Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

64.89

|

real

5.32

x

EN VIVO

19/02/2020 - 18:40

Internacionales

Exjugador de Rugby mata sin piedad a su esposa e hijos

El australiano se mostraba como un padre amoroso en redes sociales

Australia

Un trágico hecho ha consternado a toda Australia, el ex jugador de rugby Rowan Baxter asesinó a su esposa y a sus tres hijos. El australiano de 42 años plasmó su vida en redes sociales como un padre amoroso, antes de matar a su familia en un acto de insensibilidad y cobardía.

Según el informe de las autoridades, Rowan roció gasolina sobre su esposa y sus tres hijos antes de prenderles fuego en un automóvil. Los pequeños tenían 6, 4 y 3 años respectivamente. 

Los niños murieron en el SUV Kia blanco en Camp Hill, en el sureste de Brisbane, Australia alrededor de las 8:20 de la mañana del miércoles 19 de febrero, mientras que Baxter se apuñaló en el estómago afuera del auto.

Los testigos dicen que vieron a la esposa de Rowan tratando de escapar del auto mientras gritaba: “Me ha echado gasolina”. El personal de emergencias llegó a la escena, y la esposa de Rowan fue transportada a un hospital cercano, pero finalmente falleció.

Scott Morrison, el primer ministro de Australia, emitió una declaración sobre la situación diciendo: “Mi corazón está con las familias y la comunidad que atraviesan este momento trágico y con los socorristas que enfrentan lo que sería una escena devastadora”.

 

Un trágico hecho ha consternado a toda Australia, el ex jugador de rugby Rowan Baxter asesinó a su esposa y a sus tres hijos. El australiano de 42 años plasmó su vida en redes sociales como un padre amoroso, antes de matar a su familia en un acto de insensibilidad y cobardía.

Según el informe de las autoridades, Rowan roció gasolina sobre su esposa y sus tres hijos antes de prenderles fuego en un automóvil. Los pequeños tenían 6, 4 y 3 años respectivamente. 

Los niños murieron en el SUV Kia blanco en Camp Hill, en el sureste de Brisbane, Australia alrededor de las 8:20 de la mañana del miércoles 19 de febrero, mientras que Baxter se apuñaló en el estómago afuera del auto.

Los testigos dicen que vieron a la esposa de Rowan tratando de escapar del auto mientras gritaba: “Me ha echado gasolina”. El personal de emergencias llegó a la escena, y la esposa de Rowan fue transportada a un hospital cercano, pero finalmente falleció.

Scott Morrison, el primer ministro de Australia, emitió una declaración sobre la situación diciendo: “Mi corazón está con las familias y la comunidad que atraviesan este momento trágico y con los socorristas que enfrentan lo que sería una escena devastadora”.