EN VIVO

21/08/2019 - 21:00

Policial

Policía acusado de violar a su hijastra de 13 años

La adolescente le contó a su madre, quién le pidió que mantuviera el asunto en silencio.

Cochabamba, Bolivia

El uniformado está acusado violar a su hijastra de 13 años, de acuerdo a las declaraciones de la menor, su padrastro acariciaba impúdicamente sus partes íntimas y procedía incluso a meterle el dedo en sus genitales.

El representante del Defensor del Pueblo, Nelson Cox, quien recibió la denuncia de la víctima, indicó que el funcionario fue denunciado ante las instancias disciplinarias de la Policía y el Ministerio Público.

La adolescente informó a su madre lo que pasaba, pero esta le habría pedido que no cuente nada a nadie, es por eso que Cox pidió al Ministerio Público ampliar la investigación contra la mujer por el delito de encubrimiento y se la cite a declarar.

Ante la falta de apoyo de su madre y familia ampliada, la menor tuvo que ser trasladada a un centro de acogida para ser protegida. El representante del Defensor del Pueblo informó que la madre tenía conocimiento de los ultrajes que recibía su hija, pero le pedía que no dijera nada, para proteger al agresor.

La menor, ante la falta de apoyo de su entorno familiar, tuvo que recurrir a terceros, es así que dio parte de los abusos sexuales que sufría a sus profesores, quienes informaron del hecho a la representación del Defensor del Pueblo, que a su vez derivó el caso a la Policía y al Ministerio Público.

“Si bien es posible que no se haya concretado el acto sexual, si hubo toques impúdicos y actos libidinosos, por los cuales el policía fue imputado formalmente por la Fiscalía bajo la figura delictiva de abuso sexual. Actualmente el denunciado se halla en libertad con orden de presentarse a declarar”, señaló Cox.

Lamentó que la madre de la menor y la familia del su padrastro se hayan puesto en contra de ella, calificándola de mentirosa.

El uniformado está acusado violar a su hijastra de 13 años, de acuerdo a las declaraciones de la menor, su padrastro acariciaba impúdicamente sus partes íntimas y procedía incluso a meterle el dedo en sus genitales.

El representante del Defensor del Pueblo, Nelson Cox, quien recibió la denuncia de la víctima, indicó que el funcionario fue denunciado ante las instancias disciplinarias de la Policía y el Ministerio Público.

La adolescente informó a su madre lo que pasaba, pero esta le habría pedido que no cuente nada a nadie, es por eso que Cox pidió al Ministerio Público ampliar la investigación contra la mujer por el delito de encubrimiento y se la cite a declarar.

Ante la falta de apoyo de su madre y familia ampliada, la menor tuvo que ser trasladada a un centro de acogida para ser protegida. El representante del Defensor del Pueblo informó que la madre tenía conocimiento de los ultrajes que recibía su hija, pero le pedía que no dijera nada, para proteger al agresor.

La menor, ante la falta de apoyo de su entorno familiar, tuvo que recurrir a terceros, es así que dio parte de los abusos sexuales que sufría a sus profesores, quienes informaron del hecho a la representación del Defensor del Pueblo, que a su vez derivó el caso a la Policía y al Ministerio Público.

“Si bien es posible que no se haya concretado el acto sexual, si hubo toques impúdicos y actos libidinosos, por los cuales el policía fue imputado formalmente por la Fiscalía bajo la figura delictiva de abuso sexual. Actualmente el denunciado se halla en libertad con orden de presentarse a declarar”, señaló Cox.

Lamentó que la madre de la menor y la familia del su padrastro se hayan puesto en contra de ella, calificándola de mentirosa.