Cargando...
Cargando...
Cargando...

12/09/2021 - 18:06

Tendencias

VIDEO: Conoce la tribu que mutó y ahora pueden caminar por el suelo oceánico

Conocidos como los nómadas del mar, son capaces de aguantar la respiración hasta por 13 minutos y descender hasta 60 metros bajo el mar

Cargando...
Filipinas

La tribu bajau está ubicada en Filipinas, su nombre es el más común para referirse a esta tribu, pero ellos se denominan Sama y existen tres grupos generales para identificarlos. Por ejemplo, los Samala Lipid son aquellos que viven en las costas, por lo general en bungalows; los sama darat son aquellos bajau que llevan una vida en la tierra, mientras que los bajau laut, o también Sama Dilaut, son los que aún viven en el agua.

Con la ayuda de casas flotantes y embarcaciones que construyen con madera, llamados lepa, los bajau han llevado un estilo de vida completamente distinto al del resto de los humanos en tierra firme. El nado es una parte esencial de su vida —aunque existen aquellos que no bucean en absoluto—, su alimento proviene del mar y las condiciones de vida de los gobiernos en tierra ahora dictaminan cómo deben llevar su vida.

Este grupo de humanos logró conquistar los mares y sobrevivir en condiciones que algunos considerarían difíciles por hasta mil años, ahora se han visto obligados a desplazarse hacia tierra firme y modernizarse incluso a costa de sus propias tradiciones y estilo de vida. Entre los motivos que los han hecho desplazarse está la creciente problemática medioambiental, en el que los océanos del mundo están más contaminados, al tiempo que la sobrepesca limita los recursos a los que los bajau tienen acceso.

Cargando...

Por otro lado, la industrialización del alimento ha alterado el consumo humano y el comercio de los bienes por lo que los intercambios comerciales que solían basarse en los productos de temporada han afectado su poder adquisitivo cuando se trata de bienes que sólo pueden conseguir en tierra.

Un integrante de esta tribu con relativa facilidad es capaz de aguantar la respiración hasta por 13 minutos y descender hasta 60 metros bajo el mar. Es decir, se trata de individuos particularmente adaptados al tipo de vida y necesidades que una existencia en el mar requiere.

Esto llamó la atención de Melissa Llardo, del Centro de la Universidad de Copenhague, quien dirigió un estudio sobre las capacidades de las bajau y los cambios en su anatomía que les permiten hacer tales hazañas. En sus viajes descubrió que entre los bajau, su bazo no es similar al resto de los humanos, lo cual la llevó a pensar que podría ser el órgano responsable de su habilidad para sumergirse por tanto tiempo y a tanta profundidad.

Cargando...

El bazo es el órgano con múltiples funciones, primordialmente con nuestro sistema inmunológico pues contiene los glóbulos blancos, asimismo, el bazo regula los líquidos en el cuerpo y por lo tanto la cantidad de sangre que tenemos. Por lo general, se considera que el bazo tiene el tamaño de un puño y aunque es posible vivir sin éste, en el caso de los bajau es una fuente importante para el oxígeno en la sangre.

La doctora Llardo visitó varias veces la comunidad y comenzó su investigación con el apoyo de la tribu, así como su curiosidad. Ella relata en The Atlantic cuando buceó con Pai Bayubu, un miembro de la isla que le demostró la facilidad que tienen para descender en el océano después de que alcanzaron a ver una almeja gigante.

"Él la apuntó y después ahí estaba. Debajo del agua, los bajau están tan cómodos como casi toda la gente lo está en la tierra. Ellos caminan en el suelo oceánico. Tienen el control total de su respiración y su cuerpo. Ellos pescan con anzuelo, sin problema, al primer intento".

Esto llevó a la investigadora y su equipo a sospechar que en el caso de los bajau, el tamaño de su bazo y su excepcional habilidad para el buceo proviene de su herencia genética. De acuerdo con las investigaciones se ha descubierto que con el paso del tiempo, la selección natural habría ayudado a los bajau, que llevan miles de años viviendo en la región, a desarrollar esta ventaja genética».

Comprender qué hace a los bajau únicos podría ayudar al resto de la humanidad, en particular para encontrar una forma de tratar algunos padecimientos como la hipoxia aguda, que es cuando nuestros tejidos no tienen oxígeno suficiente y que puede provocar la muerte, de identificar una manera de hacer que el bazo lleve más oxígeno, la probabilidad de muertes podría bajar.

 

Cargando...
Comentarios
Cargando...
Cargando...