Cargando...
Cargando...
Cargando...

20/06/2022 - 10:51

Internacional

Francia Márquez lleva a los "nadies de la tierra" hasta la Vicepresidencia de Colombia

La abogada y activista se ha convertido en un fenómeno político y un símbolo de las comunidades tradicionalmente marginadas.

Cargando...
Colombia

"Después de 214 años logramos un gobierno del pueblo, el gobierno de la gente de manos callosas, el gobierno de la gente de a pie, el gobierno de los nadies y las nadies de Colombia". Así fue el primer discurso de Francia Márquez, ante una multitud, en Bogotá, tras ganar la vicepresidencia de Colombia. "Vamos por la paz, sin miedo, con alegría. Vamos por los derechos de nuestra madre tierra, de la casa grande (....) vamos juntos a erradicar el racismo estructural", continuó.

Vestida con trajes coloridos y su facilidad de oratoria, Márquez ha cautivado a parte del electorado, especialmente al joven, con su promesa de hacer de Colombia un país para “vivir sabroso”.

“Vamos hermanos y hermanas a reconciliar esta nación; vamos por la paz de manera decidida, sin miedo, con amor y alegría; vamos por la dignidad, por la justicia social; vamos las mujeres a erradicar el patriarcado de nuestro país; vamos por los derechos de la comunidad diversa LGBTIQ+; vamos por los derechos de nuestra madre tierra, de la casa grande, a cuidar nuestra casa grande, a cuidar la biodiversidad, y vamos juntos a erradicar el racismo estructural”, expresó, según reporta la agencia EFE..

Fue un largo camino. Márquez nació en una región de mineros de oro en Colombia y aprendió a buscarlo en las entrañas de la tierra. Trabajó de interna en Cali, a hora y media de su Suárez natal, después del nacimiento de su primer hijo, al que dio a luz en su casa ayudada por su madre, que era partera. Con 11 hermanos, en un hogar con necesidades, soltera y con 16 años, debía buscar mayores ingresos para mantener a su niño y marchó a la ciudad, según detalla el portal elmundo.es.

"Me tocó soportar bastantes humillaciones, era como si me consideraran su esclava", escribió en Twitter. Más adelante tuvo otro hijo y regresó al pueblo, de unos 35.000 habitantes, y enclavado en las montañas del departamento del Cauca. Con el tiempo lideró una batalla de sus paisanos contra mineros foráneos que pretendían extraer el oro con los bulldozer que arrasan con todo, en lugar de emplear las técnicas artesanales, menos dañinas para la naturaleza.

También encabezó con éxito varias luchas para que el gobierno de Juan Manuel Santos revirtiera títulos mineros entregados a multinacionales, lo que supondría un perjuicio para los habitantes de la localidad, que se veían obligados a marchar a otros lugares. Especial atención mereció la "marcha de los turbantes", una caminata de seiscientos kilómetros de mujeres, desde Cauca a Bogotá, para promover sus luchas.

Conseguir que unos y otros abandonaran sus pretensiones, le hizo merecedora, por ejemplo, del Premio Goldman, que distingue a los ambientalistas más destacados. Con el premio, pudo comprarse una casa. El año pasado logró cumplir otro de sus sueños: terminar Derecho, título que une al de técnico agropecuario que había obtenido años atrás.

Cargando...

Activista de causas ambientales y de derechos humanos desde adolescente, con vocación política y un liderazgo natural, dirigió el Consejo Comunitario de La Toma, el corregimiento de Suárez donde nació y en 2014 participó en los diálogos de paz de La Habana como víctima del conflicto armado.

En 2018 aspiró, sin éxito, a ocupar el escaño de la circunscripción especial de afrodescendientes en el Congreso. En 2020, fue elegida miembro del Consejo Nacional de paz y convivencia, que presidiría al año siguiente, y también en 2021 dio el paso que le pondría en el primer plano nacional. Inscribió su nombre en las primarias presidenciales del Pacto Histórico, con el movimiento "Soy porque somos", respaldada por el socialista Polo Democrático. 

En sus mítines se presentaba como representante de los "nadies", inspirada en el poema del uruguayo Eduardo Galeano, y hacía énfasis en su origen pobre y en ser la primera mujer de su condición social y raza que podía llegar a Casa Nariño frente al poder de los privilegiados.

Puesto que todas las encuestas pronosticaban que Gustavo Petro barrería en las primarias del Pacto Histórico y sería el candidato presidencial, el interés se centraba en quién ocuparía el segundo lugar. Márquez enseguida comenzó a atraer las miradas, una mujer que encandilaba a su audiencia con un discurso que, además, por primera vez mencionaba a "todos, todas y todes", para remarcar su carácter inclusivo.

Cargando...

Poco a poco fue ganando fuerza hasta terminar muy detrás de Petro pero con 800.000 votos, cifra que la catapultó a la candidatura a la vicepresidencia. Y advirtió que no piensa ser una figura decorativa ni convidada de piedra del gobierno.

Cargando...
Comentarios
Cargando...
Cargando...