Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

56.26

|

real

4.08

x

EN VIVO

10/09/2019 - 15:30

Tendencias

Muere la aficionada al fútbol que se prendió fuego

Una aficionada iraní al fútbol, que se prendió fuego la semana pasada murió a causa de sus heridas

Dubái

Una aficionada iraní al fútbol, que se prendió fuego la semana pasada después de ser arrestada por entrar a hurtadillas en un estadio vestida como hombre, murió a causa de sus heridas, lo que causaba indignación en el mundo del deporte.

La agencia de noticias semioficial Shafaqna dijo que la mujer, conocida en internet como "Blue Girl" por los colores de su equipo favorito, el Esteghlal, murió en el hospital el lunes después de haberse prendido fuego frente a un tribunal ante el temor de que fuera encarcelada durante seis meses.

Las mujeres iraníes no pueden asistir a los estadios cuando juegan equipos masculinos, una medida decretada después de la revolución islámica de 1979. Las extranjeras tienen un acceso limitado.

"Su único crimen fue ser mujer en un país donde las mujeres enfrentan una discriminación arraigada en la ley y que se presenta de la manera más horrible que se pueda imaginar en cada área de sus vidas, incluso en los deportes", dijo en un comunicado Philip Luther, director de investigación y defensa para Oriente Medio de Amnistía Internacional.

Irán acusa que las críticas occidentales sobre derechos humanos tienen motivaciones políticas y se basan en la falta de comprensión de sus leyes islámicas. El organismo rector del fútbol, la FIFA, que ha estado presionando a Irán para que levante la prohibición, lamentó la muerte de Khodayari.

"La FIFA transmite sus condolencias a la familia y amigos de Sahar, y reitera nuestros llamados a las autoridades iraníes para garantizar la libertad y seguridad de cualquier mujer que participe en esta lucha legítima para poner fin a la prohibición de acceso a los estadios a las mujeres de Irán"

El club italiano Roma también manifestó su pesar por Khodayari. "El hermoso fútbol es para unirnos, no para dividirnos", tuiteó. "Ahora es el momento para que todos en Irán puedan disfrutar juntos de los partidos de fútbol".

 

Una aficionada iraní al fútbol, que se prendió fuego la semana pasada después de ser arrestada por entrar a hurtadillas en un estadio vestida como hombre, murió a causa de sus heridas, lo que causaba indignación en el mundo del deporte.

La agencia de noticias semioficial Shafaqna dijo que la mujer, conocida en internet como "Blue Girl" por los colores de su equipo favorito, el Esteghlal, murió en el hospital el lunes después de haberse prendido fuego frente a un tribunal ante el temor de que fuera encarcelada durante seis meses.

Las mujeres iraníes no pueden asistir a los estadios cuando juegan equipos masculinos, una medida decretada después de la revolución islámica de 1979. Las extranjeras tienen un acceso limitado.

"Su único crimen fue ser mujer en un país donde las mujeres enfrentan una discriminación arraigada en la ley y que se presenta de la manera más horrible que se pueda imaginar en cada área de sus vidas, incluso en los deportes", dijo en un comunicado Philip Luther, director de investigación y defensa para Oriente Medio de Amnistía Internacional.

Irán acusa que las críticas occidentales sobre derechos humanos tienen motivaciones políticas y se basan en la falta de comprensión de sus leyes islámicas. El organismo rector del fútbol, la FIFA, que ha estado presionando a Irán para que levante la prohibición, lamentó la muerte de Khodayari.

"La FIFA transmite sus condolencias a la familia y amigos de Sahar, y reitera nuestros llamados a las autoridades iraníes para garantizar la libertad y seguridad de cualquier mujer que participe en esta lucha legítima para poner fin a la prohibición de acceso a los estadios a las mujeres de Irán"

El club italiano Roma también manifestó su pesar por Khodayari. "El hermoso fútbol es para unirnos, no para dividirnos", tuiteó. "Ahora es el momento para que todos en Irán puedan disfrutar juntos de los partidos de fútbol".