Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

61.72

|

real

4.36

x

EN VIVO

28/01/2020 - 15:07

Tendencias

Operan a una mujer que tenía un vibrador funcionando en su vejiga

EEUU

Sucedió en Arizona en los primeros días de este mes. Una mujer llegó al hospital con un mini vibrador en su vejiga. El aparato aún estaba en funcionamiento, generándole un gran malestar que no era capaz de evitar. «Cada vez que se disparaba era como si todo mi abdomen estuviera vibrando», explicó ella manteniendo el anonimato.

Accidentalmente, mientras usaba el dispositivo con su pareja, este se introdujo sin que pudieran hacer nada. «La primera reacción fue de pánico porque acababa de perder algo dentro de mí que todavía estaba sonando ... todavía vibraba», dijo a la citada publicación.

 A la vista de la gravedad optaron por dirigirse a un centro hospitalario en donde tras someterla a un examen pélvico los doctores no lograron encontrarlo en la vagina. Procedieron entonces a hacer una radiografía y ahí vieron lo lejos que había llegado el juego erótico.

Se optó por la intervención quirúrgica y todo se solucionó favorablemente. La mujer indicó que baraja la posibilidad de demandar a los fabricantes. También dijo que probablemente dejará de usar juguetes eróticos en sus relaciones sexuales.

Comentarios

Sucedió en Arizona en los primeros días de este mes. Una mujer llegó al hospital con un mini vibrador en su vejiga. El aparato aún estaba en funcionamiento, generándole un gran malestar que no era capaz de evitar. «Cada vez que se disparaba era como si todo mi abdomen estuviera vibrando», explicó ella manteniendo el anonimato.

Accidentalmente, mientras usaba el dispositivo con su pareja, este se introdujo sin que pudieran hacer nada. «La primera reacción fue de pánico porque acababa de perder algo dentro de mí que todavía estaba sonando ... todavía vibraba», dijo a la citada publicación.

 A la vista de la gravedad optaron por dirigirse a un centro hospitalario en donde tras someterla a un examen pélvico los doctores no lograron encontrarlo en la vagina. Procedieron entonces a hacer una radiografía y ahí vieron lo lejos que había llegado el juego erótico.

Se optó por la intervención quirúrgica y todo se solucionó favorablemente. La mujer indicó que baraja la posibilidad de demandar a los fabricantes. También dijo que probablemente dejará de usar juguetes eróticos en sus relaciones sexuales.