Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

59.82

|

real

4.14

x

EN VIVO

15/08/2019 - 09:24

Notivisión

Pesaba 175 kilos y adelgaza gracias a la Gran Muralla china

El sobrepeso no lo dejaba caminar más de cinco minutos y le era imposible darse la vuelta en la cama.

Increíble pero cierto, un hombre perdió cerca de 100 kilogramos de peso luego de una humillante experiencia que sufrió durante un viaje a China.

Ben Muscroft, de 42 años, pesaba 175 kilogramos cuando fue al país asiático a visitar a su hermano en 2012. Por desgracia, el viaje resultó desde el comienzo desagradable e incómodo para él. Ya en el avión tuvo que pedir una extensión para su cinturón de seguridad debido al volumen de su abdomen, y una vez en China la gente lo miraba constantemente en la calle por su tamaño. Lo que más le duele, sin embargo, es que no pudo conocer la Gran Muralla China porque su condición física le impidió recorrerla.

"No estaba en condiciones de caminar, lo cual realmente lamento", aseguró en una entrevista.

El británico confiesa que su problema de peso inició desde que era un niño debido a sus malos hábitos alimenticios sumados a un estilo de vida poco saludable. Según afirma, antes de su trasformación, y con solo 27 años, su vida era "difícil", ya que no podía caminar más de cinco minutos seguidos y le era imposible darse la vuelta en la cama.

Finalmente, el tortuoso viaje a China lo llevó a tomar la decisión de adelgazar. Para ello, se unió a una organización especializada en programas de control de peso, a la que asistía su padre y su hermana, en donde además conoció a Karen Parker, su actual pareja.

 

Ahora Ben se alimenta adecuadamente, practica yoga, corre y hace pesas tres veces por semana. Además, afirma que ha recuperado la confianza en sí mismo y se siente listo para regresar a China el próximo año con su novia y enfrentar de nuevo a la Gran Muralla.

"Ahora sé que puedo lograr cualquier cosa que me proponga", concluye.

Increíble pero cierto, un hombre perdió cerca de 100 kilogramos de peso luego de una humillante experiencia que sufrió durante un viaje a China.

Ben Muscroft, de 42 años, pesaba 175 kilogramos cuando fue al país asiático a visitar a su hermano en 2012. Por desgracia, el viaje resultó desde el comienzo desagradable e incómodo para él. Ya en el avión tuvo que pedir una extensión para su cinturón de seguridad debido al volumen de su abdomen, y una vez en China la gente lo miraba constantemente en la calle por su tamaño. Lo que más le duele, sin embargo, es que no pudo conocer la Gran Muralla China porque su condición física le impidió recorrerla.

"No estaba en condiciones de caminar, lo cual realmente lamento", aseguró en una entrevista.

El británico confiesa que su problema de peso inició desde que era un niño debido a sus malos hábitos alimenticios sumados a un estilo de vida poco saludable. Según afirma, antes de su trasformación, y con solo 27 años, su vida era "difícil", ya que no podía caminar más de cinco minutos seguidos y le era imposible darse la vuelta en la cama.

Finalmente, el tortuoso viaje a China lo llevó a tomar la decisión de adelgazar. Para ello, se unió a una organización especializada en programas de control de peso, a la que asistía su padre y su hermana, en donde además conoció a Karen Parker, su actual pareja.

 

Ahora Ben se alimenta adecuadamente, practica yoga, corre y hace pesas tres veces por semana. Además, afirma que ha recuperado la confianza en sí mismo y se siente listo para regresar a China el próximo año con su novia y enfrentar de nuevo a la Gran Muralla.

"Ahora sé que puedo lograr cualquier cosa que me proponga", concluye.