EN VIVO

Espectáculos

Keanu Reeves y las tragedias que esconden sus acciones solidarias

Red Uno Bolivia.- Keanu Reeves de 54 años, reconocido actor de varias películas, una de ellas la saga  Matrix, ha despertado el interés del público por su vida privada, aunque siempre ha intentado permanecer con un perfil bajo, debido a que su historia no tiene nada que ver con los personajes victoriosos que generalmente interpreta.

Sí, es una estrella de Hollywood y conocido mundialmente por ser de los actores mejor pagados de la industria cinematográfica, pero también es la personificación del antidivo y un hombre comprometido que de manera modesta, ha destinado gran parte de su fortuna a ayudar en causas sociales como la investigación y la lucha contra el cáncer.

El dinero no significa nada para mí. Podría vivir los próximos siglos con lo que ya he ganado. Mi idea de la felicidad está relacionada con acostarme en la cama con la persona que amo, compartir una cena con amigos o ir en moto. No tiene nada que ver con un saldo bancario de varios dígitos”, dijo en una entrevista que refleja la esencia de su verdadera vida.

Su infancia la marcó el alcoholismo de su padre que terminó por abandonar a la familia conformada por él, su madre y su hermana Kim, dos años más joven que él. Aunque nació en Beirut tiene nacionalidad canadiense,  país que le acogió cuando su madre decidió mudarse con sus hijos a otro lugar en el que buscar un nuevo futuro después de haber tenido que trabajar como stripper para sacar adelante a sus dos hijos.

También te puede interesar: “Chavo” Salvatierra lanzará su fundación apoyando a la nutrición

La pérdida de seres queridos y el cáncer son dos conceptos que aparecen reiteradamente en su biografía. Reeves vivió la enfermedad de su hermana pequeña, que sufrió una leucemia que logró superar tras meses de tratamiento. Cuando empezó en la industria del cine, después de renunciar a su pasión por el hockey por una grave lesión, conoció a River Phoenix, compañero de rodaje en Mi Idaho privado y desde ese momento uno de sus amigos más cercanos. Una sobredosis de speedball mezcla de cocaína y heroína acabó con la vida de Phoenix en una acera próxima a un bar propiedad de Johnny Deep, un hecho que devastó a Reeves y que le ha perseguido durante años.

Sin embargo la desgracia volvió a tocar su puerta, nuevamente con su hermana, pues la leucemia volvió a aparecer y Keanu Reeves paralizó todos sus compromisos para estar con ella en esta etapa: “Ella es lo más importante para mí. Cuando te enfrentas a una situación como esta con un ser querido, todo se pone en perspectiva”, dijo sobre esta época de su vida.

En la suma de todos estos acontecimientos tiene su base la labor altruista del actor que lleva años apoyando de forma anónima iniciativas: Acciones solidarias, como una fundación que creó para ayudar en la investigación contra el cáncer y que también financia hospitales para niños enfermos. Sus donaciones se estiman en millones de dólares, pero su nombre no figura en ellas porque Reeves, opta por desaparecer  temporadas de la luz de los focos.

Lo dijo alto y claro en una entrevista en 2017: “Cada día sobrellevo mejor eso de cumplir años. Soy de esos que, sabiendo que el final está cada vez más cerca, empieza a enumerar las cosas que tiene que hacer antes de morir”.