están obligados a estudiar y cumplir con los tiempos de estudio. Los recursos desperdiciados en estudiantes que no tienen compromiso podrían ser mejor utilizados. Paralelo a esto se debe exigir EXAMENES DE COMPETENCIA a los docentes y abrir las asignaturas a profesionales idóneos de la sociedad, y que esto sea una evaluación constante. Los que sucede ahora en las universidades es responsabilidad de las autoridades y los dirigentes, docentes y estudiantes.

 

Max Mendoza ‘rompe el silencio’ asegura que acusaciones en su contra son ‘calumnias’

A través de un video difundido en Facebook, el presidente de la Confederación Universitaria Boliviana (CUB), Max Mendoza, acompañado de toda la directiva aseguró que todas las denuncias en su contra son “calumnias”.

“Todas esta denuncias, que se han venido presentando son en gran medida calumnias a la Confederación Universitaria Boliviana y a las federaciones universitarias locales”, aseguró.

En el video de más de 10 minutos, el representante estudiantil aseguró que quienes lo acusan tienen procesos pendientes y observaciones por presuntas irregularidades. Haciendo referencia al diputado Héctor Arce Rodríguez, los ciudadanos Daniel S. B., Edwin R. U. y Weimar F. Q. R.

Max Mendoza, dirigente universitario, ejecutivo de la CUB

El fiscal general del Estado, Juan Lanchipa, informó que fueron formalizadas cuatro denuncias en contra de Mendoza las cuales fueron interpuestas por parte del diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS), Héctor Arce, y los ciudadanos Daniel S.B., Edwin R.U. y Weimar F.Q.R.

 

Aprehenden al dirigente universitario Max Mendoza en Cochabamba

El Dirigente Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB), Max Mendoza, fue aprehendido en la ciudad de Cochabamba, así lo confirmó el ministro de Gobierno Carlos Eduardo Del Castillo.

Mendoza fue aprehendido por los delitos de Usurpación de funciones y conducta antieconómica. 

"Informamos al pueblo boliviano, que el ex dirigente universitario, Max Mendoza, por determinación del Ministerio Público, fue aprehendido en Cochabamba por los delitos de usurpación de funciones y conducta antieconómica", escribió el ministro en su cuenta de Twitter.

Los delitos por los cuales sería procesado Mendoza son: Uso Indebido de Influencias, Beneficios en Razón del Cargo, Usurpación de Funciones, Contratos Lesivos al Estado, Contribuciones y Ventajas Ilegítimas del Servidor Público, entre otros.

Documento de la orden de aprehensión del dirigente estudiantil Max Mendoza.

Congreso analizará la permanencia estudiantil y nuevos dirigentes para la CEUB

Del 23 al 27 de mayo en la ciudad de Potosí se llevará a cabo el Congreso Nacional de Universidades, que será instalado tras cuatro años de suspensión. En el encuentro se prevé elegir a los nuevos dirigentes del Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB).

“No podemos estar cuatro años de la misma manera con puros interinos, eso es lo que esta reclamando la población”, reclamó el rector de la Universidad Amazónica de Pando, Franz Navia.

Otros temas a tocar son “la permanencia estudiantil, cual va ser la capacitación de los docentes, requisitos para ser rector o vicerrector, cosas que la población está exigiendo a la universidad”.

 

Max Mendoza llegó a La Paz donde declarará por dos delitos

Aproximadamente a las 19:30 de la noche de este sábado, Max Mendoza, ejecutivo de la Confederación de la Universidad Boliviana (CUB), llegó hasta la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (Felcc) de La Paz en una vagoneta del grupo de la División de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI), donde declarará ante una comisión de fiscales. trasladado desde Sacaba, Cochabamba.

El dirigente universitario fue censurado por su larga permanencia en las universidades públicas, de 30 años, sólo para afianzarse en la dirigencia y acceder a cargos como parte de la CUB y además miembro del congreso universitario del Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana.

Más temprano, el fiscal departamental de La Paz, William Alave, informó sobre la aprehensión del estudiante universitario de 52 años e indicó que se pedirá su detención preventiva por dos delitos denunciados en su contra, usurpación de funciones y conducta antieconómica.

Si deseas más información puedes suscribirte a nuestros canales oficiales:

También nos puedes visitar en Facebook | Twitter | Instagram

Comentarios