EN VIVO

14/08/2019 - 11:51

Notivisión

Madrastra acusada de dejar morir a una niña quemada

Sólo notificó a la policía 12 horas después del suceso, cuando la menor dejó de responder.

Dallas, EEUU

Juana Márquez fue arrestada después de que una niña muriera quemada en un supuesto accidente con agua hirviendo al sur de Dallas, pero no recibió la atención médica oportuna.

La policía de Corsicana (Texas) dijo en un comunicado, el lunes, que la niña de 4 años sufrió quemaduras en gran parte de su cuerpo cuando sacó una olla de agua hirviendo de una estufa.

Las autoridades dicen que Márquez (42) estaba en el hogar y no llamó a una ambulancia. Sólo notificó a la policía unas 12 horas más tarde, cuando la menor dejó de responder.

Al llegar, el personal de emergencia encontró a la niña muerta. La autopsia preliminar determinó que había fallecido debido a las quemaduras.

Según CBS11, la víctima era hijastra de Márquez, quien fue detenida en la cárcel del condado Navarro, acusada de poner en peligro a un menor de edad.

El reporte indica que la menor estaba boca abajo sobre una cama y tenía quemaduras en su cara, cuello, pecho, espalda, y ambos brazos.

Fue cuando entonces Marquez explicó que todo ocurrió el viernes 9 de agosto, es decir 12 horas antes, cuando ella bañaba a otros niños y escuchó un grito.

Al llegar a la cocina, la madrastra de la menor se encontró con que la pequeña presuntamente agarró una olla que tenía agua hirviendo y estaba sobre la estufa. Según la mujer, dicha agua le cayó encima a la víctima y le causó quemaduras en la frente y cara, pero despuės también notó algunas quemaduras sobre el pecho y brazos.

Marquez dijo que inmediatamente agarró una pomada y entonces la niña presuntamente dejó de llorar. De igual manera, le dio leche porque se quejaba de que tenía sed.

Pasaron los minutos, eran las 10 de la noche, cuando ambas se fueron a dormir al mismo cuarto. Sin embargo, Marquez explicó que al despertarse en la mañana se dio cuenta de que la niña ya no estaba y en lugar apareció en su cuarto, pero entonces ya no respondía.

Durante el transcurso de la investigación, autoridades entrevistaron a uno de los niños que estaba en la vivienda, quien contradijo la historia de Marquez.

El pequeño declaró que la niña no paraba de llorar tras el incidente y que la mujer le dijo que se callara antes de irse a dormir.

En la mañana, Marquez le pidió a él que la fuera a despertar, pero entonces ella ya no respondía y fue ahí que entonces la acusada habría llamado a la policía de Corsicana.

La investigación también revela que en la vivienda estaban otros tres menores de 5, 2 y 1 año. Estos fueron removidos por el Servicio de Protección de Menores (CPS, por sus siglas en inglés) y entregados a familias adoptivas.

Los resultados preliminares del médico forense indican que la menor habría muerto tras las quemaduras por el agua caliente.

Marquez enfrenta cargos por abandonar y/o poner en peligro la vida de un menor, el cual es un delito de segundo grado. También, un juez le impuso una fianza de $us 50,000.

El reporte policial también indica que no había nadie más que los niños y la mujer en la casa, ya que su esposo Aurelio estaba trabajando en Montana.

Programación
factor x

20:55

Factor x

que no me pierda

22:30

Que no me pierda

que no me pierda

00:00

Que no me pierda

problemas y soluciones

00:30

Problemas y soluciones

notivisión

02:00

Notivisión

Cocineros Bolivianos

03:00

Cocineros bolivianos

Juana Márquez fue arrestada después de que una niña muriera quemada en un supuesto accidente con agua hirviendo al sur de Dallas, pero no recibió la atención médica oportuna.

La policía de Corsicana (Texas) dijo en un comunicado, el lunes, que la niña de 4 años sufrió quemaduras en gran parte de su cuerpo cuando sacó una olla de agua hirviendo de una estufa.

Las autoridades dicen que Márquez (42) estaba en el hogar y no llamó a una ambulancia. Sólo notificó a la policía unas 12 horas más tarde, cuando la menor dejó de responder.

Al llegar, el personal de emergencia encontró a la niña muerta. La autopsia preliminar determinó que había fallecido debido a las quemaduras.

Según CBS11, la víctima era hijastra de Márquez, quien fue detenida en la cárcel del condado Navarro, acusada de poner en peligro a un menor de edad.

El reporte indica que la menor estaba boca abajo sobre una cama y tenía quemaduras en su cara, cuello, pecho, espalda, y ambos brazos.

Fue cuando entonces Marquez explicó que todo ocurrió el viernes 9 de agosto, es decir 12 horas antes, cuando ella bañaba a otros niños y escuchó un grito.

Al llegar a la cocina, la madrastra de la menor se encontró con que la pequeña presuntamente agarró una olla que tenía agua hirviendo y estaba sobre la estufa. Según la mujer, dicha agua le cayó encima a la víctima y le causó quemaduras en la frente y cara, pero despuės también notó algunas quemaduras sobre el pecho y brazos.

Marquez dijo que inmediatamente agarró una pomada y entonces la niña presuntamente dejó de llorar. De igual manera, le dio leche porque se quejaba de que tenía sed.

Pasaron los minutos, eran las 10 de la noche, cuando ambas se fueron a dormir al mismo cuarto. Sin embargo, Marquez explicó que al despertarse en la mañana se dio cuenta de que la niña ya no estaba y en lugar apareció en su cuarto, pero entonces ya no respondía.

Durante el transcurso de la investigación, autoridades entrevistaron a uno de los niños que estaba en la vivienda, quien contradijo la historia de Marquez.

El pequeño declaró que la niña no paraba de llorar tras el incidente y que la mujer le dijo que se callara antes de irse a dormir.

En la mañana, Marquez le pidió a él que la fuera a despertar, pero entonces ella ya no respondía y fue ahí que entonces la acusada habría llamado a la policía de Corsicana.

La investigación también revela que en la vivienda estaban otros tres menores de 5, 2 y 1 año. Estos fueron removidos por el Servicio de Protección de Menores (CPS, por sus siglas en inglés) y entregados a familias adoptivas.

Los resultados preliminares del médico forense indican que la menor habría muerto tras las quemaduras por el agua caliente.

Marquez enfrenta cargos por abandonar y/o poner en peligro la vida de un menor, el cual es un delito de segundo grado. También, un juez le impuso una fianza de $us 50,000.

El reporte policial también indica que no había nadie más que los niños y la mujer en la casa, ya que su esposo Aurelio estaba trabajando en Montana.