Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

56.12

|

real

4.08

x

EN VIVO

02/08/2019 - 08:23

Policial

Presunto ladrón de vacas se salva de ser linchado

Vecinos de la Tamborada B intentaron hacer ajusticiar a un ladrón, que robó y vendió el ganado a otra vecina de la zona, la policía tuvo que gasificar para rescatarlo.

Cochabamba, Bolivia

Un hombre de 25 años de edad, se salvó de milagro de ser linchado por una turba enardecida después de haber robado una vaca. El hecho sucedió ayer al mediodía en el sector de “Tamborada B”, al sur de la ciudad.

Según un reporte preliminar de la Policía, el joven robó la vaca de una pobladora de la zona y la vendió en Bs 1.000 a otra vecina. La afectada se dio cuenta del hecho por lo que fue a la casa de la compradora y reconoció al animal. La mujer, después de una breve conversación, le dijo quien le había vendido y la víctima de robo movilizó a otros pobladores, quienes dieron con el paradero.

Comunarios retuvieron, golpearon y amenazaron con linchar al ladrón, ante tanta presión confesó el crimen lo que desató la molestia de la gente. Pasado el mediodía llegó la Policía para rescatar al ladrón.

A manera de protesta, los pobladores decidieron bloquear las vías para evitar que  el sujeto salga de la zona. La tensión llegó el límite cuando la patrulla pudo atravesar los bloqueos, provocando que la gente arroje piedras. Los policías respondieron con granadas de gas lacrimógeno para dispersar a los molestos vecinos.

Un hombre de 25 años de edad, se salvó de milagro de ser linchado por una turba enardecida después de haber robado una vaca. El hecho sucedió ayer al mediodía en el sector de “Tamborada B”, al sur de la ciudad.

Según un reporte preliminar de la Policía, el joven robó la vaca de una pobladora de la zona y la vendió en Bs 1.000 a otra vecina. La afectada se dio cuenta del hecho por lo que fue a la casa de la compradora y reconoció al animal. La mujer, después de una breve conversación, le dijo quien le había vendido y la víctima de robo movilizó a otros pobladores, quienes dieron con el paradero.

Comunarios retuvieron, golpearon y amenazaron con linchar al ladrón, ante tanta presión confesó el crimen lo que desató la molestia de la gente. Pasado el mediodía llegó la Policía para rescatar al ladrón.

A manera de protesta, los pobladores decidieron bloquear las vías para evitar que  el sujeto salga de la zona. La tensión llegó el límite cuando la patrulla pudo atravesar los bloqueos, provocando que la gente arroje piedras. Los policías respondieron con granadas de gas lacrimógeno para dispersar a los molestos vecinos.