Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

64.89

|

real

5.32

x

EN VIVO

25/03/2020 - 16:39

Internacionales

Italia: enfermera se suicida por coronavirus y conmueve a toda la población

Daniela Trezzi  es el nombre de la enfermera de 34 años, que trabajaba en terapia intensiva del hospital de Monza, templo del dolor y la angustia de los enfermos más graves por el coronavirus.

Los miles de trabajadores de la Unión Sindical de Base (USB) hicieron huelga este miércoles para obligar a cerrar más fábricas cuyo funcionamiento hace peligrar la salud pública. 

Daniela no se enteró de esto, porque hace algunos días la encontraron ahorcada en el mismo hospital. No daba más, la situación la había desquiciado y sumergido en un completo estrés. 

A todo esto la joven enfermera había quedado contagiada por el virus y temía haber contagiado a otros. Agotada por el trabajo, las funestas muertes y el sufrimiento a su alrededor, la llevaron a quitarse la vida.

Demasiado alto el precio que estamos pagando. Ya hubo otros suicidios. No la olvidaremos nunca”, dicen sus compañeros, mientras miran la única foto que quedó de Daniela en el hospital. 

Daniela, ha sido elevada a símbolo del sacrificio y la solidaridad, porque vivía obsesivamente para salvar a los pacientes, eleva al martirio la muerte o el contagio de casi 5.700 médicos y personal sanitario en los hospitales donde se combate en primera línea el coronavirus.

Hasta el momento son 29 los médicos que han perdido la vida. Los dos últimos son Rosario Lupo, de Bérgamo y Giuseppe Fasoli, médico jubilado que se había presentado de voluntario en Brescia, donde la necesidad de profesionales es desesperante.

 Los hospitales de primera línea en la lucha contra el coronavirus son escenarios de luchas  heroicas, pero también de focos de nuevos brotes del Covid-19. "Sin duda alguna algo no funciona”, dijo el profesor Massimo Galli, profesional de enfermedades infecciosas del hospital Sacco de Milán, uno de los expertos más escuchados.

El virus se infiltró en la zona y los que fueron por problemas pulmonares al nosocomio infectaron a todos, médicos, enfermeros y a los otros pacientes. La tensión es el diario vivir de los profesionales de la salud, lo que los llevar a desgastarse tanto y algunos terminan tomando la más triste decisión.

Comentarios

Daniela Trezzi  es el nombre de la enfermera de 34 años, que trabajaba en terapia intensiva del hospital de Monza, templo del dolor y la angustia de los enfermos más graves por el coronavirus.

Los miles de trabajadores de la Unión Sindical de Base (USB) hicieron huelga este miércoles para obligar a cerrar más fábricas cuyo funcionamiento hace peligrar la salud pública. 

Daniela no se enteró de esto, porque hace algunos días la encontraron ahorcada en el mismo hospital. No daba más, la situación la había desquiciado y sumergido en un completo estrés. 

A todo esto la joven enfermera había quedado contagiada por el virus y temía haber contagiado a otros. Agotada por el trabajo, las funestas muertes y el sufrimiento a su alrededor, la llevaron a quitarse la vida.

Demasiado alto el precio que estamos pagando. Ya hubo otros suicidios. No la olvidaremos nunca”, dicen sus compañeros, mientras miran la única foto que quedó de Daniela en el hospital. 

Daniela, ha sido elevada a símbolo del sacrificio y la solidaridad, porque vivía obsesivamente para salvar a los pacientes, eleva al martirio la muerte o el contagio de casi 5.700 médicos y personal sanitario en los hospitales donde se combate en primera línea el coronavirus.

Hasta el momento son 29 los médicos que han perdido la vida. Los dos últimos son Rosario Lupo, de Bérgamo y Giuseppe Fasoli, médico jubilado que se había presentado de voluntario en Brescia, donde la necesidad de profesionales es desesperante.

 Los hospitales de primera línea en la lucha contra el coronavirus son escenarios de luchas  heroicas, pero también de focos de nuevos brotes del Covid-19. "Sin duda alguna algo no funciona”, dijo el profesor Massimo Galli, profesional de enfermedades infecciosas del hospital Sacco de Milán, uno de los expertos más escuchados.

El virus se infiltró en la zona y los que fueron por problemas pulmonares al nosocomio infectaron a todos, médicos, enfermeros y a los otros pacientes. La tensión es el diario vivir de los profesionales de la salud, lo que los llevar a desgastarse tanto y algunos terminan tomando la más triste decisión.