Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

59.80

|

real

4.19

x

EN VIVO

21/10/2019 - 12:38

Internacionales

Cerca de 55 elefantes mueren de hambre por cruda sequía

Los animales habían muerto cerca de bebederos en el Parque Nacional Hwange.

Zimbabue

Al menos 55 elefantes murieron de hambre en una reserva en el oeste de Zimbabue desde septiembre debido a una grave sequía, dijo el lunes la agencia de vida silvestre del país.

El portavoz de Zimparks, Tinashe Farawo, dijo que los animales habían muerto cerca de bebederos en el Parque Nacional Hwange, una señal de que habían viajado largas distancias para acceder al agua.

Los investigadores mostraron que al menos 55 elefantes habían muerto debido a la falta de alimentos y agua en el parque, que tiene la manada más grande de 50.000 ejemplares.

"La situación es urgente. Los elefantes están muriendo de hambre y ese es un gran problema", dijo Farawo.

El portavoz agregó que hubo una "destrucción masiva" de vegetación en Hwange provocada por los elefantes, que también estaban ingresando a pueblos cercanos al parque, lo que incrementa el conflicto entre los humanos y los animales.

Más de 200 personas murieron debido a ataques de elefantes en los últimos cinco años, según Zimbarks (Zimbabwe Parks and Wildlife Management Authority).

La agencia estaba recurriendo a realizar más pozos en Hwange debido a que los existentes se habían secado por la falta de dinero, dijo Farawo. La agencia no recibe fondos del gobierno.

En el pasado, Zimbabue ha vendido elefantes bebé a China diciendo que necesitaba el dinero para la conservación en Hwange, cuya población de elefantes es tres veces la capacidad del parque.

En 2016, Zimbabue puso sus animales salvajes en venta, al decir que necesitaba compradores para que salvaran a las bestias de otra devastadora sequía.

 

 

Al menos 55 elefantes murieron de hambre en una reserva en el oeste de Zimbabue desde septiembre debido a una grave sequía, dijo el lunes la agencia de vida silvestre del país.

El portavoz de Zimparks, Tinashe Farawo, dijo que los animales habían muerto cerca de bebederos en el Parque Nacional Hwange, una señal de que habían viajado largas distancias para acceder al agua.

Los investigadores mostraron que al menos 55 elefantes habían muerto debido a la falta de alimentos y agua en el parque, que tiene la manada más grande de 50.000 ejemplares.

"La situación es urgente. Los elefantes están muriendo de hambre y ese es un gran problema", dijo Farawo.

El portavoz agregó que hubo una "destrucción masiva" de vegetación en Hwange provocada por los elefantes, que también estaban ingresando a pueblos cercanos al parque, lo que incrementa el conflicto entre los humanos y los animales.

Más de 200 personas murieron debido a ataques de elefantes en los últimos cinco años, según Zimbarks (Zimbabwe Parks and Wildlife Management Authority).

La agencia estaba recurriendo a realizar más pozos en Hwange debido a que los existentes se habían secado por la falta de dinero, dijo Farawo. La agencia no recibe fondos del gobierno.

En el pasado, Zimbabue ha vendido elefantes bebé a China diciendo que necesitaba el dinero para la conservación en Hwange, cuya población de elefantes es tres veces la capacidad del parque.

En 2016, Zimbabue puso sus animales salvajes en venta, al decir que necesitaba compradores para que salvaran a las bestias de otra devastadora sequía.