Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

59.81

|

real

4.10

x

EN VIVO

02/12/2019 - 20:00

Tecnología

Los juegos violentos serán avalados por YouTube

Significa que para YouTube los vídeos que suban y estén dedicados a un juego donde se muestre violencia serán aprobados sin restricción por edad

Mundo

Aunque suene increíble, YouTube anunció que será más consistente con sus propias directrices, decisión que se traduce en una mayor permisividad a la hora de aceptar vídeos donde aparezcan juegos con escenas violentas, siempre y cuando éstas no sean el tema central. Según la plataforma, desde este 2 de diciembre el contenido violento guionizado o simulado que aparezca en el metraje de un videojuego se tratará de la misma forma que otros tipos de contenido, como películas y series con guión.

Sabemos que existe una diferencia entre la violencia en el mundo real y la guionizada o simulada como la que ves en las películas, series de televisión o videojuegos, así que queremos asegurarnos de que aplicamos nuestras políticas sobre contenido violento o violencia explícita de manera consistente. A partir del 2 de diciembre, el contenido violento guionizado o simulado que se pueda ver en un videojuego, será tratado de la misma manera que otros tipos de contenidos guionizados”, dice YouTube en su mensaje.

Para los creadores de YouTube, esto significa que a partir de este momento los vídeos que suban y estén dedicados a un juego donde se muestre violencia  serán aprobados sin restricción por edad. Sin embargo, la plataforma se guarda la carta de aplicar restricciones si el contenido del metraje se centra en imágenes violentas o sangrientas. Por ejemplo, si el video está dedicado a la parte más gráficamente violenta de un videojuego.


Estos cambios se aplican a las normas de la comunidad de YouTube, pero no afectan a las directrices de contenido adecuado para anunciantes. Con las restricciones que hasta ahora aplicaba YouTube, los vídeos donde se mostraban juegos violentos eran inaccesibles con el modo restringido o seguro, una configuración que descarta contenido potencialmente para adultos. Cualquier usuario puede activar esta opción, que suele ser una norma en ordenadores públicos como los presentes en escuelas y bibliotecas.

Aunque suene increíble, YouTube anunció que será más consistente con sus propias directrices, decisión que se traduce en una mayor permisividad a la hora de aceptar vídeos donde aparezcan juegos con escenas violentas, siempre y cuando éstas no sean el tema central. Según la plataforma, desde este 2 de diciembre el contenido violento guionizado o simulado que aparezca en el metraje de un videojuego se tratará de la misma forma que otros tipos de contenido, como películas y series con guión.

Sabemos que existe una diferencia entre la violencia en el mundo real y la guionizada o simulada como la que ves en las películas, series de televisión o videojuegos, así que queremos asegurarnos de que aplicamos nuestras políticas sobre contenido violento o violencia explícita de manera consistente. A partir del 2 de diciembre, el contenido violento guionizado o simulado que se pueda ver en un videojuego, será tratado de la misma manera que otros tipos de contenidos guionizados”, dice YouTube en su mensaje.

Para los creadores de YouTube, esto significa que a partir de este momento los vídeos que suban y estén dedicados a un juego donde se muestre violencia  serán aprobados sin restricción por edad. Sin embargo, la plataforma se guarda la carta de aplicar restricciones si el contenido del metraje se centra en imágenes violentas o sangrientas. Por ejemplo, si el video está dedicado a la parte más gráficamente violenta de un videojuego.


Estos cambios se aplican a las normas de la comunidad de YouTube, pero no afectan a las directrices de contenido adecuado para anunciantes. Con las restricciones que hasta ahora aplicaba YouTube, los vídeos donde se mostraban juegos violentos eran inaccesibles con el modo restringido o seguro, una configuración que descarta contenido potencialmente para adultos. Cualquier usuario puede activar esta opción, que suele ser una norma en ordenadores públicos como los presentes en escuelas y bibliotecas.