Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

58.35

|

real

4.16

x

EN VIVO

21/08/2019 - 17:10

Deportes

Talón de Aquiles provoca expulsión de Modric

Competición aplica el grado mínimo para las infracciones relativas a la violencia en el juego

El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) sancionó con un partido de suspensión a Luka Modric por su expulsión en la primera jornada de Liga ante el Celta de Vigo.

Modric pisó el talón de Aquiles de Denis Suárez, infracción sancionada con roja según solicitaba la circular número 4 remitida antes del inicio de la temporada a los colegiados por el Comité Técnico de Árbitros (CTA), independientemente de la intencionalidad de la acción.

Competición ha aplicado al croata el artículo 123 del Código Disciplinario, relativo a la violencia en el juego, en su grado mínimo: 

"Producirse de manera violenta con ocasión del juego o como consecuencia directa de algún lance del mismo, siempre que la acción origine riesgo, pero no se produzcan consecuencias dañosas o lesivas, se sancionará con suspensión de uno a tres partidos o por tiempo de hasta un mes. Si la acción descrita en el párrafo anterior se produjera al margen del juego o estando el juego detenido, se sancionará con suspensión de dos a tres partidos".

La aplicación de esta norma no es un caso exclusivo del campeonato español. La regla viene de la International Board y afecta a todo el mundo del fútbol. De hecho, Cesc Fábregas fue expulsado la semana pasada con el Mónaco por una acción similar y en su caso ha sido sancionado con tres encuentros. 

El Comité de Competición de la Federación decidirá hoy el castigo a Modric y Molina y la decisión podría sentar un precedente peligroso. Si no se tienen en cuenta las alegaciones del Madrid, el centrocampista se perdería como mínimo dos encuentros; en el caso del delantero, como el árbitro sí señaló en el acta que la patada fue tratando de disputar un balón, su castigo podría ser solo de un partido.

El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) sancionó con un partido de suspensión a Luka Modric por su expulsión en la primera jornada de Liga ante el Celta de Vigo.

Modric pisó el talón de Aquiles de Denis Suárez, infracción sancionada con roja según solicitaba la circular número 4 remitida antes del inicio de la temporada a los colegiados por el Comité Técnico de Árbitros (CTA), independientemente de la intencionalidad de la acción.

Competición ha aplicado al croata el artículo 123 del Código Disciplinario, relativo a la violencia en el juego, en su grado mínimo: 

"Producirse de manera violenta con ocasión del juego o como consecuencia directa de algún lance del mismo, siempre que la acción origine riesgo, pero no se produzcan consecuencias dañosas o lesivas, se sancionará con suspensión de uno a tres partidos o por tiempo de hasta un mes. Si la acción descrita en el párrafo anterior se produjera al margen del juego o estando el juego detenido, se sancionará con suspensión de dos a tres partidos".

La aplicación de esta norma no es un caso exclusivo del campeonato español. La regla viene de la International Board y afecta a todo el mundo del fútbol. De hecho, Cesc Fábregas fue expulsado la semana pasada con el Mónaco por una acción similar y en su caso ha sido sancionado con tres encuentros. 

El Comité de Competición de la Federación decidirá hoy el castigo a Modric y Molina y la decisión podría sentar un precedente peligroso. Si no se tienen en cuenta las alegaciones del Madrid, el centrocampista se perdería como mínimo dos encuentros; en el caso del delantero, como el árbitro sí señaló en el acta que la patada fue tratando de disputar un balón, su castigo podría ser solo de un partido.