Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

60.08

|

real

4.16

x

EN VIVO

06/12/2019 - 17:30

Tendencias

Amigas por 78 años se mudan juntas a un asilo

Una historia que nos demuestra que hay amistades que duran toda una vida

Gran Bretaña

Kathleen Saville y Olive Woodward, dos abuelas de 89 años, se hicieron amigas en 1941 cuando ambas tenían 11 años. Han pasado casi 80 años y siguen juntas. Quizás más cerca que nunca. Es que resulta tan tierno contar que este par británico, que se unió un día por allá, por los años 40 para jugar, sigue siendo el dúo dinámico, pero esta vez en el geriátrico en el que viven.

Saville le contó a BBC que la clave de la amistad es que nunca se pelearon. “Supimos que íbamos a ser amigas por siempre desde que nos conocimos. Ella significa mucho para mí. Si Olive se va antes, va a volver para buscarme, vamos a ser amigas en el cielo”, agregó la mujer.

Desde la primera vez que se conocieron en Mansfield, al sur de Sheffield, nunca vivieron a más de 10 minutos de distancia. Kathleen fue la primera en instalarse en el geriátrico Berry Hill Park, y como su amiga la extrañaba mucho, decidió mudarse con ella hace poco más de un mes.

Felices de estar juntas todo el día y todo el tiempo, son el alma del hogar. La directora del asilo, Sally Tebbett, contó: “Nunca paran de charlar y reír. Es muy tierno, genuinamente se aman y se puede notar”.

Sus consejos para quienes quieran tener una amistad muy duradera es visitar a tu amiga, no esperar que la otra te busque.

Kathleen Saville y Olive Woodward, dos abuelas de 89 años, se hicieron amigas en 1941 cuando ambas tenían 11 años. Han pasado casi 80 años y siguen juntas. Quizás más cerca que nunca. Es que resulta tan tierno contar que este par británico, que se unió un día por allá, por los años 40 para jugar, sigue siendo el dúo dinámico, pero esta vez en el geriátrico en el que viven.

Saville le contó a BBC que la clave de la amistad es que nunca se pelearon. “Supimos que íbamos a ser amigas por siempre desde que nos conocimos. Ella significa mucho para mí. Si Olive se va antes, va a volver para buscarme, vamos a ser amigas en el cielo”, agregó la mujer.

Desde la primera vez que se conocieron en Mansfield, al sur de Sheffield, nunca vivieron a más de 10 minutos de distancia. Kathleen fue la primera en instalarse en el geriátrico Berry Hill Park, y como su amiga la extrañaba mucho, decidió mudarse con ella hace poco más de un mes.

Felices de estar juntas todo el día y todo el tiempo, son el alma del hogar. La directora del asilo, Sally Tebbett, contó: “Nunca paran de charlar y reír. Es muy tierno, genuinamente se aman y se puede notar”.

Sus consejos para quienes quieran tener una amistad muy duradera es visitar a tu amiga, no esperar que la otra te busque.