EN VIVO

11/10/2019 - 10:48

Tendencias

Mujer abusa sexualmente de una niña de 12 que conoció en Internet

La convenció de hacer un viaje con ella y la alejó casi dos mil kilómetros de su casa.

Una criminal uso las redes sociales para abusar de una adolescente, se trata de una estadounidense de 23 años, quien ha sido acusada de secuestrar y agredir sexualmente a una niña de 12, a la que conoció a través de una aplicación de mensajería y luego condujo por cientos de kilómetros de un estado a otro para abusar de ella.

Katrina Marie Aliff fue arrestada por agentes del FBI el pasado 8 de septiembre en su apartamento de Greenville (Carolina del Sur, EE.UU.), en momentos en que vestía solo una camiseta corta y la menor yacía desnuda en su cama, informa el diario local The State.

Aliff y la pequeña se conocieron en marzo pasado en Amino, un programa para interactuar con personas con intereses similares, chatear y compartir información. Posteriormente intercambiaron mensajes mediante otras aplicaciones similares, como Discord, y a finales de abril iniciaron "una relación más intima", según se precisa en partes de la demanda judicial que han sido difundidos por el portal Heavy.

A principios del mes pasado, el padre de la niña descubrió las conversaciones que ambas sostenían y le confiscó a su hija el móvil, pero la disímil pareja mantuvo el contacto a través de una tableta y días después la joven le propuso a la chiquilla emprender un viaje juntas.

Aliff recogió a la menor en la madrugada del 7 de septiembre, cerca de su casa en South Saint Paul, en el nórdico estado de Minnesota, y la llevó hasta su morada en Carolina del Sur, a más de 1.600 kilómetros, al sureste del país. De camino a ese lugar, se esforzó en destruir su propio teléfono para evitar que la Policía la rastreara.

Lo sumergió en una taza de café, lo acuchilló varias veces y lo introdujo de nuevo en la bebida hasta lograr su objetivo, detallan los documentos de la corte.

Juntas llegaron a la vivienda de la acusada al día siguiente, en donde al parecer ingirieron alcohol, tomaron un baño juntas y sostuvieron relaciones sexuales. En la tarde de ese mismo día, las autoridades se presentaron en el lugar y procedieron al arresto de la implicada. Fue acusada de abuso sexual agravado y traslado de un menor para la realización de actos criminales e ilícitos.

El 10 de septiembre tuvo lugar la primera audiencia, en la que se ordenó praticarle a Aliff una evaluación de salud mental. Este 8 de octubre, los fiscales presentaron una acusación formal. La mujer permanece detenida en el Centro Correccional Metropolitano de Manhattan (Nueva York), donde espera ser juzgada.

Una criminal uso las redes sociales para abusar de una adolescente, se trata de una estadounidense de 23 años, quien ha sido acusada de secuestrar y agredir sexualmente a una niña de 12, a la que conoció a través de una aplicación de mensajería y luego condujo por cientos de kilómetros de un estado a otro para abusar de ella.

Katrina Marie Aliff fue arrestada por agentes del FBI el pasado 8 de septiembre en su apartamento de Greenville (Carolina del Sur, EE.UU.), en momentos en que vestía solo una camiseta corta y la menor yacía desnuda en su cama, informa el diario local The State.

Aliff y la pequeña se conocieron en marzo pasado en Amino, un programa para interactuar con personas con intereses similares, chatear y compartir información. Posteriormente intercambiaron mensajes mediante otras aplicaciones similares, como Discord, y a finales de abril iniciaron "una relación más intima", según se precisa en partes de la demanda judicial que han sido difundidos por el portal Heavy.

A principios del mes pasado, el padre de la niña descubrió las conversaciones que ambas sostenían y le confiscó a su hija el móvil, pero la disímil pareja mantuvo el contacto a través de una tableta y días después la joven le propuso a la chiquilla emprender un viaje juntas.

Aliff recogió a la menor en la madrugada del 7 de septiembre, cerca de su casa en South Saint Paul, en el nórdico estado de Minnesota, y la llevó hasta su morada en Carolina del Sur, a más de 1.600 kilómetros, al sureste del país. De camino a ese lugar, se esforzó en destruir su propio teléfono para evitar que la Policía la rastreara.

Lo sumergió en una taza de café, lo acuchilló varias veces y lo introdujo de nuevo en la bebida hasta lograr su objetivo, detallan los documentos de la corte.

Juntas llegaron a la vivienda de la acusada al día siguiente, en donde al parecer ingirieron alcohol, tomaron un baño juntas y sostuvieron relaciones sexuales. En la tarde de ese mismo día, las autoridades se presentaron en el lugar y procedieron al arresto de la implicada. Fue acusada de abuso sexual agravado y traslado de un menor para la realización de actos criminales e ilícitos.

El 10 de septiembre tuvo lugar la primera audiencia, en la que se ordenó praticarle a Aliff una evaluación de salud mental. Este 8 de octubre, los fiscales presentaron una acusación formal. La mujer permanece detenida en el Centro Correccional Metropolitano de Manhattan (Nueva York), donde espera ser juzgada.