Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

59.72

|

real

4.19

x

EN VIVO

09/11/2019 - 01:43

Policial

Comandante de la Policía minimiza amotinamiento de los efectivos policiales

El comandante policial aseguró que, a excepción de Cochabamba, "en el resto del país no se registró ningún motín policial".

La Paz, Bolivia

El comandante nacional de la Policía Bolivia, Yuri Calderón, aseguró este viernes que no se registró ningún motín policial en el país, a excepción de Cochabamba que tenía su propia demanda de cambio del comandante departamental Raúl Grandy.

"No podemos hablar de motín policial, pero sí hubo un malestar en la guarnición policial de Cochabamba, toda vez que se había pedido el relevo del comandante departamental desde hace bastante tiempo, por algunas acciones fallidas que quizás no fueron evaluadas en su momento. Ahora, se ha tomado la decisión de relevar al comandante departamental de Cochabamba toda vez que ha presentado un informe médico en el cual tendría que ser sometido a una cirugía de inmediato", manifestó.

Señaló que se envió al nuevo comandante departamental de Cochabamba, al coronel Jaime Zurita, para encargarse del Comando y que el servicio policial retome nuevamente su cauce. Dijo que el resto del país está con normalidad", antes de ingresar a la Casa Grande del Pueblo para reunirse con el presidente Evo Morales.

 

En el caso de Chuquisaca, Calderón afirmó que los efectivos están acuartelados, “pero no hay ningún amotinamiento”, puesto que los uniformados temen que se repita la toma del cuartel como sucedió en 2017 cuando se registraron los hechos de la Calancha.

En el caso de Potosí, sostuvo que "la situación está tranquila y los efectivos han cumplido su horario de servicio". Indicó que el personal que estaba de descanso se ha retirado y Potosí refleja tranquilidad.

"En Oruro se está trabajando, atendiendo algunas marchas esporádicas que se han producido en el día, pero el informe del comandante de Oruro, es de absoluta normalidad. En Tarija, de igual manera, los policías están acuartelados atentos a lo que el comandante departamental le va a transmitir", agregó.

 

 

 

Programación
problemas y soluciones

00:30

Problemas y soluciones

notivisión

02:00

Notivisión

Cocineros Bolivianos

03:00

Cocineros bolivianos

mujeres rompiendo el silencio

05:00

Mujeres rompiendo el silencio

el mañanero

06:00

El mañanero

La Familia Ingalls

09:00

La familia ingalls

El comandante nacional de la Policía Bolivia, Yuri Calderón, aseguró este viernes que no se registró ningún motín policial en el país, a excepción de Cochabamba que tenía su propia demanda de cambio del comandante departamental Raúl Grandy.

"No podemos hablar de motín policial, pero sí hubo un malestar en la guarnición policial de Cochabamba, toda vez que se había pedido el relevo del comandante departamental desde hace bastante tiempo, por algunas acciones fallidas que quizás no fueron evaluadas en su momento. Ahora, se ha tomado la decisión de relevar al comandante departamental de Cochabamba toda vez que ha presentado un informe médico en el cual tendría que ser sometido a una cirugía de inmediato", manifestó.

Señaló que se envió al nuevo comandante departamental de Cochabamba, al coronel Jaime Zurita, para encargarse del Comando y que el servicio policial retome nuevamente su cauce. Dijo que el resto del país está con normalidad", antes de ingresar a la Casa Grande del Pueblo para reunirse con el presidente Evo Morales.

 

En el caso de Chuquisaca, Calderón afirmó que los efectivos están acuartelados, “pero no hay ningún amotinamiento”, puesto que los uniformados temen que se repita la toma del cuartel como sucedió en 2017 cuando se registraron los hechos de la Calancha.

En el caso de Potosí, sostuvo que "la situación está tranquila y los efectivos han cumplido su horario de servicio". Indicó que el personal que estaba de descanso se ha retirado y Potosí refleja tranquilidad.

"En Oruro se está trabajando, atendiendo algunas marchas esporádicas que se han producido en el día, pero el informe del comandante de Oruro, es de absoluta normalidad. En Tarija, de igual manera, los policías están acuartelados atentos a lo que el comandante departamental le va a transmitir", agregó.