EN VIVO

Deportes

Rusia ganó 3-1 a Egipto y acaricia los octavos del Mundial

Red Uno de Bolivia.- Rusia y Egipto se enfrentaron en el inicio de la segunda fecha de la fase de grupos del Mundial Rusia 2018. El encuentro se jugó esta tarde en el estadio de San Petesburgo (14:00 Hb) y hubo emociones desde el primer minuto de juego. Al final de los noventa minutos, el anfitrión se impuso sin titubeos por 3-1 y acaricia los octavos de final.

Un primer tiempo muy trabado en el mediocampo que se fue animando conforme pasaron los minutos. Rusia tuvo las primeras jugadas de peligro a gol del encuentro hasta que despertó Mohamed Salah. El egipcio era el esperado para este encuentro y apareció con algunos chispazos durante la primera mitad.

El hombre del Liverpool tuvo una clarísima ocasión de gol en los minutos finales del primer tiempo. ‘Mo’ controló el balón sobre la medialuna del área grande y, de media vuelta, metió un zurdazo. El balón pasó cerca del arco y no se coló sobre el portero por centímetros.

Te puede interesar: Selección de Arabia Saudita sufre percance aéreo

El segundo tiempo fue espectacular. El equipo de Stanislav Cherchésov, inició ganando a penas a los dos minutos del pitazo por intermedio de un autogol de Fathy. Doce minutos después, el anfitrión ruso metió el segundo tanto e inmediatamente el tercero. Un 3-0 momentáneo que se podía aumentar pero Egipto reaccionó.

Casi ya sin chances de seguir en Rusia 2018, Egipto logró descontar por medio de un penal que fue cobrado por el VAR. Mohamed Salah se paró con el balón al frente del golero Akinfeev y remató de manera soberbia para el único tanto del conjunto ‘Faraón’.

 

Bajo este resultado, Rusia tiene en su mano el primer puesto de su grupo, pese a un empate que consiga en el último partido de la serie ante Uruguay a llevarse a cabo el 25 de junio (10:00 Hb) en el estadio Samara Arena. Otra cuestión será su duelo de octavos, donde Portugal y España pueden asomar en su horizonte, con lo que todo se complicaría.

De momento, Rusia vive momentos de gran felicidad. Es la primera vez que gana dos partidos en un Mundial de la mano de su estratega Cherchésov y con su estrella, Dzagoev, lesionado en la primera jornada. Es el momento de soñar para los rusos.