Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

55.10

|

real

4.07

x

EN VIVO

20/07/2019 - 16:00

Internacionales

Escribió paso a paso lo que haría antes de matar a su familia

Anthony Robert Harvey, de Perth, Australia, fue condenado a cadena perpetua después de declararse culpable de los asesinatos

Las palabras inquietantes escritas por Anthony Robert Harvey, quien iría a matar luego a su familia, se han hecho públicas.

Anthony Robert Harvey asesinó a su esposa, Mara Harvey, de 41 años, y a sus tres hijos, las gemelas Beatrix y Alice de dos años, y Charlotte, de tres años, en septiembre de 2018. Luego asesinó a su suegra de 73 años, Beverley Quinn, cuando ella visitó la casa a la mañana siguiente, en lo que se consideraría uno de los peores asesinatos en masa del estado.

Cada una de las víctimas fue apuñalada en la casa de la familia Harvey, en Perth, Australia Occidental. El joven de 25 años, que dirigía una franquicia de una empresa de corte de césped, fue condenado a cadena perpetua el viernes, con una orden de no ser liberado, luego de haberse declarado culpable de los asesinatos.

En su sentencia del viernes, los detalles del repugnante diario de Harvey fueron publicados por primera vez. En uno de ellos hizo una lista retorcida de tareas para los asesinatos, enumerando las instrucciones para; llamar al trabajo de Mara, lesiones falsas, llamar a Andrew, regalar todos los trabajos, llamar a la escuela de las niñas, definitivamente la interestatal. En otro, pareció sopesar sus opciones para deshacerse de su familia, señalando que dejarlo sin previo aviso o buscar un divorcio atraería las sospechas, otra exponía el hecho de hacer que toda su familia desapareciera".

Eliminar a su familia y malversar sus ahorros, requeriría una preparación.

Harvey también hizo observaciones sobre cómo podría escapar, escribiendo que su mayor problema era el dinero. 

Cash City, transferencia múltiple, grandes riesgos.

¿Cuerpo en remolque? ¿Cuerpo en parche vegetal? ¿Cuerpo en cama? Vender uno de los auto, objetos de valor. Retirar dinero.

Comprar un auto de incógnito. Comprar un perro.

Harvey vivió en el hogar familiar, entre los cuerpos sin vida durante cinco días antes de entregarse. Al sentenciar a Harvey, el juez Stephen Hall dijo que no había otro caso que fuera verdaderamente comparable. Añadió: "Sus acciones fueron mucho más allá de los límites ... Infundirían horror y repulsión en las personas más endurecidas

Las secciones del diario se publicaron durante las audiencias de junio, incluidas las notas destinadas a su esposa y suegra, que habían sido colocadas en sus cuerpos. Harvey escribió: "A mi bella esposa, lo siento mucho. Daría cualquier cosa por deshacer lo que he hecho. Creo que he perdido la cabeza. Cuida de esas niñas como tú siempre. Te quiero mucho"

La nota que dejó sobre su suegra, la Sra. Quinn decía: "Beverley, lo siento mucho, lo siento mucho. Todos ustedes se merecían lo mejor. Realmente espero que estén en algún lugar mejor. Sé que nunca lo dije, pero los amo. lo siento mucho".

El asesino vendió algunas de las pertenencias de la familia y tomó dinero de la cuenta bancaria de su esposa, antes de viajar 900 millas al norte hasta la ciudad de Pannawonica, donde vio a sus padres. Harvey se entregó a la policía el 9 de septiembre de 2018. Los detectives descubrieron el diario, que contenía una confesión, junto con armas de asesinato y fotografías de los cuerpos.

"Esta noche mataré a mi esposa, la golpearé hasta matarla, luego sofocaré a mis hijos y, por la mañana, asesinaré a mi suegra".

El Juez Hall dijo el viernes que Harvey pasará la vida en prisión sin la posibilidad de libertad condicional, y dijo que la casa de la familia era el lugar donde deberían haber estado más seguros. A raíz de los asesinatos, los familiares cercanos sugirieron que Harvey pensaba que sus hijos estaban obstaculizando su estilo de vida y que, contrariamente a las apariencias, no los quería. Anthony y Mara se conocieron en el 2013 mientras trabajaban en el sector de la mina Sino Steel en Cape Preston, en el noroeste de Australia Occidental.

Antes de los asesinatos, los amigos de la pareja dijeron a los reporteros que Harvey estaba bebiendo mucho y que gastaba aproximadamente $ 300 a la semana en su hábito de marihuana y metanfetamina. A pesar de todo esto, la pareja parecía muy feliz, y los vecinos no informaron ninguna preocupación antes de la ola de asesinatos.

 

Las palabras inquietantes escritas por Anthony Robert Harvey, quien iría a matar luego a su familia, se han hecho públicas.

Anthony Robert Harvey asesinó a su esposa, Mara Harvey, de 41 años, y a sus tres hijos, las gemelas Beatrix y Alice de dos años, y Charlotte, de tres años, en septiembre de 2018. Luego asesinó a su suegra de 73 años, Beverley Quinn, cuando ella visitó la casa a la mañana siguiente, en lo que se consideraría uno de los peores asesinatos en masa del estado.

Cada una de las víctimas fue apuñalada en la casa de la familia Harvey, en Perth, Australia Occidental. El joven de 25 años, que dirigía una franquicia de una empresa de corte de césped, fue condenado a cadena perpetua el viernes, con una orden de no ser liberado, luego de haberse declarado culpable de los asesinatos.

En su sentencia del viernes, los detalles del repugnante diario de Harvey fueron publicados por primera vez. En uno de ellos hizo una lista retorcida de tareas para los asesinatos, enumerando las instrucciones para; llamar al trabajo de Mara, lesiones falsas, llamar a Andrew, regalar todos los trabajos, llamar a la escuela de las niñas, definitivamente la interestatal. En otro, pareció sopesar sus opciones para deshacerse de su familia, señalando que dejarlo sin previo aviso o buscar un divorcio atraería las sospechas, otra exponía el hecho de hacer que toda su familia desapareciera".

Eliminar a su familia y malversar sus ahorros, requeriría una preparación.

Harvey también hizo observaciones sobre cómo podría escapar, escribiendo que su mayor problema era el dinero. 

Cash City, transferencia múltiple, grandes riesgos.

¿Cuerpo en remolque? ¿Cuerpo en parche vegetal? ¿Cuerpo en cama? Vender uno de los auto, objetos de valor. Retirar dinero.

Comprar un auto de incógnito. Comprar un perro.

Harvey vivió en el hogar familiar, entre los cuerpos sin vida durante cinco días antes de entregarse. Al sentenciar a Harvey, el juez Stephen Hall dijo que no había otro caso que fuera verdaderamente comparable. Añadió: "Sus acciones fueron mucho más allá de los límites ... Infundirían horror y repulsión en las personas más endurecidas

Las secciones del diario se publicaron durante las audiencias de junio, incluidas las notas destinadas a su esposa y suegra, que habían sido colocadas en sus cuerpos. Harvey escribió: "A mi bella esposa, lo siento mucho. Daría cualquier cosa por deshacer lo que he hecho. Creo que he perdido la cabeza. Cuida de esas niñas como tú siempre. Te quiero mucho"

La nota que dejó sobre su suegra, la Sra. Quinn decía: "Beverley, lo siento mucho, lo siento mucho. Todos ustedes se merecían lo mejor. Realmente espero que estén en algún lugar mejor. Sé que nunca lo dije, pero los amo. lo siento mucho".

El asesino vendió algunas de las pertenencias de la familia y tomó dinero de la cuenta bancaria de su esposa, antes de viajar 900 millas al norte hasta la ciudad de Pannawonica, donde vio a sus padres. Harvey se entregó a la policía el 9 de septiembre de 2018. Los detectives descubrieron el diario, que contenía una confesión, junto con armas de asesinato y fotografías de los cuerpos.

"Esta noche mataré a mi esposa, la golpearé hasta matarla, luego sofocaré a mis hijos y, por la mañana, asesinaré a mi suegra".

El Juez Hall dijo el viernes que Harvey pasará la vida en prisión sin la posibilidad de libertad condicional, y dijo que la casa de la familia era el lugar donde deberían haber estado más seguros. A raíz de los asesinatos, los familiares cercanos sugirieron que Harvey pensaba que sus hijos estaban obstaculizando su estilo de vida y que, contrariamente a las apariencias, no los quería. Anthony y Mara se conocieron en el 2013 mientras trabajaban en el sector de la mina Sino Steel en Cape Preston, en el noroeste de Australia Occidental.

Antes de los asesinatos, los amigos de la pareja dijeron a los reporteros que Harvey estaba bebiendo mucho y que gastaba aproximadamente $ 300 a la semana en su hábito de marihuana y metanfetamina. A pesar de todo esto, la pareja parecía muy feliz, y los vecinos no informaron ninguna preocupación antes de la ola de asesinatos.