Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

59.81

|

real

4.10

x

EN VIVO

04/12/2019 - 17:30

Tendencias

Es de familia muy adinerada, pero vive en las calles

Pese a tenerlo todo, el haber ingresado al mundo de las drogas a los 11 años lo llevó por un camino de perdición

Reino Unido

Ryan Staffiere nació en el seno de una familia muy bien acomodada de la localidad de Truro, perteneciente al condado de Cornuelles, en Reino Unido. Pero un problema de adicción llevó a Ryan desde hace 21 años a vivir en la calle, buscando mil y un maneras de sobrevivir todos los días.

Ryan, quien ahora tiene 37 años, asegura que cuando tenía 11 años y asistía a una escuela privada, probó por primera vez la marihuana, lo que posteriormente lo llevó a probar otro tipo de drogas, alcohol y así otras sustancias.

Estaba tan descontrolado que cuando cumplió 15, sus padres decidieron correrlo de su casa, por lo que no le quedó otra opción que refugiarse en las calles, lo cual también lo llevó a relacionarse con otras personas sin hogar que consumían heroína y crack. Además de sus problemas de drogas, Ryan arrastra 93 condenas judiciales.

Pese a todo, Ryan asegura ser un buen hombre que salió mal, y desde hace tiempo está tratando de rectificar el camino, pues ha vuelto a tener contacto con sus padres y está listo para someterse a un tratamiento de rehabilitación y así recuperar lo que más ama, su hija de 10 años, la cual tuvo con otra chica adicta que por sus problemas murió y la niña se quedó bajo el cuidado de su familia.

Cuando ella crezca, quiero que pueda decir que ‘a mi padre no le fue bien cuando era más joven, pero que hizo todo lo posible'”, comentó Staffiere.

También desea ayudar a otros que viven en sus mismas condiciones a que superen sus problemas, den un cambio radical a su vida y salgan adelante.

Tengo rumbos alineados. Quiero ser un defensor de las personas sin hogar. Podría llevarlos a citas médicas y cosas así. Al principio sería voluntario, pero eso es lo que quiero hacer como trabajo”, manifestó Staffiere.

Ryan Staffiere nació en el seno de una familia muy bien acomodada de la localidad de Truro, perteneciente al condado de Cornuelles, en Reino Unido. Pero un problema de adicción llevó a Ryan desde hace 21 años a vivir en la calle, buscando mil y un maneras de sobrevivir todos los días.

Ryan, quien ahora tiene 37 años, asegura que cuando tenía 11 años y asistía a una escuela privada, probó por primera vez la marihuana, lo que posteriormente lo llevó a probar otro tipo de drogas, alcohol y así otras sustancias.

Estaba tan descontrolado que cuando cumplió 15, sus padres decidieron correrlo de su casa, por lo que no le quedó otra opción que refugiarse en las calles, lo cual también lo llevó a relacionarse con otras personas sin hogar que consumían heroína y crack. Además de sus problemas de drogas, Ryan arrastra 93 condenas judiciales.

Pese a todo, Ryan asegura ser un buen hombre que salió mal, y desde hace tiempo está tratando de rectificar el camino, pues ha vuelto a tener contacto con sus padres y está listo para someterse a un tratamiento de rehabilitación y así recuperar lo que más ama, su hija de 10 años, la cual tuvo con otra chica adicta que por sus problemas murió y la niña se quedó bajo el cuidado de su familia.

Cuando ella crezca, quiero que pueda decir que ‘a mi padre no le fue bien cuando era más joven, pero que hizo todo lo posible'”, comentó Staffiere.

También desea ayudar a otros que viven en sus mismas condiciones a que superen sus problemas, den un cambio radical a su vida y salgan adelante.

Tengo rumbos alineados. Quiero ser un defensor de las personas sin hogar. Podría llevarlos a citas médicas y cosas así. Al principio sería voluntario, pero eso es lo que quiero hacer como trabajo”, manifestó Staffiere.