EN VIVO

Tendencias

La increíble historia de un hombre con un pene biónico

TENDENCIAS.

Red Uno Bolivia.- Andrew Wardle nació sin pene, debido a que padece extrofia vesical, una malformación congénita del aparato urogenital que afecta a una de cada veinte millones de personas. Pero ahora, a sus 44 años de edad, este hombre va a perder por fin su virginidad, gracias a que le implantaron un pene biónico.

Una increíble historia. Su familia biológica terminó entregándole en adopción, y nunca logró integrarse en la escuela mientras se sometía a interminables operaciones para habilitarle un sistema urinario. Todo empeoró al llegar la adolescencia. Consumía alcohol y drogas como excusa para decirle a sus parejas, que nunca duraban, que no estaba en condiciones de hacer el amor. Trató de suicidarse dos veces.

Pero su vida dio el primer cambio trascendental en 2012, cuando los médicos decidieron eliminar la bolsa y practicarle una nueva cirugía aplicando el llamado principio de Mifrotanoff, para construir un pequeño canal que conectase la vejiga con el exterior de su cuerpo. La operación fue un éxito.

El siguiente paso fue construirle un pene biónico. Para ello utilizaron piel y músculo de su brazo izquierdo, y una vena de su pierna derecha. Todo el material fue manipulado para darle la forma y el tamaño de un pene normal, y posteriormente fue injertado en su cuerpo.

Para que el miembro viril funcione sexualmente, los médicos le han implantado también una bomba en el escroto, que activa un pequeño depósito de agua salina que tiene colocado en el abdomen, causando así la erección.

La operación ha sido un éxito, pero todavía tiene por delante ocho semanas de rehabilitación, incluyendo diez días de activación en los que su pene se mantendrá permanentemente erecto. Pero Andrew no tiene ninguna prisa.

Te puede interesar: Romeo Santos y Julio Iglesias unen sus voces para cantarle al pene

Ahora que su caso clínico ha adquirido relevancia, asegura que un cirujano estadounidense ha valorado el coste de la operación en un millón de dólares.

“Tengo el pene más caro del mundo” “Soy perfectamente consciente de que ahora soy medio hombre y medio robot, un hombre biónico. Y seré capaz de rendir incluso borracho”.