Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

56.57

|

real

4.16

x

EN VIVO

12/06/2019 - 14:58

La mató para no pagar pensión

Policía planificó el feminicidio e intentó culpar a un ex de su víctima

Quería inculpar a la expareja de su víctima para tener una coartada

Santa Cruz, Bolivia

Parte del cuerpo en descomposición de Rigoberta Barrios de 39 años quien fue víctima de feminicidio por parte de su pareja, el policía Rubén Márquez Bautista, por el no pago de pensiones, es velado en el barrio Josue 2 de la Pampa de la Isla. Sus familiares y amigos la recuerdan como una mujer trabajadora y alegre por lo que piden justicia por este crimen.

Mientras tanto los responsables fueron presentados por la Fuerza Especial de la Lucha Contra el Crimen, cuyo director,  Jhonny Aguilera reveló los elementos que involucran a los dos efectivos de la Policía, identificados como Rubén Márquez y Rubén Arubito Chiri, como los principales responsables de la muerte de Rigoberta.

Según Aguilera la causa de la muerte habría sido por asfixia y fue cometida, presumiblemente, el 18 de mayo. Así mismo, presentaron el minibús en el que trasladaron el cuerpo sin vida al barrio Guaracachi, donde con mucha crueldad cortaron los brazos de la mujer para ingresar en su totalidad el cuerpo a un turril para posteriormente echar un bloque de cemento.

Nuevas revelaciones apuntan a que el principal sospechoso incluso intentó inculpar a la expareja de la víctima a través de unos mensajes de texto que envió con anterioridad, para crearse una coartada, con la que pretendía librarse de la responsabilidad por la desaparición de su expareja y madre de su hija de once meses de nacida.

Parte del cuerpo en descomposición de Rigoberta Barrios de 39 años quien fue víctima de feminicidio por parte de su pareja, el policía Rubén Márquez Bautista, por el no pago de pensiones, es velado en el barrio Josue 2 de la Pampa de la Isla. Sus familiares y amigos la recuerdan como una mujer trabajadora y alegre por lo que piden justicia por este crimen.

Mientras tanto los responsables fueron presentados por la Fuerza Especial de la Lucha Contra el Crimen, cuyo director,  Jhonny Aguilera reveló los elementos que involucran a los dos efectivos de la Policía, identificados como Rubén Márquez y Rubén Arubito Chiri, como los principales responsables de la muerte de Rigoberta.

Según Aguilera la causa de la muerte habría sido por asfixia y fue cometida, presumiblemente, el 18 de mayo. Así mismo, presentaron el minibús en el que trasladaron el cuerpo sin vida al barrio Guaracachi, donde con mucha crueldad cortaron los brazos de la mujer para ingresar en su totalidad el cuerpo a un turril para posteriormente echar un bloque de cemento.

Nuevas revelaciones apuntan a que el principal sospechoso incluso intentó inculpar a la expareja de la víctima a través de unos mensajes de texto que envió con anterioridad, para crearse una coartada, con la que pretendía librarse de la responsabilidad por la desaparición de su expareja y madre de su hija de once meses de nacida.