EN VIVO

20/09/2019 - 09:56

Tecnología

Asediado Mark Zuckerberg de Facebook busca añadir amigos en Washington

WASHINGTON, 19 sep (Reuters) - El presidente ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, se reunió con algunos de sus mayores críticos y enfrentó preguntas difíciles sobre las problemas de la red social para proteger la privacidad del consumidor, además de llamados para que venda WhatsApp e Instagram.

En el segundo día de un viaje de tres a Washington, Zuckerberg, vestido con traje y corbata en lugar de la camiseta con capucha que usa habitualmente, se reunió y cenó con legisladores, incluido el senador Richard Blumenthal.

Zuckerberg no respondió a preguntas de los periodistas mientras se trasladaba de una oficina a otra en el Capitolio, la sede del Congreso de Estados Unidos.

Después de un reunión con el fundador de Facebook, el senador Josh Hawley, un duro crítico, dijo que la conversación había sido "franca", un eufemismo que los políticos usan a menudo cuando hay desacuerdos.

Hawley le dijo a Zuckerberg que Facebook podría demostrar que se tomaba en serio la protección de la privacidad de los usuarios si vendía las plataformas de redes sociales que Facebook había adquirido, porque restringiría su capacidad para recopilar información sobre un individuo de diferentes fuentes.

"Le dije: 'Demuestra que te tomas en serio los datos. Vende WhatsApp y vende Instagram'", comentó Hawley a periodistas. "Se puede decir con seguridad que no fue receptivo a esas sugerencias".

Facebook ha estado bajo fuego por una serie de fallas, incluido el intercambio inapropiado de información de 87 millones de usuarios con una consultora política británica ya desaparecida, lo que provocó una multa de 5.000 millones de dólares.

WASHINGTON, 19 sep (Reuters) - El presidente ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, se reunió con algunos de sus mayores críticos y enfrentó preguntas difíciles sobre las problemas de la red social para proteger la privacidad del consumidor, además de llamados para que venda WhatsApp e Instagram.

En el segundo día de un viaje de tres a Washington, Zuckerberg, vestido con traje y corbata en lugar de la camiseta con capucha que usa habitualmente, se reunió y cenó con legisladores, incluido el senador Richard Blumenthal.

Zuckerberg no respondió a preguntas de los periodistas mientras se trasladaba de una oficina a otra en el Capitolio, la sede del Congreso de Estados Unidos.

Después de un reunión con el fundador de Facebook, el senador Josh Hawley, un duro crítico, dijo que la conversación había sido "franca", un eufemismo que los políticos usan a menudo cuando hay desacuerdos.

Hawley le dijo a Zuckerberg que Facebook podría demostrar que se tomaba en serio la protección de la privacidad de los usuarios si vendía las plataformas de redes sociales que Facebook había adquirido, porque restringiría su capacidad para recopilar información sobre un individuo de diferentes fuentes.

"Le dije: 'Demuestra que te tomas en serio los datos. Vende WhatsApp y vende Instagram'", comentó Hawley a periodistas. "Se puede decir con seguridad que no fue receptivo a esas sugerencias".

Facebook ha estado bajo fuego por una serie de fallas, incluido el intercambio inapropiado de información de 87 millones de usuarios con una consultora política británica ya desaparecida, lo que provocó una multa de 5.000 millones de dólares.