Cargando...
Cargando...
Cargando...

28/08/2021 - 16:40

Internacionales

De ministro de comunicaciones de Afganistán a repartidor delivery

Sayed Ahmad Shah Sadaat hoy por hoy, trabaja como 'rider' en la ciudad alemana de Leipzig, repartiendo comida a domicilio en una bicicleta

Cargando...
Alemania

Quien iba a creerlo, hace algunos años atrás la vida de Sayed Ahmad Shah Sadaat era muy diferente. Se trata de un ingeniero con títulos en telecomunicaciones e ingeniería electrónica por la Universidad de Oxford, que llegó a ocupar uno de los curules más importantes en Afganistán, ministro de Comunicaciones del Gobierno de Ashraf Ghani. Sadaat negoció en su momento con China e India la puesta en órbita de satélites, así también como la mejora de las redes móviles en su país natal Afganistán.

Sadaat hoy trabaja como 'rider' en la ciudad alemana de Leipzig, repartiendo comida a domicilio en una bicicleta y dice no sentirse avergonzado, porque todo trabajo es digno y él se siente feliz haciendo lo que hace, en paz y tranquilidad.

"No tengo nada por lo que sentirme culpable", ha asegurado este ciudadano afgano-británico de 49 años que a finales de 2020 decidió dejar todo atrás en Afganistán temiendo que los talibanes un día vuelvan a tomar Afganistán, como finalmente ha ocurrido.

Cuando Sadaat llegó a Alemania pidió asilo para, en calidad de refugiado, poder comenzar a trabajar de lo que fuese, ya que todo el mundo tiene que pagar el alquiler, comer, y asegura que él pudo haber sido un ministro corrupto, haber robado millones de dólares, haber comprado edificios por todas partes y no necesitar trabajar, pero no lo fue y se siente muy orgulloso de tener la conciencia tranquila.

Cargando...

Sadaat asegura que el idioma es la parte más importante, y expresó que todos los días estudia cuatro horas de alemán en una escuela de idiomas antes de iniciar su turno de trabajo en Lieferando, donde empezó a trabajar este verano. Sobre sus primeros días como repartidor, el exministro recuerda que fueron emocionantes, pero difíciles, ya que fue todo un desafío aprender a moverse en bicicleta por la ciudad, y hoy dice haberle sacado la parte positiva, ya que cuanto más sales y más gente ve, más aprende.

Después de que su historia haya salido a la luz, la empresa ya le ha ofrecido un puesto de trabajo en el departamento de comunicación corporativa, porque la publicidad indirecta ha resultado más directa que todos los esfuerzos realizados hasta este momento, y además están orgullosos de tener a Sadaat como parte de su staff y aprovecharlo mientras puedan. 

Cargando...
Comentarios
Cargando...
Cargando...