Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

56.26

|

real

4.08

x

EN VIVO

11/07/2019 - 11:52

Cocineros

Marraqueta

Hacer una marraqueta implica tradición y sabor de nuestra Oh Linda La Paz, y es una receta que sorprenderá

Insumos:

· 4 tazas de harina de trigo cernidas

· 2 cucharillas de levadura fresca

· 2 tazas de agua tibia

· 1 cucharillas de sal

· 2 cucharillas de azúcar

 

 

Preparación:

 

En media taza de agua tibia, remojar la levadura, hasta que esta se disuelva. A la levadura disuelta, agregar media taza más de agua tibia y una taza de harina, mezclar bien.

Dejar reposar la masa, cubierta en un lugar abrigado, preferentemente donde le llegue el sol.

Cuando la masa haya levantado al doble de tamaño y esté llena de burbujas grandes, agregar tres tazas más de harina junto con la sal y el azúcar alternando con una taza de agua tibia.

Amasar, hasta que se forme una masa uniforme, estirando del medio hacia los cantos, hasta que la masa ya no se pegue en las manos.

La masa no debe ser dura, debe quedar lisa y suave, golpear la masa sobre la mesa para que esta tenga una mayor consistencia.

Espolvorear los recipientes del horno (latas) con harina, y colocar la masa en tamaños un poco más grandes que un puño, en forma alargada como un óvalo.

Dejar reposar tapando con una servilleta por unos veinte minutos; antes de introducir al horno realizar un corte no profundo a lo largo de cada bollo, para que tenga la forma típica de la marraqueta. Introducir las bandejas en horno ya caliente.

Comentarios

Programación
Uno Decide

22:00

Uno decide

Uno Decide

00:00

Uno decide

problemas y soluciones

00:33

Problemas y soluciones

notivisión

02:00

Notivisión

Cocineros Bolivianos

03:00

Cocineros bolivianos

mujeres rompiendo el silencio

05:00

Mujeres rompiendo el silencio

Insumos:

· 4 tazas de harina de trigo cernidas

· 2 cucharillas de levadura fresca

· 2 tazas de agua tibia

· 1 cucharillas de sal

· 2 cucharillas de azúcar

 

 

Preparación:

 

En media taza de agua tibia, remojar la levadura, hasta que esta se disuelva. A la levadura disuelta, agregar media taza más de agua tibia y una taza de harina, mezclar bien.

Dejar reposar la masa, cubierta en un lugar abrigado, preferentemente donde le llegue el sol.

Cuando la masa haya levantado al doble de tamaño y esté llena de burbujas grandes, agregar tres tazas más de harina junto con la sal y el azúcar alternando con una taza de agua tibia.

Amasar, hasta que se forme una masa uniforme, estirando del medio hacia los cantos, hasta que la masa ya no se pegue en las manos.

La masa no debe ser dura, debe quedar lisa y suave, golpear la masa sobre la mesa para que esta tenga una mayor consistencia.

Espolvorear los recipientes del horno (latas) con harina, y colocar la masa en tamaños un poco más grandes que un puño, en forma alargada como un óvalo.

Dejar reposar tapando con una servilleta por unos veinte minutos; antes de introducir al horno realizar un corte no profundo a lo largo de cada bollo, para que tenga la forma típica de la marraqueta. Introducir las bandejas en horno ya caliente.