CONOCE A LUISITO - CLIC AQUÍ

EN VIVO

05/07/2019 - 07:22

"eliminaron nuestra identidad"

Google Maps sorprende a residentes rebautizando sus barrios

Cada vez se encuentran vecindarios con nombres incorrectos o desconocidos, según investigadores de geografía y datos.

Las calles del Durazno, la Naranja y el Limón, insertas en el distrito del Cinturón de la Fruta de Búfalo, Nueva York, son bien conocidas desde el siglo XIX, cuando los colonos alemanes plantaron sus huertos allí.

Por esa razón, la residente local Verónica Hemphill-Nichols se sorprendió cuando abrió Google Maps en el primer teléfono inteligente que compró hace unos 10 años y vio que la zona había sido rebautizada como Parque Médico.

"Me enfadé cuando descubrí que cambiaron nuestro nombre", dijo por teléfono a la Fundación Thomson Reuters.

Desde que Google Maps fue lanzado por primera vez en 2005 y creció su base de usuarios, residentes perplejos y enojados en ciudades de todo el mundo han informado cada vez más que encuentran vecindarios con nombres incorrectos o desconocidos, según investigadores de geografía y datos.

Los nombres elegidos por Google, cuyos servicios de mapeo son usados por más de mil millones de personas cada mes, acaban imponiéndose a menudo, ya que influyen en la forma en que las agencias inmobiliarias, los sitios web de viajes y las aplicaciones para compartir hogar se refieren a un área.

"En muchos sentidos, Google está definiendo el mundo", dijo Matthew Zook, profesor de geografía en la Universidad de Kentucky, agregando que el gigante de la tecnología se ha posicionado como el principal creador de mapas del mundo.

"Verá cómo Airbnb y otros (...) se refieren a estos vecindarios en el mapa de forma que reflejen la visión del mundo de Google en lugar de tal vez la visión local del mundo", dijo.

    Sin embargo, los errores de etiquetado resaltan las tensiones entre el impulso de la compañía para obtener datos globales claros y completos y las complejas identidades de las áreas locales, lo que hace que algunas comunidades se sientan mal representadas, señaló Zook.

Una portavoz de Google afirmó que la compañía obtiene sus datos sobre los vecindarios de una combinación de proveedores externos y fuentes públicas y destacó que anima a la gente a informar sobre cualquier error.

"En general, esto proporciona un mapa completo y actualizado, pero cuando hay inexactitudes, trabajamos para solucionarlas lo más rápido posible", dijo en comentarios enviados por correo electrónico.

¿FRUTAS O MÉDICOS?

Para los residentes del Cinturón de la Fruta, el nuevo nombre parecía un guiño al Buffalo Niagara Medical Campus, un gran centro médico que estaba siendo construido en el límite del barrio de clase trabajadora, predominantemente afroamericana, según activistas locales.

    En ese momento, los lugareños dijeron que estaban siendo presionados para dejar sus viviendas por la llegada de trabajadores médicos más ricos a la zona, y muchos interpretaron el cambio de nombre como una señal de que la comunidad estaba perdiendo la batalla contra la gentrificación.

"Cuando eliminaron nuestro nombre, eliminaron nuestra identidad", dijo Hemphill-Nichols, una activista de los derechos de vivienda, añadiendo que pensó que eso haría que el complejo médico acabara comiéndose más parte del vecindario.

Sarah Warner, una portavoz del centro médico, dijo que nunca solicitó ningún cambio de nombre en Google Maps.

El consejo de Búfalo tampoco ofreció muchas respuestas, según Hemphill-Nichols, quien dijo que en una reunión convocada en el ayuntamiento tras conocerse el cambio un funcionario indicó que una olvidada evaluación de planificación con cuatro décadas de antigüedad podría haber sido la fuente del nombre.

El Cinturón de la Fruta finalmente regresó a su designación original a principios de este año, después de que un diario local contactó a Google para un artículo sobre el asunto.

"No tiene idea del peso que me quité de encima", comentó Hemphill-Nichols.

NO EN MI VECINDARIO

Zook dijo que el hambre de datos de Google le lleva a obtener a veces los nombres de cualquier mapa que encuentra, aunque no sea estrictamente oficial, y termina dando a esa información más autoridad de la que pretendían originalmente sus autores.

En el caso de Milán, en Italia, parece que Google se basó sobre todo en un mapa creado por el blog local Urbanfile, dijo su autor Roberto Arsuffi, quien explicó que inventó los nombres de algunos lugares, usando a veces puntos de referencia poco conocidos para describir áreas pequeñas y sin nombre al crear las etiquetas de ubicación.

Por ejemplo, nombró el distrito de Acquabella en honor a una antigua granja y un cruce ferroviario cercano que ya fueron demolidos. Pero en los mapas oficiales, Acquabella no existe como un área distinta con su propio nombre, ya que su territorio está dividido en dos distritos más grandes.

    Google Maps usó los nombres de Arsuffi unas semanas después de la publicación del mapa de Urbanfile hace unos cinco años, explicó su autor. Y de repente, algunos milaneses se encontraron viviendo en barrios desconocidos.

"Llevo 10 años aquí y nunca he oído hablar de eso", dijo un dueño de un bar local tras ser informado de que, según Google, su propiedad está dentro de los límites de Acquabella.

    Arsuffi dijo que se contactó con Google para señalar las inexactitudes que detectó, pero no recibió respuesta.

Google asegura que no tomó los nombres directamente del mapa de Urbanfile, sino que los usuarios hicieron esas modificaciones en su mapa a través de Map Maker, una herramienta ahora extinta que permitía al público hacer contribuciones a Google Maps.

HISTORIA BORRADA

Map Maker lleva fuera de servicio desde el 2017, pero los entusiastas de los mapas en Leeds, Inglaterra, han estado buscando otras maneras de preservar los nombres de lugares amados que se consideran en peligro de desaparecer.

    En 2018, al enterarse de que un desarrollador planeaba construir nuevos apartamentos en el área conocida como Quarry Hill -que una vez albergó el complejo de viviendas sociales más grande de Gran Bretaña- y renombrarla SOYO, el escritor local Chris Nickson envió una queja al consejo.

"Esto borra de un golpe siglos de historia de Leeds", señaló en la carta, que también publicó en Twitter.

La apelación contra el apodo SOYO, que significa "South of York Road", fue aceptada por Thomas Forth, jefe de datos en el Open Data Institute Leeds, un grupo de análisis.

Marcó el área en el centro de Leeds como Quarry Hill en OpenStreetMap, un servicio de mapeo al estilo de Wikipedia, con la esperanza de que fuera recogido por Google y otros proveedores de mapas en línea.

    "Cambiar un nombre podría verse como un ejemplo extremo de gentrificación", dijo Forth en una entrevista telefónica. "Especialmente si los residentes anteriores o actuales sienten que los nombres que usan ya no son bienvenidos".

Una portavoz de SOYO dijo en un correo electrónico que el desarrollo cubrirá solo una parte de Quarry Hill y regenerará el lugar, trayendo nuevas viviendas residenciales, además de bares, restaurantes y un hotel.

Según dijo, la compañía trabajará para actualizar la señalización, los puntos de referencia y la información en línea con el nuevo nombre a medida que avance la construcción, al tiempo que indicó que el área fue un estacionamiento de autos durante más de 40 años, tras la demolición de los bloques.

"Nuestro proyecto marca el comienzo de un nuevo capítulo para esta parte de la ciudad", dijo. Pero por ahora, ese capítulo no tiene nombre, al menos en Google Maps.

 

 

 

Programación
Cocineros Bolivianos

02:00

Cocineros bolivianos

mujeres rompiendo el silencio

05:00

Mujeres rompiendo el silencio

el mañanero

06:00

El mañanero

La Familia Ingalls

09:00

La familia ingalls

Cocineros Bolivianos

10:00

Cocineros bolivianos

dragón ball z

12:00

Dragón ball z