Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

59.81

|

real

4.11

x

EN VIVO

21/11/2019 - 19:48

Espectáculos

Ana Bárbara pide perdón por cambiar la letra al himno de México

A pesar de su equivocación, la intérprete aseguró durante su actuación se sintió muy orgullosa.

Ana Barbara ofreció unas disculpas por cambiar la letra del himno nacional mexicano. Atreves de la red social Instagram la cantante lamento su error y reveló que los nervios la traicionaron, por lo que en una frase cambió la letra y dijo: “sienes de olivo” cuando lo correcto es “sienes de oliva”.

A pesar de su equivocación, la intérprete aseguró durante su actuación que se sintió muy orgullosa.

La cantante publicó un video con un mensaje en el que nuevamente ofreció disculpas a quienes se hayan ofendido por su desliz.

“Ya lo dijo el gran José Alfredo Jiménez: sigo aprendiendo despacio lo que la vida me enseña”, escribió.

En el escrito, dejó claro que intentó dar lo mejor de sí y lo hizo, con mucho amor y pasión.

Por supuesto, la reacción de sus fans no se hizo esperar y recibió cientos de comentarios de apoyo, en los que aplaudieron su valentía y que aseguraron que nadie es perfecto.

Ana Barbara ofreció unas disculpas por cambiar la letra del himno nacional mexicano. Atreves de la red social Instagram la cantante lamento su error y reveló que los nervios la traicionaron, por lo que en una frase cambió la letra y dijo: “sienes de olivo” cuando lo correcto es “sienes de oliva”.

A pesar de su equivocación, la intérprete aseguró durante su actuación que se sintió muy orgullosa.

La cantante publicó un video con un mensaje en el que nuevamente ofreció disculpas a quienes se hayan ofendido por su desliz.

“Ya lo dijo el gran José Alfredo Jiménez: sigo aprendiendo despacio lo que la vida me enseña”, escribió.

En el escrito, dejó claro que intentó dar lo mejor de sí y lo hizo, con mucho amor y pasión.

Por supuesto, la reacción de sus fans no se hizo esperar y recibió cientos de comentarios de apoyo, en los que aplaudieron su valentía y que aseguraron que nadie es perfecto.