Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

59.81

|

real

4.11

x

EN VIVO

20/11/2019 - 17:15

Internacionales

Mató a tres de sus hijos porque recibían mayor atención de su esposo

Se la consideró enferma mental, resultado de años de abuso físico y sexual

EE.UU.

Una joven de 27 años, fue sentenciada por asesinar a tres de sus hijos porque estaba celosa de la atención que recibían de su abusivo esposo. Brittany Pilkington, recibió la sentencia de 37 años como parte de un acuerdo de culpabilidad que le evitó enfrentar la pena de muerte por los tres asesinatos separados que comenzaron en julio de 2014.

Su juicio estaba previsto para el próximo año. La madre, que sufrió defectos mentales por años de abuso físico y sexual, fue arrestada en agosto de 2015 por la muerte de su bebé de 3 meses, Noah. Luego admitió en una entrevista con fiscales que usó mantas para asfixiar a Noah y a sus otros dos hijos, Gavin, de 4 años, quien murió en abril de 2015, y Nial, de 3 meses, en julio de 2014.

La madre dijo a las autoridades que cometió los crímenes porque estaba celosa de la atención que su esposo le prestaba a sus hijos, y no así a ella y a su hija, Hailey. La niña fue tomada por una agencia de bienestar infantil luego de la muerte de Noah.

Según el fiscal del condado Logan (Ohio), Eric Stewart, los propios expertos del estado consideraron que la pena de muerte no era aceptable para Pilkington debido a sus defectos mentales. Uno de los abogados defensores, Kort Gatterdam, dijo que la madre sufrió envenenamiento por plomo y años de abuso físico y sexual.

Tras la muerte de Noah, el esposo de Brittany, Joseph Pilkington, fue acusado de agresión sexual por embarazarla en 2009 cuando tenía 17 años. Antes de casarse con ella, Joseph tuvo una relación con su madre, quien luego pasó a ser su suegra.

 

Una joven de 27 años, fue sentenciada por asesinar a tres de sus hijos porque estaba celosa de la atención que recibían de su abusivo esposo. Brittany Pilkington, recibió la sentencia de 37 años como parte de un acuerdo de culpabilidad que le evitó enfrentar la pena de muerte por los tres asesinatos separados que comenzaron en julio de 2014.

Su juicio estaba previsto para el próximo año. La madre, que sufrió defectos mentales por años de abuso físico y sexual, fue arrestada en agosto de 2015 por la muerte de su bebé de 3 meses, Noah. Luego admitió en una entrevista con fiscales que usó mantas para asfixiar a Noah y a sus otros dos hijos, Gavin, de 4 años, quien murió en abril de 2015, y Nial, de 3 meses, en julio de 2014.

La madre dijo a las autoridades que cometió los crímenes porque estaba celosa de la atención que su esposo le prestaba a sus hijos, y no así a ella y a su hija, Hailey. La niña fue tomada por una agencia de bienestar infantil luego de la muerte de Noah.

Según el fiscal del condado Logan (Ohio), Eric Stewart, los propios expertos del estado consideraron que la pena de muerte no era aceptable para Pilkington debido a sus defectos mentales. Uno de los abogados defensores, Kort Gatterdam, dijo que la madre sufrió envenenamiento por plomo y años de abuso físico y sexual.

Tras la muerte de Noah, el esposo de Brittany, Joseph Pilkington, fue acusado de agresión sexual por embarazarla en 2009 cuando tenía 17 años. Antes de casarse con ella, Joseph tuvo una relación con su madre, quien luego pasó a ser su suegra.