EN VIVO

08/04/2019 - 13:52

Salud y belleza

¿Cómo alimentar sanamente a mi hijo?

Una alimentación balanceada es necesaria, pero no es una tarea fácil, por eso te damos consejos sencillos para que puedas lograr que tu hijo tenga una nutrición correcta.

Cochabamba

Según cifras proporcionadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el número de niños que presentan obesidad en el mundo se ha multiplicado por 10. El estudio tenía en cuenta a niños y adolescentes de edades comprendidas entre los 5 y los 19 años.

Para “luchar” contra esta realidad, es importante que los padres empiecen a cuestionar qué alimentos compran y planifiquen menús lo más saludables posibles.

El primer consejo es cuidar tu propia alimentación. ¿Por qué? Los niños aprenden tomando el ejemplo de lo que hacen los padres, sea positivo o negativo, y es por eso que te recomendamos comer de manera sana ya que así tu hijo te imitará.

“Te recomendamos que hagas la comida más atractiva. ¿Qué significa esto? Prueba haciendo el momento de comer algo divertido, incluyendo formas y colores. Si careces de tiempo trata de darle la comida lo más balanceada posible, incluyendo carne, verduras y cereales” comentó el nutriólogo, Marco Canedo.

Puedes incluir a tu niño en todo el ritual que implica la comida. ¿Cómo? Desde algo tan sencillo como la elección en el mercado de los alimentos que formarán parte de su plato o colocar la mesa antes de comer, hasta la preparación de la comida.

Los niños necesitan comer carbohidratos, pero optando por los integrales, podrás aportarles al mismo tipo de fibras que harán que las vitaminas y los minerales del resto de los alimentos se absorban mucho más.

“Por último, mantener a tu hijo bien hidratado, no les des a tus hijos refrescos u otras bebidas que no solo no sacian la sed, sino que además son excesivamente azucarados, haz que beban agua” enfatizó Canedo.

Según cifras proporcionadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el número de niños que presentan obesidad en el mundo se ha multiplicado por 10. El estudio tenía en cuenta a niños y adolescentes de edades comprendidas entre los 5 y los 19 años.

Para “luchar” contra esta realidad, es importante que los padres empiecen a cuestionar qué alimentos compran y planifiquen menús lo más saludables posibles.

El primer consejo es cuidar tu propia alimentación. ¿Por qué? Los niños aprenden tomando el ejemplo de lo que hacen los padres, sea positivo o negativo, y es por eso que te recomendamos comer de manera sana ya que así tu hijo te imitará.

“Te recomendamos que hagas la comida más atractiva. ¿Qué significa esto? Prueba haciendo el momento de comer algo divertido, incluyendo formas y colores. Si careces de tiempo trata de darle la comida lo más balanceada posible, incluyendo carne, verduras y cereales” comentó el nutriólogo, Marco Canedo.

Puedes incluir a tu niño en todo el ritual que implica la comida. ¿Cómo? Desde algo tan sencillo como la elección en el mercado de los alimentos que formarán parte de su plato o colocar la mesa antes de comer, hasta la preparación de la comida.

Los niños necesitan comer carbohidratos, pero optando por los integrales, podrás aportarles al mismo tipo de fibras que harán que las vitaminas y los minerales del resto de los alimentos se absorban mucho más.

“Por último, mantener a tu hijo bien hidratado, no les des a tus hijos refrescos u otras bebidas que no solo no sacian la sed, sino que además son excesivamente azucarados, haz que beban agua” enfatizó Canedo.